Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Administración de Yunes igual que la de Duarte; por eso las malas calificaciones de Moody’s y Fitch: Pepe Yunes

-Ni suben los ingresos gubernamentales ni baja el gasto de operación para mejorar calificaciones

- El Gobernador no toma las decisiones que resuelvan el verdadero problema

- Veracruz, en serio problema de liquidez: su déficit está entre 800 y mil millones de pesos

-De seguir así, al final del año, el Gobernador tendrá que volver a contratar deuda o pedirá rescate de la Federación

?ngeles Gonz?lez Ceballos/Exclusiva Xalapa, Ver. 19/05/2017

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
“Sin duda” la administración de Miguel Ángel Yunes Linares es igual a la de Javier Duarte, comparó el senador priísta José Francisco Yunes Zorrilla, presidente de la Comisión de Hacienda en el Senado de la República, al resaltar que ni se están subiendo los ingresos gubernamentales ni se ha bajado el gasto de operación para lograr buenas calificaciones y ésto no sólo lo está notando el PRI por sacar raja político-electoral, sino que ésto, lo observa el sistema financiero mexicano.

Recordó que calificadoras como Moody’s y Fitch emitieron las malos resultados de la administración estatal, esto luego de que el Mandatario estatal anunció medidas de contención al gasto y recortes en las dependencias.

En entrevista, aseveró que dichas calificaciones ponen en riesgo la situación del Estado de Veracruz por la falta de liquidez, pierde el grado de inversión, no lo pueden mantener y eso tiene que ver con que la administración no está mandando las señales de ajuste al gasto que se requiere para superar el desequilibrio financiero de la Entidad.



Aseguró que no basta la reestructura, ese era un paso; lo que tiene que hacer la administración de Yunes Linares y así lo había prometido, es hacer un ajuste en el gasto de operación de su gobierno.

“Está mandando señales muy contradictorias y preocupantes en términos de estabilidad económica para el Estado”, opinó el priísta.

Pepe Yunes reconoció que el Congreso local actuó con responsabilidad al aprobar la reestructura de la deuda del Estado; tarde, pero lo hizo.



Sin embargo, aclaró que ese es un tema, el de la reestructura, pero por otro lado, tiene malas calificaciones el Estado; insistió en que tiene que haber un ajuste al gasto.

Recordó que el Gobernador solicitó una prórroga de 90 días para hacer el ajuste al gasto de su gobierno, por eso no se aprobó en tiempo y forma el presupuesto el año pasado; él pidió dicha prórroga, pero al final sólo envió un documento sumamente “vago” que los diputados reprocharon.

Por eso es que está enviando señales de alerta para las calificadoras, lo que le generará un mal escenario, con repercusiones económicas notables al Estado y a su viabilidad económica.



“Está haciendo lo que hacía la administración anterior, en pocas palabras. No está tomando las decisiones para resolver el verdadero problema. Es difícil, es complicado, son medidas que generan presión, que generan desequilibrios y no se están tomando y, al tiempo, eso va a generar más problemas”, observó.

Comentó que el Gobernador ha reiterado que los problemas que se tienen es porque se robaron el dinero en la pasada administración, lo cual no se puede negar, pero lo que también es un hecho es que no están llegando los recursos a donde deben llegar y hay una falta de liquidez porque hay un déficit que no se está resolviendo y no se está atendiendo.

El Senador consideró que, de seguir así, al final del año, el Gobernador tendrá que volver a contraer deuda o pedirá rescate o ayuda de la Federación para salir al paso de sus compromisos.



Puntualizó que calificadoras como Moody's y Fitch han señalado que Veracruz tiene un serio problema de liquidez, lo que quiere decir que el Estado tiene un déficit de entre 800 y mil millones de pesos mensuales y no se tiene con qué solventarlo.

“Y eso implica que o subes los ingresos, tomas medidas para subir los ingresos institucionales, gubernamentales o bajas tu gasto de operación y, por lo menos, no lo estamos viendo, no lo estamos notando, no tan sólo el PRI no lo está notando, sino que el sistema financiero; esa es la alerta que mandan Moody’s y Fitch para que éste no sea un llamado de politización ni de raja electoral, es una voz de preocupación y de responsabilidad para el Estado como lo hicimos desde hace cuatro años en tiempo y forma”, destacó.