Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Vía Correo Electrónico

Opina sobre los detenidos el 1 de diciembre en la toma de posesión de Enrique Peña Nieto

Antes de aplicar las leyes, el Estado debe ofrecer educación de calidad y empleo, critica

07/12/2012

alcalorpolitico.com

Señor Director de alcalorpolitico.com.

Estimado don Joaquín Rosas Garcés, quisiera tomarme la oportunidad si usted así me lo permite, para exponer mi humilde punto de vista sobre los acontecimientos acaecidos (sic) el día primero de diciembre con motivo de la toma de protesta del licenciado Enrique Peña Nieto.

Si bien no estoy de acuerdo en la manera que se realizaron las protestas, claramente entiendo la razón por la que han tenido lugar de esa forma.

Las personas detenidas a lo largo del país, muchos de ellos jóvenes, simplemente son la voz de algo mucho más grande que subyace en el alma nuestro país, de algo que se ha gestado a largo de muchas décadas y que la historia se ha encargado de evidenciar como producto, en gran medida, de sistemas políticos del pasado.

Estas personas y jóvenes son simplemente la voz que proviene de un estómago vacío, de la preocupación por las noches de no saber de dónde saldrá el dinero para enfrentar los gastos del día siguiente, de la angustia del estudiante ante la incertidumbre laboral, del desempleado que lleva meses sin poder llevar lo necesario a casa… En suma, no son los detenidos a quienes se les debe llamar “culpables” de los disturbios, sino a la desigualdad, la falta de oportunidades, el hambre, el desempleo, etcétera, y a quienes han propiciado todo esto, pues han minado la paciencia y esperanza de una parte importante de los mexicanos, mantenerlos en prisión es simplemente castigarlos dos veces.

Estos hombres y mujeres (mexicanos todos ellos) podrán ser detenidos y castigados para que nunca más vuelvan a protestar de esa manera, para que nunca más atenten contra la “seguridad y estabilidad del Estado”, pero mientras las cosas sigan igual, seguramente vendrán otros, con otra cara, con otro tono de voz, pero con las mismas palabras.

Entiendo a quienes opinan que es hora de aplicarles el derecho (“dura lex sed lex”), sólo les recuerdo que la educación de calidad, el empleo digno y bien remunerado, la vivienda digna y decorosa, la igualdad de oportunidades, etcétera, también están en nuestra Carta Magna como Derechos Fundamentales, primero habría que aplicarles este derecho; nadie tendría que exigir por la fuerza lo que le corresponde por justicia y por derecho.

Sobre las normas jurídicas está el bien superior de la Justicia, si queremos un mejor país, debemos buscar construir un país más justo, este es el reto no sólo del nuevo Gobierno sino de todos los mexicanos, tiempos de sumarnos y hacer lo que nos toca, desde exigir un Gobierno transparente e incluyente, hasta fomentar en nuestras familias con el ejemplo, la unidad, honestidad, solidaridad, el respeto a la vida y dignidad humana, la paz, etcétera.

En suma, la convivencia sana y armónica de todos los mexicanos a partir del diálogo cotidiano entre todos, en todos los espacios públicos y privados; aprender a entendernos, a ser empáticos con los problemas del otro; construir un diálogo serio, respetuoso e incluyente, que nos permita cada día ir sumando en la cohesión social.

Nombre (…)

Dirección (…)

Teléfono (…)

(Por seguridad suplico a usted omita mis datos de domicilio y teléfono).
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano