Ir a Menú

Ir a Contenido

Casas Carpin

Sección: Estado de Veracruz

Al autodefinirse como malos, tontos y pobres, los latinoamericanos limitan su desarrollo: Académico

- El antropólogo Jacinto Choza destacó que deben saberse libres para trascender esa errónea concepción
- Celebrará la UV el V Seminario internacional sobre identidad cultural latinoamericana

Javier Salas Hernández Xalapa, Ver. 29/08/2012

alcalorpolitico.com

América Latina es un continente con fuerza, valor y calidad, lamentablemente los latinoamericanos no lo saben y tiene su propia concepción de malos, tontos y pobres, aseveró Jacinto Choza Armenta, catedrático de Antropología Filosófica de la Universidad de Sevilla, España.

En conferencia de prensa para dar a conocer el V Seminario Internacional sobre Identidad Cultural Latinoamericana que se desarrollará mañana en la Facultad de Filosofía de la Universidad Veracruzana, lamentó que los latinos no tengan una conciencia adecuada de su propia fuerza, de su propio valor y de su propia calidad.

“Y como los hombres necesitan saber que son libres para ser libres, es muy importante que los latinoamericanos sepan y sientan que son muy listos, poderosos y geniales para que lo puedan transmitir a sus generaciones”.

Dijo que hoy en día, en el propio Continente americano, concretamente en América Latina, se tiene la idea errónea de que sus países son malos, pobres y tontos.

Pero la verdadera pobreza se encuentra en África, “ahí si son colonias de verdad, ahí si son hambrunas de verdad con gente muriéndose de hambre de verdad”.

Tan sólo en España la concepción es diferente a la de los latinos, pues en su país no se tiene la concepción de pobreza en Latinoamérica.
Incluso, un ejemplo de la muestra de la grandeza de los países latinos es la

Constitución Política que tiene la República Dominicana, se trata de un marco jurídico moderno y actualizado que no existe en ningún país europeo.

Mientras que la mexicana es la primera Constitución de 1917 en avance social de
su época.

“Y continuamente ha recibiendo enmiendas que tienen que ver con los hechos sociales”, sobre este tema, explicó que mientras se le agreguen revisiones a la constitución mexicana “de altura”, se va mejorando.

Agregó que la constitución política mexicana es muy buena, “la prueba es que no ha sido necesario modificarla”, sin embargo, aclaró que el problema importante de la política de México no tiene que ver con la Constitución sino con los mecanismos de representación.

“No hay una representación suficiente tal que lleve a los diputados a dar cuentas a su electorado de lo que han hecho o lo que no han hecho y que tengan un mandato de parte de los que dirigen para hacer lo que les piden”.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Escuela Cervantes
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax