Ir a Menú

Ir a Contenido

Prevencion de la extorsion telefonica
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Al concluir Rectora UV su periodo, ORFIS le observa 1.6 mdp por presunto daño

- Hay obras que quedaron incompletas o que no reúnen el material probatorio suficiente

- Empresas constructoras deberán reintegrar lo pagado en obras o servicios no suficientes

Javier Salas Hernndez Xalapa, Ver. 01/09/2021

alcalorpolitico.com

Después de ocho años de ocupar la titularidad de la Rectoría de la Universidad Veracruzana (UV), la tarde de este martes Sara Ladrón de Guevara González cede su lugar a Martín Gerardo Aguilar Sánchez pero también deja un presunto daño financiero de un millón 684 mil 119.68 pesos en la Cuenta Pública 2019.

Ahora, ante el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) se tendrán que solventar las observaciones, toda vez que lo señalado por el ente fiscalizador no libera a servidores públicos y/o ex servidores públicos, de cualquier otro tipo de responsabilidad, sea de carácter civil, administrativo o penal.

Tampoco los libera de responsabilidades futuras que pudieran surgir con motivo de la atención de quejas y denuncias que pudieran presentar terceros sobre aspectos que no fueron materia de revisión durante el proceso de auditoría al Ejercicio Fiscal 2019, así como por el ejercicio de las facultades que ejerzan otros Órganos de Fiscalización competentes.

El 27 de agosto de 2013, la Junta de Gobierno de la UV eligió a Sara Ladrón de Guevara como Rectora para un periodo de 4 años; el 28 de agosto de 2017 logró la reelección por otros 4 años.

Es la primera mujer Rectora de la máxima casa de estudios, sin embargo, también la primera persona titular de la Rectoría en tener observaciones de daño patrimonial en la revisión de las Cuentas Públicas.

En la Cuenta Pública 2019, el ORFIS señaló a la Máxima Casa de Estudios con siete observaciones por un presunto quebranto financiero de un millón 684 mil 119.68 pesos.

El ente fiscalizador observó obras sin concluir; pagos en exceso por volúmenes de obras no ejecutados; comprobaciones de gasto fuera de la norma; incumplimiento en la ejecución de diversas obras; inmuebles no localizados, extraviados y robados, así como pasivos de financiamiento de créditos fiscales y capitales que generaron multas y recargo, principalmente.

El ORFIS recomendó en todos los casos, que las empresas constructoras deberán reintegrar dichos montos observadores a las cuentas bancarias de la UV por haberse encontrado finiquitada la obra.

Los auditores revisaron la obra para el mantenimiento e impermeabilización en el Museo de Antropología de Xalapa y la encontraron sin terminar y tampoco identificaron los trabajos correspondientes al “suministro y colocación de luminarias led”.

Detallaron que no existe evidencia de dichos trabajos en el reporte fotográfico de las estimaciones de obra. Además, los croquis de ubicación de los volúmenes de obra ejecutados no señalan la localización de las mismas.

También encontraron tramos de impermeabilizante de una apariencia diferente al resto, por lo que no se consideran como parte de los trabajos realizados, ya que no se identifican de reciente ejecución como se asentó en el Acta Circunstanciada.

Por esas irregularidades, el ORFIS señaló la presunción de un daño patrimonial de 504 mil 706.02 pesos.

En la remodelación y ampliación de pasillos de circulación de la Unidad de Ciencias de la Salud, Campus Poza Rica, el ente fiscalizador detectó un presunto daño patrimonial de 229 mil 227.76 pesos. La UV, de manera unilateral, refiere que se hicieron los conceptos señalados con volúmenes pagados no ejecutados pero no se cuenta con la certeza física de la ejecución de los mismos.

Además, por el mantenimiento integral de las áreas exteriores de la Unidad de Ingeniería, Campus Mocambo, en la localidad de Boca del Río, se detectó un daño patrimonial por 295 mil 40.89 pesos.

Ahí, los auditores determinaron que la obra está sin terminar, no pudieron verificar la totalidad de los aspersores, como se asentó en el Acta Circunstanciada, además, faltan por colocar luminarias, poste, brazo, registros y base para luminarias.

En la obra de rehabilitación de edificio para reubicar la galería Ramón Alva de la Canal, Región Xalapa, presunto daño patrimonial de 225 mil 346 pesos, toda vez que fue realizada de forma irregular, con pagos en exceso por volúmenes no ejecutados y falta de validación del proyecto por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para la instalación de un transformador de 45 KVA.

Otra obra auditada fue la remodelación de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI) Campus Mocambo de Boca del Río.

Ahí se observaron pagos en exceso por volúmenes no ejecutados, lo que hacen suponer un presunto daño patrimonial de 123 mil 708 pesos.

Ante el ORFIS se tendrán que aclarar las observaciones de presunto daño patrimonial.