Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Adopción y seguridad social, deben agregarse a la Iniciativa de Ley de Sociedad de Convivencia

- Silvia Jácome, del Colectivo Xalapeño Por la diversidad sexual cuestiona por qué la Iglesia no condena la pederastia de sacerdotes

- Una falacia pensar que un niño o niña que viva con pareja del mismo sexo se volverá lesbiana o gay

Alicia Aguilar Guevara Xalapa, Ver. 14/04/2014

alcalorpolitico.com

La iniciativa de Ley de Sociedad de Convivencia que se ha presentado en el Congreso Local es un avance pero incompleto, deja fuera aspectos muy importantes, como la adopción y derechos de seguridad social, consideró Silvia Susana Jácome, integrante del Colectivo Xalapeño por la Diversidad Sexual.

Durante su participación en el foro: Movimientos, Causas y Libertades Sociales en Veracruz, en donde participaron ciudadanos exponiendo temas de gran relevancia como el medioambiente, la inseguridad y los movimientos sociales, destacó que las personas homosexuales tienen las mismas obligaciones que todos los ciudadanos, como el pagar impuestos, sin embargo no tienen los mismos derechos.

Defendió que el “matrimonio” entre dos personas del mismo sexo, no es un atentado contra la familia, y que está el ejemplo del Distrito Federal en donde están permitidos los matrimonios y se siguen casando también personas heterosexuales.

Lamentó que el matrimonio entre personas del mismo sexo este permitido en países con alto desarrollo, mientras que en países subdesarrollados como México no.

Refirió que las iglesias son las que se oponen, y son respetables las creencias pero no es válido que en un estado laico los legisladores se dejen llevar por la iglesia.

“Ante casos de pederastia por parte de sacerdotes se han quedado callados. Por qué no condenan la pederastia clerical”, cuestionó, luego de que la Iglesia defiende el derecho supremo del niño.

Manifestó que hay quienes piensan que si un niño vive por ejemplo con dos papás se volverá homosexual, “y no hay evidencia que dos mujeres que críen a una niña se vuelva lesbiana o un niño gay”.

En entrevista previa, Silvia Susana Jiménez, comentó respecto a la Ley de Sociedad de Convivencia, que al no llamarse matrimonio esta unión, establece una diferencia simbólica, aunque se entiende que representan los conceptos.

De que esta Iniciativa no permite la adopción de menores dijo, “es muy grave pues hay parejas de mujeres o de hombres que tienen mucho tiempo viviendo juntos y alguna de las dos partes ya tenía hijos y la pareja no puede hacer una adopción para una custodia, y si el padre o madre biológico llegara a fallecer el otro papá o mamá no tiene ningún derecho ni vinculo legal”.

Otro vacio que tiene esta Iniciativa se refiere a las prestaciones de derechos por parte de las instituciones de seguridad social, contrario a lo que si queda implícito en el matrimonio.

Hasta el momento, explicó se han reunido con el diputado Cuauhtémoc Pola y la diputada Mónica Robles y están en la disposición de escucharlos, además les han manifestado que buscarán la manera de incorporar los cambios, para que pronto se pueda hablar de un matrimonio igualitario sin distinción de preferencias sexuales.