Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Pacto firmado por partidos políticos no ve por la sociedad, señala Alberto Olvera

- El Investigador UV aseveró que no podría llegar a ser una reforma de Estado
- Recordó que son una vieja tradición en el país que sólo ha servido para controlar al pueblo

Ángeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 09/12/2012

alcalorpolitico.com

“El presidente está buscando ampliar una base legislativa de apoyo de élite, no es un pacto con la sociedad demostraría entonces una voluntad de acordar con los partidos políticos. Cierto que los partidos son importantes, pero la ciudadanía dónde está, los partidos no representan a toda la ciudadanía”, señaló el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana, Alberto Olvera.

En entrevista, explicó que el “Pacto por México”, impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto deja de lado la situación de los ciudadanos y no podría llegar a ser una reforma de Estado, ya que sólo son acciones inmediatas que beneficiarán a las élites.

Expresó que este pacto puede ser necesario, útil, que adopta demandas de partidos de oposición que el mismo PRI había rechazado en años anteriores.

“Este pacto dejaría de lado las reforma democráticas que tiempo atrás se había discutido, ya que éstas son sólo acciones inmediatas. Un conjunto de políticas públicas que constituyen un programa inmediato de acción y recogen muchas demandas de los partidos de oposición que son necesarias de impulsar”.

Recordó que en el “Pacto por México” firmado por los dirigentes nacionales del PRI, PRD y PAN con el presidente Enrique Peña Nieto, todos se comprometen a transformar al país con reformas y acciones concretas.

Refirió que este pacto son sólo acuerdos que se realizarán en una agenda mínima de gobernabilidad; sin embargo, al final necesitarán ser evaluados por la sociedad.

“Los pactos son una vieja tradición en el país, que han servido para controlar; se llevaron a cabo pactos para que los obreros no pudieran demandar aumento de salarios a pesar de la inflación. El pacto te obliga a silenciar demandas y se ha convertido en una ‘camisa de fuerza’. Detrás se esconde lo que realmente está pasando. Es una cosa muy buena pero sin sentido. Ataca problemas, cierto, pero no dice cómo, pareciera que nos ‘tomaran el pelo’”, concluyó.
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano