Ir a Menú

Ir a Contenido

Temporada de lluvias
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo Electr?nico

¿Quién convencerá a los indecisos?

Arturo Reyes Gonz?lez Xalapa, Ver. 30/03/2012

alcalorpolitico.com

Arrancaron las campañas electorales para renovar la Presidencia de la República y las Cámaras baja y alta del Congreso de la Unión, diputados y senadores, en medio de amenazas de violencia tanto interna (ataques entre partidos y candidatos) como externa, por la posible intromisión de grupos delictivos ajenos totalmente al ámbito electorero, además de una exagerada exposición a los 12 millones de spots que nos vamos a recetar quienes escuchamos radio y vemos televisión.

Así, en medio de un impresionante despliegue mediático, de brigadas en busca del voto y de todo tipo de mensajes a través de las redes sociales, algunos sectores de la sociedad estaremos a la espera –una vez más- de poder encontrar mensajes impregnados de elementos que signifiquen algo positivo y concreto, que realmente nos brinde aunque sea una mínima esperanza de cambio y progreso.

De cambio y de progreso, pero no de ese progreso de discurso, de mitin de campaña, de promesa oportunista y corta memoria, no, no ese cambio que al momento de arribar a una posición de mando y poder pareciera sólo alcanzan a ver algunos políticos y sus allegados, mientras el resto de la población por más que lo escucha y lo busca no lo encuentra.

En veremos, pues, la capacidad de los ¿preparados equipos de campaña? de cada candidato para, primero, mantener en el ánimo a los miembros de su fuerza partidista o “voto duro”, y, después enfilar baterías para tratar de sumar la simpatía del 30% del electorado nacional, cifra que refiere a millones de mexicanos que no han decidido aún si van a votar el primero de julio y por quién lo harán, y eso si es que logran despertar su interés, si no, esos sufragios se quedarán estáticos en casa el día de la jornada electoral.

Hoy, pues, y a lo largo de los siguientes tres meses, el reto es mantener la cuota fija estimada, como en el caso de Enrique Peña Nieto, y si se puede ir por un poco más para tratar de convencer y mover a los que se ubican en el medio, a los que no han consolidado su simpatía por ninguna corriente partidista y pueden llegar a hacer la diferencia por el volumen de votos que representa.

El “gel boy” prácticamente va a nadar de a muertito y lo buscaría sólo en caso de emergencia.

Hace seis años Andrés Manuel López Obrador logró despertar ese interés al que nos referimos, tal como lo hizo Cuauhtémoc Cárdenas en el 88, y aún sin estructuras que apoyaran la movilización a favor del “peje” en muchas ciudades del país, como lo es el caso del estado de Veracruz, sumó importantes cantidades de votos, historia que casi todos conocemos, que por poco lo lleva a despachar desde Los Pinos.

Lamentablemente, el entonces representante del “cambio” aguerrido y de batalla hoy es amoroso, por lo que se antoja demasiado difícil que el fenómeno se repita.

En el 2000 tocó el turno al PAN de enamorarlo (al electorado indeciso) y el triunfador fue el ranchero de las botas y las víboras prietas; para esta elección, con un amplio padrón joven, el mensaje que esperamos desarrolle basado en la familia a través de su candidata Josefina Vázquez Mota, seguramente esperarán que impacte a las mujeres, no precisamente a las jóvenes, porque está comprobada la crisis de valores que viven, sino a las maduras que tienen plena consciencia de la importancia del seno familiar y las relaciones afectuosas entre sus miembros. ¿Les alcanzará?

Las estrategias de cada candidato contemplan a los indecisos, si no, no pensarían en moderarse y se darían hasta con la cubeta, pero saben que los ataques frontales causarían alejamiento, por lo tanto los evitarán. Las mismas relegan a segundo o tercer plano a los indecisos, son reservas para los partidos, no son prioridad, saben que será realmente complicado despertar su interés y apartarlos de la apatía que ellos mismos les han generado. Vamos a esperar, a ver si alguien lo logra.

Arropados en el desconocimiento, porque algunos olvidan lo que hizo y dejó de hacer y otros muchos de plano desconocen su historia, los ciudadanos parecen adoptar al PRI.

Montados en la “ola del amor”, las corrientes de la izquierda (PRD, PT) buscan resucitar un milagro, a propósito de la Semana Santa. Segundas partes nunca fueron mejores.

La mujer, la familia, los valores, el PAN apuesta nuevamente a la novedad representada en una mujer. Pero queda la duda.

¿El desconocimiento, el amor o la familia? ¿A usted cuál le simpatiza más?

¡No, no pueden perder los tres! Debe de escoger a uno.

[email protected]
  • Temporada de lluvias
  • Ipax
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa