Ir a Menú

Ir a Contenido

alcalorpolitico.com


CORAZONADA
Se mostró urgido el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, al comparecer ante diputados del Congreso, de que los 23 Ayuntamientos que no tienen policía municipal, se apuren a crearla porque, afirmó, le restan 1,803 efectivos a la Policía Estatal, quitándole operatividad
 
Esa urgencia brota de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares se empeña en revivir las “policías intermunicipales” que se crearon cuando él era Secretario de Gobierno y que luego las desapareció su odiado antecesor, Javier Duarte y, aunque ahora vayan a llamarle “policía metropolitana”, en el fondo es lo mismo
 
Sería necio, empeñarse tanto en revivir las intermunicipales como en oponerse a ello, si no median razones válidas a favor o en contra y en este caso, deben considerarse los riesgos de perder no sólo operatividad sino eficacia en el combate al crimen
 
Un “policía municipal” tiene talón de Aquiles por su cercanía con los delitos y delincuentes; lo identifican, es localizable y por lo mismo, expuesto a ser presionado y no pocas veces, cooptado para que opere a favor de criminales
 
Las “intermunicipales” fueron “desaparecidas” porque estaban infiltradas, tanto los policías como los comandantes que eran “recomendados” o casi “nombrados” por los “jefes de plaza” a los que después debían servir participando en delitos o como "halcones" y así, se fueron “pudriendo” las corporaciones tanto de la policía como de Tránsito
 
Los policías estatales pueden ser rotados, camuflajeados, como los soldados y marinos que trabajan con mucho menor riesgo de identificación y, de todos modos, si la Policía Estatal atiende lo municipal, está cumpliendo con la sociedad