Ir a Menú

Ir a Contenido

Sección: Estado de Veracruz

Rellenos sanitarios no regulados, un problema grave en términos ambientales: Investigador

Municipios son responsables del manejo de residuos y no siempre tienen recursos económicos: Gerardo Bernache

Ángeles González Ceballos Xalapa, Ver. 24/10/2012

alcalorpolitico.com

La televisión y los medios masivos de comunicación son los lugares comunes donde las personas, sobre todo los niños, aprenden a consumir y a desechar la basura en donde sea y aunque en la escuela o en el hogar aprenden el manejo adecuado, el “bombardeo” de los medios genera que a la gente ya no le importe o se le olvide lo que tiene bien aprendido.

“Las empresas deberían ser responsables. La ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos menciona que las compañías productoras de mercancías son corresponsables de la gestión de esos residuos, entonces deberían facilitar que sus productos sean fácilmente reciclables”, consideró el investigador del CIESAS-Occidente, Gerardo Bernache Pérez.

Señaló que el problema de los sitios de disposición final de la basura sigue siendo el más grave en términos ambientales, ya que los municipios son los responsables del manejo de los residuos y no siempre tienen recursos económicos para atender la demanda de la recolección; así como la infraestructura de esos sitios de disposición final o rellenos sanitarios.

Entrevistado durante el 5° Encuentro Nacional de Expertos en Residuos Sólidos, definió que esos sitios de disposición final van de regulares a buenos, pero en muchos casos son malos, es decir, son tiraderos a cielo abierto.

Comentó que en muchos lugares hay vertederos controlados en ciertos aspectos y es que los sitios apropiados para la disposición final son los rellenos sanitarios que tienen una infraestructura completa para controlar la contaminación.

“Hay muchos rellenos que llevan el nombre de ‘relleno’, pero que en realidad son vertederos controlados y que no tienen un control propiamente de la culminación.

La contaminación que se da en los rellenos sanitarios o sitios de disposición final tiene que ver con la emisión de gas metano, que es un gas efecto invernadero, generado por la descomposición de la basura orgánica que en zonas urbanas o metropolitanas y tiene un gran impacto sobre la calidad del aire”, explicó.

Añadió que este gas que se libera en grandes cantidades puede generar que la mala calidad del aire contribuya a generar enfermedades, pero aclaró que para que afecte la salud de una persona, debe estar expuesta directa y constantemente.

Subrayó que los lixiviados muchas veces llevan residuos peligrosos como cromo hexavalente, plomo, arsénico, incluso cianuros que se escurren o filtran al subsuelo que finalmente contaminan las cuencas hídricas.

Por ello, lamentó que los programas de manejo de residuos sólidos no funcionen a pesar de que se destinen recursos por parte de los gobiernos; aunque también la falta de conciencia es lo que más impacta, pues la gente sabe qué es lo que tiene que hacer con sus desechos.

El especialista opinó que las multas funcionan de forma limitada y además tienen un costo político para quien las aplica porque si fueran dos personas las que estuvieran fallando se les multa y se les controla, pero si es la mayoría de la población entonces resulta difícil controlarlo y es que además no hay policías ambientales para controlar esta situación.

Subrayó la necesidad de cambiar los patrones de consumo, de separación de los residuos para cambiar el entorno.

Gerardo Bernache Pérez consideró que la enseñanza de la casa y la escuela a los estudiantes para la separación es importante, pero el consumismo que generan los medios de comunicación es lo que guía a la sociedad.

Recordó que por ley las empresas son corresponsables de la gestión de los residuos que generan sus productos para que sean reciclables.
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano