Ir a Menú

Ir a Contenido

La Cima

Seccin: Estado de Veracruz

“Sobre la detención no existe registro”: de cómo la Policía de Veracruz desapareció a 15 jóvenes

- El modus operandi siempre fue el mismo: los detenía la Fuerza de Reacción de la SSP y la Fuerza Especial los desaparecía
- Víctimas tenían entre 16 y 23 años; no eran secuestradores o sicarios, confesaban ser “halcones” tras ser torturados
- La mayoría de los casos que la Fiscalía usará contra exmandos policiales ocurrieron en la región Xalapa

Jos? Topete / ?ngel Salda?a Coatepec, Ver. 09/02/2018

alcalorpolitico.com

Fue un exterminio de “halcones”.
 
En 2013, de acuerdo a la investigación de la Fiscalía de Veracruz, la Secretaría de Seguridad Pública desapareció, al menos, a 15 jóvenes de entre 16 y 23 años de edad. No eran secuestradores o sicarios. Según las mismas víctimas confesaron  —algunos tras ser torturados—, se dedicaban a informar al grupo delictivo de “Los Zetas” sobre los movimientos de la policía.

Con todos, el modus operandi era siempre el mismo:
 
La Fuerza de Reacción de la Policía Estatal los detenía en rondines en la región de Xalapa, les hallaban mensajes “comprometedores” en sus teléfonos, los interrogaban y a veces, los golpeaban o torturaban, luego los entregaban a la llamada Fuerza Especial, luego... nunca más se volvía a saber de ellos.
 
Y aunque eran aprehendidos por policías, no había ningún registro de esto en la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz. O, mejor dicho, no había registros públicos: entre los policías y los altos mandos de la dependencia sí circulaban tarjetas informativas en las que se detallaba lo que ocurría una vez que los jóvenes eran detenidos.
 
Dichas tarjetas, señala la Fiscalía en su investigación, “no tenían como finalidad registrar de manera formal y lícita las detenciones, sino informar a la estructura de mando que participaba en la implementación de la política ilegal de combate a la delincuencia, sobre el cumplimiento de las instrucciones superiores”.
 
De esta forma, no había informe legal de las detenciones, la cuales eran ocultadas al Ministerio Público y al Poder Judicial de Veracruz.
 
Por esto, la respuesta nunca cambiaba para las familias que buscaban a estos jóvenes en el Cuartel de la Policía Estatal de San José, en Xalapa, o en La Academia de Policía de El Lencero, donde les decían: “No existe registro alguno”.
 
Incluso, ante las investigaciones para dar con los jóvenes, las mismas autoridades involucradas en las desapariciones decían desconocer sobre los casos o ignoraban solicitudes de información de agentes ministeriales.
 
Los 15 desaparecidos
 
Bibiana Hernández Moguel, de 17 años; Cecilia de la Cruz Luján, de 17 años; Héctor Jesús Hoyos Barradas, de apenas 16 años; José de Jesús Martínez del Ángel, de 21 años; Alberto Huerta Acosta, de 23 años; José Ulises Martínez Fernández, de 30 años; Jorge Leal Amaro, de 20 años; Liberio Hoyos Castañeda, de 20 años; Uriel Hernández Vega de 18 años; y Antonio Morales Marín, de 22 años.
 
Así como Héctor Campos Cornelio, también de 16 años; José Cruz Peralta Nava, de 19 años; Carlos Alberto Ruiz Barbadillo, Humberto Ruiz Arcos, Andrés Aguilar Marín y Jaqueline "N", son las víctimas de desaparición forzada y tortura cometida por altos mandos, ex elementos y policías de la SSP.
 
Por estos casos, la Fiscalía de Veracruz acusa por el delito de desaparición forzada a 19 ex altos mandos, ex policías y elementos que permanecían en activo, además a otros 12 exfuncionarios de la Secretaría de Seguridad Pública que no han sido aprendidos.
 
Entre ellos se imputó al ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, al exdirector de la Fuerza Civil, Roberto González Meza y al exdirector general de Prevención y Readaptación Social, Óscar Sánchez Tirado.
 
La Fiscalía General busca relacionar a estos ex altos mandos de desarrollar una política oficial y una ilegal para perpetrar desapariciones forzadas mediante una “Fuerza Especial”.
 
A su vez, fueron imputados José López Cervantes, alias comandante “Black”, encargado de la denominada fuerza especial, Benigno Neftalí Rivera, Cirilo Hernández Ceballos, José Oscar Rodríguez Franco, Miguel Jiménez López, Silvano Martínez Rivera, Nicanor Ixmatlahua Xotlanihua, Óscar Paul Mendoza.
 
Igualmente, Francisco Martínez Santiago, Crescenciano Domínguez, Daniel García Gutiérrez, Carlos Baxin Ortiz, Evaristo Sánchez Alarcón, Dario Arroyo Elizondo, Domingo Santiago Santiago y Francisco Méndez Flores.
 
Entre los prófugos, se encuentra José Nabor Nava Holguín, quien se desempeñó como subsecretario de la SSP y como titular de la dependencia relevando a Bermúdez Zurita cuando este exfuncionario en el gobierno de Javier Duarte comenzó a ser investigado por enriquecimiento ilícito.
 
Asimismo, Manuel Alejandro Trujillo Rivera; el exdirector de Operaciones José Manuel Martínez Sánchez, Manuel Alejandro Trujillo Rivera, Roberto Carlos López Flores, Claudio Álvarez Ramos, Luciano Esquivel Martínez, Martín Castillo Hernández.
 
Iván de Jesús Antonio Cruz, Norberto Sánchez Benítez, Alberto Campa Domínguez, William López de los Santos y Cristopher Pérez Reyes.
 
A estos exfuncionarios, quienes estuvieron a cargo de la seguridad en Veracruz durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, se les acusa de haber desaparecido de manera sistemática a los 15 jóvenes ya listados (aunque cabe señalar, se mencionan 16: Jaqueline Espejo, quien fuera elemento del Agrupamiento Carretero de la SSP, fue liberada tras haber sido torturada).
 
Todos los casos ocurrieron en la región de Xalapa, por muchos de los desaparecidos se abrieron carpetas de investigación para intentar encontrarlos, y, en algunas ocasiones, hasta la Academia de Policía de Veracruz se utilizó en estos crímenes.
 
HÉCTOR CAMPOS CORNELIO, 16 años
CECILIA DE LA CRUZ LUJÁN, 17 años
Detenidos en Jilotepec, Ver.
 
Héctor y Cecilia fueron detenidos por la “Fuerza de Reacción” de la Policía Estatal, desde entonces desaparecieron.
 
Tenían 16 y 17 años de edad cuando fueron detenidos el 13 de junio de 2013, en una gasolinera del municipio de Jilotepec.
 
La detención estuvo a cargo al menos de 14 elementos de reacción, a cargo de Manuel Trujillo Rivera.
 
Posteriormente las dos víctimas fueron entregadas con elementos del grupo de Fuerzas Especiales, repartidos en las patrullas 1426, 1800 y 1408, desconociéndose sus paraderos desde entonces.
 
ANTONIO MORALES MARÍN, 22 años
Detenido en Xalapa, Ver.
 
Fue intervenido por los elementos de la Fuerza de Reacción por presentar una actitud “sospechosa”.
 
Pero no existe puesta a disposición ni Informe Policial Homologado (IPH), es decir, no existe registro legal de su detención, información ocultada a las instancias competentes.
 
El hecho ocurrió el primero de junio de 2013 en bulevar Xalapa-Banderilla, frente a la Secretaría de Finanzas, detectándole mensajes y llamadas en el celular que supuestamente lo relacionaban con la delincuencia organizada.
 
Por instrucciones superiores lo entregan a la Fuerza Especial al comandante “Black”, José López Cervantes, quien “se hizo cargo” del detenido, desde entonces está desaparecido.
 
BIBIANA HERNÁNDEZ MOGUEL, 17 años
Detenida en Banderilla, Ver.
 
Fue intervenida por los elementos de la Fuerza de Reacción por presentar una actitud “sospechosa”, y al efectuar una revisión a su teléfono celular, le encontraron información supuestamente “comprometedora”.
 
No existe puesta a disposición ni Informe Policial Homologado (IPH), es decir, no existe registro legal de su detención, misma que terminó siendo ocultada a las instancias competentes.
 
Los hechos ocurrieron el 30 de mayo de 2013 en las inmediaciones del lugar conocido como “El Gallito”, cuando ella se encontraba sentada en las inmediaciones del CETIS de Banderilla.
 
Los Policías recibían órdenes de Manuel Alejandro Trujillo Rivera al realizar la detención.
 
Acto seguido fue llevado hasta a unos cañales en la localidad de Alborada, en Emiliano Zapata. La víctima fue interrogada a golpes hasta que reconoció prestar sus servicios como “halcón” para el grupo de “Los Zetas”.
 
Por órdenes de Arturo Paredes Guevara, Bibiana Hernández fue entregada al grupo de Fuerzas Especiales en el puente de Las Trancas. Desde entonces su paradero es desconocido.
 
URIEL HERNÁNDEZ VEGA, 18 años
Detenido en Banderilla, Ver.
Carpeta abierta con motivo de la desaparición.
 
Fue intervenido por el grupo de reacción a cargo de Silviano Martínez Rivera el 16 de mayo de 2014, sobre la carretera Banderilla-Jilotepec, en el municipio de Banderilla. Los elementos esta vez se trasladaban a bordo de las patrullas 1426, 1800 y 1408.
 
El joven fue sorprendido haciendo una llamada presuntamente reportando los movimientos de la policía estatal.
 
Así, fue interrogado hasta confesar que trabajaba para Los Zetas. El comandante reportó los hechos al superior, quien concluyó “Llevarlo al lugar correspondiente”. Desde entonces el paradero de Hernández Vega es desconocido.
 
Tampoco existe algún documento de que haya sido puesto a disposición ni Informe Policial Homologado (IPH), es decir, no existe registro legal de la misma, por lo que su detención fue ocultada a las instancias competentes.
 
Familiares de la persona desaparecida solicitaron informes sobre la detención, tanto en el Cuartel de la Policía Estatal de San José, como en La Academia de Policía de El Lencero, donde les informaron que no existía registro alguno de ella.
 
JORGE LEAL AMARO, 20 años
LIBERIO HOYOS CASTAÑEDA, 20 años
Detenidos en Coacoatzintla, Ver.
 
José Leal Amaro y Liberio Hoyos Castañeda, ambos con 20 años de edad, desaparecieron el 14 de mayo de 2013.
 
Los jóvenes fueron detenidos por policías sobre la carretera Jilotepec-Naolinco, en el municipio Coacoatzintla.
 
De acuerdo con la Fiscalía de Veracruz, esa noche en el grupo de reacción participaron 14 oficiales, repartidos en las unidades 1800 y 1408.
 
Los celulares de José Leal y Liberio Hoyos fueron revisados y concluyeron que trabajaban para “Los Zetas”.
 
Reportaron los movimientos de los “grupos uniformados”, de ahí que las víctimas fueron entregadas con las fuerzas especiales, que viajaban en las patrullas 1995, 1996 y 1726. A la fecha ambos permanecen desaparecidos.
 
La detención fue informada mediante Tarjetas Informativas de fecha 15 de mayo de 2013, al José Nabor Nava Holguín, entonces Subsecretario de Seguridad Pública.
 
ALBERTO HUERTA ACOSTA, 23 años
JOSÉ ULISES MARTÍNEZ
Detenidos en Xalapa, Ver.
 
Alberto fue detenido por el grupo de reacción el 30 de abril de 2017, en Xalapa, mientras caminaba a la altura de la Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado (SEFIPLAN).
 
Tras la requisa, la víctima fue delatada por mensajes en su celular, que detallaban movimientos de la SSP. Según la tarjeta informativa de  Manuel Alejandro Trujillo Rivera, el joven reportó trabajar para “Los Zetas”.
 
Acto seguido la detención fue reportada al superior, José Nabor Nava Holguín, que ordenó llevarlo con la Fuerza Especial participando las patrullas 1999 y 1979.
 
Ese mismo día, fue privado de su libertad José Ulises Martínez, de 30 años de edad. El lugar de su detención también fue sobre la avenida Xalapa, a la altura de la SEFIPLAN.
 
De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, el joven al ver el convoy de oficiales se refugió en un jardín del camellón.
 
La víctima aun así fue intervenida por el grupo de reacción. Le fue revisado su celular; encontrando mensaje que comprometían la ubicación de las fuerzas estatales. Según el reporte del mando, aceptó trabajar para “Los Zetas”.
 
Al punto llegó el grupo de Fuerzas Especiales, a bordo de las patrullas 1762 y 1993, siendo la última vez que Ulises Martínez fue visto con vida.
 
JOSÉ DE JESÚS MARTÍNEZ DEL ÁNGEL, 21 años
Detenido en Banderilla, Ver.
 
Fue detenido arbitrariamente por el mismo grupo de reacción el 28 de abril del 203, sobre la carretera federal Xalapa-Perote en Banderilla.
 
El mismo móvil, su equipo telefónico fue inspeccionado y hubo mensajes que avisaban entradas y salidas de policías de la SSP al grupo delictivo de “Los Zetas”.
 
Manuel Alejandro Trujillo Rivera, reportó “al titular” y recibió como orden entregar al joven con el grupo especial, a cargo de Roberto González Meza.
 
Martínez del Ángel fue llevado al “punto de entrega”, donde acudieron las patrullas 1992 y 1833, esta última comandada por González Meza, exdirector de la Fuerza Civil. Fue la última vez que la víctima fue vista con vida.
 
HÉCTOR JESÚS HOYOS BARRADAS, 16 años
Investigación Ministerial abierta con motivo de la desaparición
Detenido en Rafael Lucio, Ver.
 
La víctima fue registrada de manera ilegal y supuestamente se le encontró información en su teléfono, refiriendo trabajar como informante de los movimientos de las autoridades para el grupo criminal “Los Zetas”.
 
Fue intervenido por un grupo policial de reacción de la SSP, al mando del Manuel Alejandro Trujillo Rivera, sobre la carretera federal Xalapa-Perote, en el municipio de Rafael Lucio.
 
Los oficiales procedieron a dar el reporte “al titular”, José Nabor Nava Holguín, hoy prófugo de la justicia.
 
La instrucción fue “ponerlo a disposición correspondiente”, es decir, entregarlo el grupo de la Fuerza Especial.
 
Hoyos Barradas fue entregado a oficiales que se trasladaban al puente de Las Trancas, cercano a la capital de Veracruz. La víctima salió junto con el convoy y desde entonces su paradero es desconocido.
 
De acuerdo con la parte acusadora, sobre estos hechos también fueron informados José Óscar Sánchez Tirado, subdirector de agrupamientos operativos; José Manuel Martínez Sánchez, director de operaciones de la subsecretaría de seguridad pública y Arturo Paredes Guevara, director de operaciones de la subsecretaría de SSP.
 
Los familiares de la persona desaparecida solicitaron informes sobre la detención, en distintas ocasiones en el Cuartel de la Policía Estatal de San José, donde les informaron que no existía registro alguno al respecto
 
CARLOS ALBERTO RUIZ BARBADILLO
HUMBERTO RUIZ ARCOS
Carpeta de Investigación abierta con motivo de la desaparición de ambos
Detenidos en Xalapa, Ver.
 
Fueron detenidos pues el conductor actuó “sospechosamente” y al realizarle una revisión, encontraron en su teléfono celular supuestos mensajes y números telefónicos de los cuales recibía reportes sobre las entradas y salidas de grupos uniformados el 23 de junio de 2013.
 
El grupo de reacción estaba integrado por unos 14 elementos estatales, a cargo del comandante Manuel Alejandro Trujillo Rivera.
 
Ruiz Bobadillo, conducía el taxi con número económico 5874, y fue cercado por tres patrullas: 426, 1800 y 1408, pues de acuerdo con las bitácoras policiales, conducía “con actitud sospechosa”.
 
Ambos detenidos confesaron pertenecer al grupo de “Los Zetas”; Carlos Alberto fue identificado como “el central”, mientras que Huberto confesó que estaba aprendiendo a desempeñase como “halcón”. Ambos fueron desaparecidos.
 
Los familiares de la persona desaparecida solicitaron informes sobre la detención en el Cuartel de la Policía Estatal de San José, donde les informaron que no existía registro alguno al respecto.
 
Ante el actuar de los familiares se dirigió un oficio al entonces Subsecretario de Seguridad Pública José Nabor Naba Holguín, solicitándole que coadyuvara en la búsqueda y localización.
 
JOSE CRUZ PERALTA NAVA, de 19 años
Detenido en Xalapa, Ver.
 
Fue detenido al ser observado por los elementos de la Fuerza de Reacción, tomando “sospechosamente” su celular cuando pasaron a su lado.
 
Confesó trabajar como “halcón” o informante, para el grupo de la delincuencia organizada denominado “Los Zetas”.
 
Los hechos ocurrieron el 20 de agosto de 2013, sobre la avenida Lázaro Cárdenas, en las inmediaciones de la Plaza Crystal. La privación ilegal de la libertad estuvo a cargo del grupo de reacción de Trujillo Rivera.
 
Lo anterior fue notificado al comandante del grupo de Fuerzas Especiales Carlos Baxín Ortiz, quien llegó al lugar de la detención a cargo de dos patrullas.
 
ANDRÉS AGUILAR MARÍN
JAQUELINE ESPEJO MOCTEZUMA
Detenidos en Xalapa, Ver.
Carpeta de investigación abierta por desaparición de Aguilar Marín
 
Andrés Aguilar Marín y Jaqueline "N", esta última exempleada de la SSP, quien sobrevivió a la detención a cargo del grupo de reacción de Alejandro Trujillo Rivera.
 
Aguilar Marín conducía el taxi 6859, y fue detenido por el grupo policial sobre la calle Poeta Jesús Díaz, al detectar una actitud “sospechosa”.
 
Tras una inspección de rutina, los oficiales encontraron en una caja de fusibles un pastillero con 38 dosis de polvo blanco con las características de la cocaína.
 
El mando informó a su superior y la instrucción fue la misma, llevarlos “al lugar correspondiente”, es decir, la Academia de Policías de Veracruz, conocida como “El Lencero”.
 
Los detenidos fueron entregados con el teniente Roberto Carlos López Flores. En La Academia también se encontraba el entonces comandante del grupo de fuerzas especiales Roberto González Meza.
 
En el edificio estatal Jaqueline "N" fue incomunicada y obligada mediante golpes a culparse por la posesión de paquetes de mariguana. Posteriormente fue trasladada al cuartel de San José, en Xalapa.
 
La mujer se entrevistó con el entonces jefe de operaciones, José Manuel Martínez Sánchez. Ella fue liberada y cambiada de área de trabajo al municipio de Pánuco.
 
Familiares del taxista solicitaron informes sobre la detención en el Cuartel de la Policía Estatal de San José, donde les informaron que no existía registro alguno al respecto.
  • Salon de usos multiples
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax