Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

400 familias de Nogales viven en situación de riesgo por presencia de ductos de PEMEX

En la zona 2 ductos atraviesan el cauce del río Chiquito; piso que lo recubre se ha deteriorado

Jorge Reyes Nogales, Ver. 05/04/2014

alcalorpolitico.com

Sólo en las colonias López Arias, Lázaro Cárdenas y Maravillas, unas 400 familias se han acostumbrado a vivir con la presencia de ductos de PEMEX y observar los letreros restrictivos de “No excavar”, han aprendido a vivir con la idea del riesgo que esto representa.

Sin embargo, el mayor temor es que al igual que sucedió en el 2003, los ductos exploten ante la amenaza de una barrancada y con ello el inminente riesgo para miles de personas que se asientan no sólo en Nogales, sino también en Río Blanco y Ciudad Mendoza.

En la zona, dos ductos atraviesan el cauce del río Chiquito, a cinco kilómetros de Balastrera, lugar donde se generó la explosión, el piso de concreto que los recubre se ha deteriorado por las avenidas de agua de cada año, es ahí donde la gente ha señalado que existe el mayor riesgo.



De acuerdo con Pascual Gerónimo Mayor, habitante del lugar, señala que han aprendido a convivir con los ductos en la zona, “no los molestan” dice, “no los tocan, entonces no hay riesgo, pero la fuerza de una barrancada puede ocasionar un nuevo desastre”.

En el lugar, un tendido construido con concreto y piedra de cantera protege el ducto, pero la erosión de agua y el arrastre de piedras de cada temporada de lluvias han dañado el recubrimiento y a decir de lugareños lo pone en riesgo.

El riesgo viene desde Río Blanco, municipio donde convergen hasta cuatro ductos de combustible y un gasoducto de 24 pulgadas al cual personal de PEMEX le realizó reparaciones hasta la semana pasada.



Las familias asentadas en la colonia Santa Catarina, señalan que nunca han tenido problemas con los ductos, pero siempre existe el riesgo de que un temblor de gran magnitud pueda romperlos y se origine el problema.

En otras zonas donde los gasoductos o poliductos pasan por el aire se tiene especial atención para evitar el robo de combustible y con ello el riesgo para las familias.