Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

A esposa de médico desaparecido la mandan con Fiscal que está de vacaciones

- La investigación para hallar a Josué Raymundo Reyes “ha sido muy lenta”, critica su esposa, Lilian Morales

- El médico boqueño desapareció el 24 de julio; desde entonces, la Fiscalía no avanza en el caso

- Fiscal Jorge Winckler no responde sus llamadas; personal a cargo de investigación vacaciona

Rodrigo Barranco Dctor Medelln de Bravo, Ver. 17/08/2018

alcalorpolitico.com

En repetidas ocasiones, Lili del Carmen Morales Meza asegura que ha intentado contactar vía telefónica al fiscal Jorge Winckler Ortiz, para conocer los avances en las investigaciones por la desaparición de su esposo, Josué Raymundo Reyes Calles, pero nunca le contesta.

El argumento que le dan siempre es el mismo: "hable con el abogado Francisco Andrés Álvarez Molina, fiscal especializado en personas desaparecidas y secuestros; aunque en estos momentos está de vacaciones".

En entrevista, la afligida mujer recordó que el 24 de julio su marido, dedicado a la medicina alternativa, salió de su casa para visitar a su mamá y saben que de ahí fue al banco sólo a checar su estado de cuenta y regresó con su madre para dejarle dinero.



Luego, se supone que acudiría a su domicilio en el Infonavit Las Vegas, en Boca del Río, pero nunca llegó; de ahí que el día 25 interpuso la denuncia formal y se abrió una carpeta de investigación bajo el número SCE/UIPJ/DXDII/SEADTD/2281/2018.

“La investigación realmente ha sido muy lenta, se localizó el automóvil, pero no tenemos mucha información todavía; no sabemos si hay huellas o no, si hay grabaciones de las cámaras y ese tipo de cosas. Se ha llamado a algunas personas a declarar y no se han presentado. Pasan demasiados días y no he visto resultados contundentes”.

Morales Meza lamentó que en la Fiscalía no existan los suficientes aditamentos para trabajar, aunque la atención sea buena, a veces, señaló, no tienen ni para moverse de un lado a otro.



“Yo también me he tratado de comunicar con el fiscal Jorge Winckler y no toma mis llamadas. Él me canaliza directamente con el Fiscal que está llevando el caso, pero que en estos momentos está tomando sus vacaciones... yo entiendo, pero también estamos hablando de una persona de quien desde el 24 del mes pasado no se sabe nada y estoy realmente consternada, siento mucha impotencia”.

Lili del Carmen dijo que no hay ni las instalaciones ni el equipo necesario para que las autoridades ministeriales puedan llevar este tipo de casos; por lo que “es una pena que los señores no tengan vehículos para trasladarse, a los que de plano hay que decirles: 'vengan, yo aquí les pago lo del taxi'”.

Además de la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE), ese mismo 25 de julio puso una más, en línea, ante la Procuraduría General de la República (PGR), pero que tampoco han contestado.