Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

A Hermann le da risa que el priista Medellín acuse de espías a colaboradores de Yunes Linares

“Debería preocuparle cómo van a devolver los 100 mdp del erario que el gobierno estatal ha gastado en campañas de sus candidatos”

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 22/06/2010

alcalorpolitico.com

Al secretario general del Partido Acción Nacional en Veracruz, Hermann Ortega Castro, “le la risa” que el delegado nacional del PRI en Veracruz, Jesús Medellín Muñoz señale a gente cercana a Miguel Ángel Yunes Linares como “espías” del gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán.

Lo que debe preocupar a los priista –dijo-- es devolver los mil millones de pesos de presupuesto estatal que se han gastado en las campañas de sus candidatos a cargos de elección popular.

A Jesús Medellín, del que dijo que de veracruzano sólo tiene el apellido, le recomendó barrer dentro de su casa y pedir perdón a los veracruzanos por el derroche de recursos públicos para las campañas priistas.

“Vemos que (Jesús) Medellín es una persona a la que no le importa Veracruz, de lo contrario debería estar indignado por la forma como se están desviando los recursos del pueblo para hacer campañas”.

Dijo no preocuparle ni le quitan el sueño las acusaciones priistas en el sentido de que Acción Nacional es el responsable del espionaje en contra de sus gobernadores.
“Me da risa que el delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Jesús Medellín (Muñoz) quiera tapar el sol con un dedo al acusar de espionaje al PAN o gente cercana a Miguel Ángel Yunes Linares. Lo que le debe preocupar es devolver los más de mil millones de pesos que se han destinado a las campañas de su partido y que son recursos públicos”.

Al blanquiazul –agregó— no le da temor de que se le investigue por el presunto delito de espionaje ya que desconoce el origen de las grabaciones, pero tampoco permitirá que se le de carpetazo a la denuncia que interpuso Acción Nacional para que se investigue el desvió de recursos públicos para la campaña de Javier Duarte de Ochoa.