Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Las palabras de la Ley

50 años del Instituto de Investigaciones Jurídicas

Salvador Martnez y Martnez Xalapa, Ver. 18/01/2023

alcalorpolitico.com

En días pasado se realizó el acto conmemorativo de los 50 años del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana.

Leíamos por allí que cada nueva experiencia que vive el ser humano está empapada de recuerdos, matizada y teñida y hasta configurada por ellos. Recuerdo es la memoria que pasa por el corazón. En un segundo significado de la palabra, recuerdo es una cosa que se regala en testimonio de buen afecto.

Así, en esta ocasión, deseamos obsequiar al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana un souvenir del viaje por la vida profesional, con motivo de sus 50 años de existencia institucional.



La cuestión central es identificar el objeto del recuerdo. Aquello que necesitamos para resolver el tema es rememorar, pero esto no es sencillo, “Pues el conmemorar o rememorar lo memorable o digno de memoria parece responder a una valoración” (José Gaos). El objeto digno de memoria es la Maestría en Ciencias Penales.

Este Posgrado es considerado digno de memoria en la Historia del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana por las investigadoras Martha Silvia Moreno Luce y María del Pilar Espinosa Torres al celebrarse su 30 aniversario:

“La Universidad Veracruzana al administrarse según dicha ley [Ley Orgánica de 26 de diciembre de 1975], contaba con divisiones [de área], siendo la de Humanidades, bajo la jefatura del licenciado y maestro Aureliano Hernández Palacios, quien promueve los posgrados de Especialidad en Negociación Colectiva y la Maestría en Ciencias Penales, iniciándose los cursos el 29 de marzo y el 12 de julio de 1976, respectivamente.”



Enseguida, las investigadoras aportan un dato de suma relevancia para la época de fundación de la Maestría:

“La Maestría se estableció con la colaboración de la Academia Nacional de Ciencias Penales. De la Ciudad de México se trasladaban cada semana [a Xalapa) prestigiados maestros: los doctores Luis Arturo Barragán González, Luis Rodríguez Manzanera, Fernando Flores García, Luis Marcó del Pont, Moisés Moreno Hernández, Renato Sales Gasque, Roberto Tocaven García; de Veracruz venía el doctor Gil A. Trujillo Nieto.” (Varios de estos maestros, hoy fallecidos).

La importancia de esta colaboración se echa de ver en un artículo escrito por el doctor Sergio García Ramírez, titulado “La Academia Mexicana de Ciencias Penales y Criminalia. Medio siglo en el desarrollo del derecho penal mexicano”. Dicho artículo fue publicado en el libro: Los abogados y la formación del Estado mexicano (2013). Libro colectivo coordinado por Óscar Cruz Barney, Héctor Fix-Fierro y Elisa Spekman Guerra.



Además, Martha y Pilar, agregan que en la Maestría en Ciencias Penales se contó con la colaboración de maestros radicados en Xalapa: Licenciado Lauro Altamirano Jácome, Licenciado Ángel Cruz Velasco, doctora Ana Gamboa de Trejo, licenciado Víctor Manuel Hernández Flores, licenciado Francisco Loyo Ramos y el doctor José Benigno Zilli Mánica. También varios de ellos ya fallecidos.

Las investigadoras cierran la información sobre la Maestría al mencionar a quienes hasta la fecha de la publicación lograron obtener el grado:

“Se realizaron cinco promociones de la Maestría en Ciencias Penales habiéndose recibido hasta esta fecha (2003) los siguientes egresados: licenciados en Derecho, José Luis Zamora Salicrup, Salvador Martínez y Martínez, Margarita Herrera Ortiz, María del Pilar Espinosa Torres, Ana Gamboa de Trejo, Rebeca Contreras López, Manuela Pardavé Ángeles, Miriam Elsa Contreras López, Esperanza Sandoval Pérez y los doctores en Medicina, Ramón Rodríguez Barradas, Daniel Castillo Landero.”



Dos experiencias educativas de la Maestría son dignas de recordar, ambas bajo la dirección del doctor Luis Rodríguez Manzanera y cuyos resultados fueron publicados bajo los siguientes títulos: La realidad penitenciaria del Estado de Veracruz (Estudios Jurídicos # 9-1978) y Victimización criminal en la ciudad de Xalapa, Veracruz (Estudios Jurídicos # 10 -1979).

La Maestría se instituyó dentro de un conjunto de posgrados, entre los cuales ocupa un lugar especial el Doctorado en Derecho Público. Las investigadoras mencionadas abren el recuento de lo sucedido en el Doctorado en Derecho Público:

“A partir del año de 1993 se creó el Doctorado en Derecho Público, del cual se han realizado tres promociones, se está desarrollando la cuarta y se convocó ya a la quinta en el mes de junio de 2003. Se han recibido las siguientes personas Aníbal Guzmán Avalos, Rafaela López Salas, Miriam de los Ángeles Díaz Córdoba, Carmen Valdez Martínez, Ana Gamboa de Trejo, Josefa Montalvo Romero, Jaqueline Jongitud Zamora, Petra Armenta Ramírez, Enrique Córdoba del Valle, Rebeca Elizabeth Contreras López, Manlio Fabio Casarín León y María del Carmen Ainaga Vargas... Otros más obtuvieron el grado, al escribir estas líneas, recordamos, por ejemplo, el caso de Adriana Morales García.



No se puede pasar por alto que el Doctorado en Derecho Público fue impulsado por el Rector Emilio Gidi Villarreal. Aunque nos tocó participar en preparación de este posgrado, la realización del mismo encontró en el director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UV, en aquellos años, Arnaldo Platas Martínez, a su principal ejecutor. Además, contó con la valiosa colaboración del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y, particularmente, se debe mencionar a la doctora Alicia Pérez Duarte.

A título personal nos sentimos vinculados al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Veracruzana por diversos motivos, algunos se infieren de este escrito. Pero, no podemos echar en el olvido la estancia en este lugar durante el disfrute de un año sabático que, entre otros escritos, fructificó en el primer libro publicado a título individual y que llevó por título El cuerpo del delito. Tampoco podemos olvidar el Diplomado en el Juicio de Amparo allí cursado y que posibilitó comprender la Reforma Constitucional en la materia (2011); ni la invitación a participar como mediador/facilitador en algún curso ofertado por esta institución de la Universidad Veracruzana.

[email protected]