Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

A más de un año, el Padre Chuchín, acusado de pederastia, podría ser liberado

- La sentencia fue a cinco años de cárcel por este delito, pero el código penal contempla, la libertad bajo caución

- Una falsa monja le llevaba niños para que “los confesara”, pero los abusaba, según consta en la acusación

Iv?n Garc?a Veracruz, Ver. 16/06/2010

alcalorpolitico.com

La Juez Primero de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz, Beatriz Rivera Hernández, informó de la ratificación de sentencia que dio Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia, en contra del sacerdote jubilado, José de Jesús Sandoval González (a) El Padre Chuchin, por el delito de abuso erótico sexual, en agravio de unos menores.

La sentencia fue a cinco años de cárcel por este delito, pero debido a que los años de reclusión, no rebasan los seis, el código penal contempla, la libertad bajo caución; sin embargo la defensa no ha solicitado todavía este beneficio, mientras tanto, el padre sigue en la cárcel de Pacho Viejo, en la capital del Estado.

El causa penal de abuso erótico sexual, consta en el expediente 03/2009 y la de violación en la causa 20/2009. Por esta última, la jueza no encontró elementos y fue absolutoria su resolución.

Beatriz Rivera dijo que «se confirma la resolución que emitió este tribunal a mi cargo, una sentencia mixta condenatoria, por el delito de abuso erótico sexual. La condena fue a cinco años de prisión y lo que procede es ejecutar la sentencia».

Con relación a la libertad del padre, sostuvo que tiene derecho a la libertad bajo beneficios procedimentales, pero no ha sido solicitado por su defensa.

Cabe abundar que el padre José de Jesús Sandoval González fue aprehendido, el 12 de enero del 2009, días después cuando el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, dio a la conocer su queja por medio del DIF Municipal, en el sentido que el religioso estaba denunciado y la PGJ no hacía nada al respecto.

El funcionario sostuvo la lentitud que se había registrado, por parte del sistema judicial, ya que el caso se había denunciado desde el 15 de diciembre del 2008, bajo la indagatoria1068/2008, en la Agencia Primera del Ministerio Público Especializada en Delitos contra la Familia, la Libertad y la Seguridad Sexual y no pasaba nada.

Fue hasta que el munícipe hizo pública su inconformidad, cuando se actuó de forma correspondiente por parte de la procuración de justicia.

En las actuaciones se comprobó que las menores eran llevados al domicilio del padre, supuestamente para que los «confesara» y esto era cometido por la falsa monja, conocida como hermana «Martha», quien usaba el nombre de María Guadalupe Zaragoza Barajas.

La verdadera María Guadalupe Zaragoza -sí era religiosa y murió en marzo del 2001-, de acuerdo con un acta de defunción que se dio a conocer a la opinión pública. La mujer recibía 500 pesos por llevar a los infantes a su casa.

Todo salió a relucir cuando la señora María Concepción, presentó una queja por escrito, a la Procuraduría de la Defensa del Menor del DIF de Boca del Río, en la que señaló que sus menores hijas sufrieron maltrato, en la casa hogar «Manuel Pío López», la cual está a cargo de María Guadalupe Zaragoza Barajas, quien se hacía llamar Madre Martha.

En la queja se detalló que las niñas eran enviadas con frecuencia a un domicilio en la Colonia Primero de Mayo de Boca del Río para confesarse con el sacerdote, José Jesús Sandoval González y eran entonces víctimas de abusos de tipo erótico-sexual.

El padre José Jesús Sandoval en respuesta a la queja aceptó haber recibido las visitas de las niñas y niños en su domicilio, mencionando nunca se quedaba solo con ellos.

El domingo 18 de enero de 2009, la jueza Beatriz Rivera Hernández, titular del Juzgado Primero de Primera Instancia, dictó el primer auto de formal Prisión para José de Jesús Sandoval González, quien permanece, actualmente en el reclusorio de Pacho en Xalapa.

El clérigo dijo en su defensa que todo era mentira y negó los cargos, pero no tiene pruebas que desvirtúen las acusaciones.

Sólo se concretó a decir que efectivamente tenía contacto y cercanía con los niños en su casa, donde según su versión, los encuentros nunca eran en privado.

José de Jesús Sandoval refirió que a lo largo de toda su carrera religiosa, nunca enfrentó acusaciones semejantes, sin embargo existen señalamientos de haber cometido abusos, en otras ciudades del estado. Un caso ocurrió en una iglesia en el municipio de Cosamaloapan.

El sacerdote durante el término de las 72 horas, usó como arma la ampliación del término constitucional, negándose a declarar y hacer llamar a unos abogados para presentarla por escrito.

Luego de un año y meses, este personaje está por salir, sin que la justicia haya sido equitativa para las víctimas.