Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Para comer dependemos del extranjero; lo que México produce alcanzaría para un día

- Debe construir el Ejército Mexicano ducto para llevar agua del sur al norte del país
- Hay tierras improductivas por sequía total y hay otras también improductivas por exceso de agua
- Para producir alimentos se necesitará aplicar la estrategia de las chinampas con materiales modernos

Ángeles González Ceballos Xalapa, Ver. 19/01/2013

alcalorpolitico.com

El Ejército Mexicano debe hacer lo mismo que hizo en el sexenio de José López Portillo y construir un ducto que vaya del sur del país hasta el norte para llevar todo el exceso de agua que en esta región se tiene para volver a aquella región productiva en materia de agricultura.

Enrique Javier Buendía Carrera, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), refirió que en aquellos años el presidente José López Portillo ordenó al Ejército Mexicano construir un ducto que fuera de Chiapas hasta Nuevo Laredo para transportar petróleo, sin embargo nunca se usó para tal fin, sirvió para transportar gas.

“Creo que es momento de regresar al Ejército a esa noble labor, construir un ducto para que todo ese exceso de agua que la naturaleza nos proporciona por medio de la evaporación del agua del océano, no se regrese al mar, sino que se regrese a los lugares que lo necesitan. Tenemos por un lado el déficit de agua en bastantes regiones de México y por otro lado tenemos la abundancia en el sur del país y no luchamos por equilibrarnos; el exceso de agua también vuelve improductiva a una amplia región en el sureste”, manifestó.

En conferencia de prensa, junto con otros investigadores de la Universidad Veracruzana, el Instituto de Geofísica y Matemáticas del Instituto Politécnico Nacional y de la Cámara de Diputados, aseveró que los humanos debemos ser más conscientes de querer a nuestro medio ambiente, de limpiar, de educarnos, pues el no hacerlo ha venido degenerando en un mal que nos creamos nosotros mismos.

“Gracias al vapor de agua, una gran porción de nuestro territorio recibe la precipitación para que pueda reproducirse la vida en diferentes formas, aquellas regiones que no fueron beneficiadas a recibir el vapor de agua como es en el norte del país, entonces hay varias zonas que son improductivas, siempre dependiendo de la cantidad de agua que tengas, estás hablando de riqueza vegetal, animal, como de seres humanos”, apuntó.

Sembrar en chinampas

Por su parte, Juan Ponce, integrante del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados, propuso crear proyectos bioesféricos para fomentar la producción en el centro y norte del país.

“No se van a poder desarrollar sistemas de producción como se conocían. Las condiciones que ya se tienen encima no son tan sencillas”, manifestó.

Sin embargo, Raymundo Giovanni Jiménez Bustos, del Instituto de Ciencias Avanzadas, recordó que un proyecto bioesférico llamado “la Guapa-Plinio”, presentado para contrarrestar la sequía en el norte del país fue propuesto y aprobado en la administración de Felipe Calderón, pero el director de la Conagua, José Luis Luege Tamargo, afirmó que mientras estuviera al frente de la dependencia, ese proyecto no se echaría a andar.

Fue ahí cuando subrayó que es necesario retomar la estrategia de los Aztecas que tuvieron durante la anterior era de hielo: producir a través de las chinampas, pero con una visión más moderna, con materiales más modernos, pero con el mismo método dadas las condiciones actuales.

“No se va a lograr superar la crisis alimentaria aprobando presupuestos para darlos a través de apoyos para aquellos productores que perdieron su producción, así no se va a resolver el problema de la producción de alimentos”, sostuvo Juan Ponce.

Propuso además usar otro tipo de forrajes, de insumos al ganado, pues ya no debe ser a través de granos, porque esos granos ahora deben destinarse al consumo humano.

Mencionó que existen otros forrajes alternativos que ahora se producen en grandes cantidades como la vaina de mezquita, mismo que se produce desde el sur de Estados Unidos hasta Brasil; hay grandes extensiones, por lo menos de más de 200 zonas que reconoce el INEGI.

Raymundo Giovanni Jiménez Bustos aseveró que las unidades de producción agropecuarias más pobres se encuentran en el sur-sureste y Veracruz es parte de éste, de tal suerte que las unidades del sector rural de Veracruz, son “unidades de subsistencia”.

Mencionó que sólo algunas unidades tienen la capacidad de producir lo que consumen y aparte vender.

“Existen los grandes ganaderos, Veracruz está exportando 25 cabezas de ganado a Dubái hay grandes extensiones, hay grandes productores, pero son los menos. A nivel nacional es el .06 por ciento de todos los productores”, detalló el economista.

Enfatizó que las hambrunas, si no nos preparamos, serán como las de la época precolombina de este país.

“Hoy no tenemos la capacidad de alimentar al pueblo mexicano, un investigador de la UV señaló que si hoy cerramos el comercio exterior de los alimentos, tenemos la capacidad para alimentarnos un día”, refirió.
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano