Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Agua Dulce es impredecible y democrático, castiga por sus acciones a los partidos

La alternancia en el poder de los diferentes partidos políticos es común en la joven historia de este municipio

Alfredo Santiago Hern?ndez Agua Dulce, Ver. 08/07/2010

alcalorpolitico.com

Este municipio ubicado en el sureste veracruzano validó el pasado domingo una historia democrática en su vida política local, alternando el poder por cuarta ocasión en 22 años, donde solamente dos partidos políticos han logrado la permanencia en el palacio de gobierno municipal.

Agua Dulce existe desde la década de los años treinta aproximadamente, producto de las exploraciones petroleras de la región, pero apenas en 1991 vivió sus primeras elecciones como municipio libre, luego de alcanzar ese grado tras separarse de Coatzacoalcos.

En esos primeros comicios tomó el poder el Partido Revolucionario Institucional (PRI), quedando al frente de la administración Juvencio Hernández del Ángel, quien falleciera en funciones a consecuencia de un infarto.

Para 1994 el PRI nuevamente gana las elecciones, en un ambiente de fuertes dudas, pues aquella elección para el sentir popular fue ganada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que iniciaba un proceso de consolidación a nivel local.

Tras la pésima administración del entonces alcalde, Felipe Peña Cruz; el PRD logra un triunfo histórico en 1997 llevando a la silla presidencial a Raúl Delgado Montalvo, viviéndose así la primera alternancia en el poder.

El PRD logra mantenerse en el poder en los comicios del año 2000, con una mínima diferencia obtiene la alcaldía Jorge Luis Pérez León, quien posteriormente se olvidaría de sus compromisos de campaña y dirigiría una de las administraciones más desastrosas, lo que le costó al partido del “sol azteca” perder los comicios del 2004.

En el 2004 el Partido Acción Nacional, el cual hasta entonces no había figurado como fuerte contendiente, logra adjudicarse la alcaldía con una votación muy cerrada sobre el PRD, Agustín Aguilar Ibarra había sido electo Presidente Municipal.

Nuevamente los pobres resultados de la administración, esta vez panista, le dan al PRI la oportunidad de tomar el control del edificio de la avenida Madero en el 2007, Vicente Escalante Macario suma casi seis mil votos y gana la elección con amplia diferencia.

Para el 2010 el voto de castigo se hace presente otra vez en la decisión del electorado, castigando la administración de Escalante Macario por sus promesas de campaña incumplidas, la población nuevamente otorga el triunfo al PAN y su candidato externo, Alejandro Torruco Vera.

A manera de conclusión se puede señalar que en Agua Dulce las administraciones deficientes son castigadas por el electorado, así también es clara la debacle del PRD de manera gradual tras un periodo de relativa gloria, el PRI es el partido más “estable” en sus resultados, en tanto que el PAN se caracteriza por su irregularidad, en tanto que la participación de la población ha aumentado ligeramente en comparación con el incremento del número de habitantes a nivel municipal.