Ir a Menú

Ir a Contenido

Piden ayuda al Gobernador

Extraña enfermedad en niños de Nogales; se les caen pedazos de piel

- Vecinos de la comunidad Campanario, sufren además discriminación por su padecimiento - Alejandro, Manuel y Clarisa sufren de callosidad gruesa y escamas, otras personas con menos gravedad

Miryam Rodríguez Hernández Nogales, Ver. 20/11/2007

alcalorpolitico.com

12 niños de la Comunidad “Campanario”, del municipio de Nogales, padecen una extraña enfermedad que afecta su calidad de vida, desde que nacen hasta su edad adulta. Piden ayuda al Secretario de Salud en el Estado, Manuel Lila de Arce e inclusive al mismo gobernador Fidel Herrera Beltrán para poder recibir un tratamiento digno que los cure.

Historias como la de Alejandro, Manuel y Clarisa son muy similares, son niños que nacen con una alteración en su piel que al paso de los años, se convierte en una enfermedad que llega a truncar sus aspiraciones y sueños, debido a que son relegados por las demás personas de la sociedad.

Al respecto el agente municipal de este lugar, Roberto Antonio Pérez, indicó que al menos en esta comunidad hay un promedio de 12 menores que presentan esta enfermedad y explicó que “desde que nacen tienen esto. Cuando nacen traen una telita muy rara, luego sus ojos los traen como rojos abiertos, ya después como que se les empieza a engrosar su pielecita. Sale y se les cae, como que cambian de piel”.

La piel de estos niños tiene una especie de escamas en la mayoría del cuerpo, además de que en algunas zonas se les hace algo parecido a una callosidad gruesa, que en tiempo de calor aumenta y con el simple roce se les caen la piel a pedazos por ende sangran.

Los padres de los menores comentan que en el centro de salud, solo les dan unas pastillas para la comezón y una pomada; medicamentos que no les curan en nada su enfermedad, “eso de que los vea un especialista pues no, porque no hay dinero. Yo hace tiempo a Guadalajara llevé con un doctor a mi niña, pero no le encuentran que es, pero la verdad es que pedimos que el Gobernador nos envié a un doctor para que vea a nuestros niños que están malitos, a lo mejor es eso que dicen que genético”.

Y es que manifestaron que algunas personas de la ciudad que han visto a sus niños, les dijeron que podía tratarse de un padecimiento de tipo genético, pero en conclusión ellos no saben cuál es la raíz de este mal.

Otro caso es el de una nena de tan sólo 7 meses, que también nació con esta enfermedad. Su abuelo comentó que después de que su madre dio a luz, le extremaron cuidados pero el mal persiste, en algunas temporadas (época de calor) es que con la presencia de estas “escamas” aumenta, “cuando nació ya tenía esto en la pielecita, a veces cuando se enferma se le pone más, cuando está sanita es como la ven ahorita”.

Otros padres de los niños dijeron que buscaron ya, la ayuda en el presidente municipal de Nogales Marcelo Aguilar López, pero éste no hizo nada.

De igual forma exigen que sus hijos sean atendidos, pues consideran que esta situación es un insulto a la salud de ellos, por ello es que solicitan al Secretario de Salud en la entidad, Manuel Lila e inclusive al Gobernador de Estado Fidel Herrera ser atendidos por médicos que les realicen estudios a fondo y así definir el mal que padecen, “somos pobres y no tenemos dinero para llevar a nuestros hijos con doctores que los vean. ¡Esto ya es mucho!, nadie quiere decirnos que tienen y menos cuidarlos”.

“Campanario”, es un comunidad con mil 500 habitantes, que viven de lo que siembran, otros más trabajan como albañiles ya sea en la cabecera municipal o en esta región, sin embargo doce familias de este lugar, a diario tienen que lidiar con el padecimiento de sus hijos que aunque los niños aseguran no les causa dolor, comezón sí, además que la gente de la zona urbana los rechaza.

El maestro de una de las dos escuelas que existen en “Campanario”, manifestó que los profesores enseñan a los niños que estudian ahí, que deben convivir con los menores que padecen de esta enfermedad, pero lamentó que en el nivel secundaria la situación no sea la misma.

“Hay una niña que logró terminar su secundaria, pero la verdad era relegada por los otros jóvenes de ahí, por eso es que también muchos de estos adolescentes prefieren no ir a la escuela, y fíjese si esto es en la secundaria cuanto más en la preparatoria, por eso estos niños ya no estudian y mire que hay varios que son bien inteligentes”.

El dolor que sufren los padres de estos infantes es un sentimiento que al paso de los años se convirtió en parte de su vida cotidiana, pero cuando es mayor al ver a sus hijos con este padecimiento, es que levantan la voz y exigen un trato médico digno y eficiente para sus menores.
  • Chef y nutriólogo a la puerta de tu casa
  • Caserío del Lago
  • Escuela Cervantes
  • Zapatillas Castle Shine
  • El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

    Obtener Adobe Flash Player