Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Advierten de temperaturas de hasta 36 grados, en el Valle de Orizaba

Exhortan a tomar precauciones para evitar golpes de calor e insolación

Jorge Reyes Ciudad Mendoza, Ver. 12/07/2021

alcalorpolitico.com

Temperaturas de entre 30 y 36 grados centígrados se prevé impacten a pobladores de la región del valle de Orizaba en las próximas semanas, como parte de los efectos de la canícula.

Golpes de calor a la población de adultos mayores, menores de edad, disminución en la captación de agua en manantiales se prevé sean algunas consecuencias de este fenómeno climatológico.

Debido a ello, la Dirección de Protección Civil de Ciudad Mendoza hizo un llamado a la población, a tomar precauciones por el desarrollo de diversos padecimientos derivados del incremento de la temperatura.



Samuel Carrera Eliosa, titular del área, emitió recomendaciones a los mendocinos para evitar afectaciones en la salud, pues la insolación y los golpes de calor son los que más afectan a los ciudadanos por las altas temperaturas.

“Uno de los padecimientos que se presentan en esta temporada es la insolación, es decir, un calentamiento excesivo del organismo, donde la persona puede reaccionar confundida y presentar convulsiones.

El más común es el golpe de calor, que ocurre cuando el cuerpo se pone demasiado caliente, y genera dolor de cabeza y ritmo cardíaco acelerado. Al igual que la insolación la recomendación principal es hidratarse” informó el funcionario.



Se estima que este fenómeno dure aproximadamente 40 días, y concluir a finales de agosto, por lo que las recomendaciones generales son: evitar la exposición prolongada al sol, utilizar bloqueadores solares de 50, 60 o más FPS; utilizar ropa adecuada de algodón, manga larga, delgada y colores claros.

Además, se debe consumir mayor cantidad de líquidos y cuidar que los alimentos que se consuman sean preparados higiénicamente, utilizar gorras y sombrillas para evitar el contacto directo de los rayos solares, y sobre todo tener cuidado con niños menores de cinco años de edad y adultos mayores.