Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

“Alex” provocó lluvias torrenciales superiores a las del huracán Gilberto, en 1988

- Inició el desalojo parcial de las presas La Boca y Cerro Prieto, en Nuevo León, para evitar desbordamientos

- En Monterrey, Alex deja lluvias de más de 616 mm en 60 horas. En 24 horas dejó 446.5 mm, mientras que en 1988, Gilberto generó 280 mm en el mismo periodo

- Los ciclones tropicales son grandes transportadores de agua que generan grandes beneficios debido a que permiten la recarga de acuíferos

M?xico, DF. 02/07/2010

alcalorpolitico.com

Con el fin de proteger a la población de Nuevo León y Tamaulipas de posibles inundaciones por desbordamientos, la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a través del Organismo de Cuenca Río Bravo (OCRB), abrió 5 compuertas de la presa La Boca, y 5 del embalse Cerro Prieto, ubicadas en los municipios de Santiago y Linares, Nuevo León.

Las lluvias torrenciales provocadas por el huracán Alex, degradado ya a tormenta tropical, generaron un almacenamiento de 38 millones de metros cúbicos (Mm3) en La Boca, lo que representa 98% de su llenado; y de 342.5 Mm3 en Cerro Prieto, es decir 114% de su nivel máximo ordinario.

Con el fin de contar con capacidad para la regulación de las avenidas, la Conagua determinó dichas aperturas para desalojar un caudal de 713 metros cúbicos por segundo (m3/s), hasta alcanzar el almacenamiento de conservación de 35 Mm3 y de mil 590 m3/s en la presa Cerro Prieto. Los extracciones de la presa La Boca irán a la Presa El Cuchillo y las de Cerro Prieto al Golfo de México.

Para atender a la población afectada en Tamaulipas, en coordinación con Protección Civil estatal, personal del Centro Regional de Atención de Emergencias (CRAE) de Reynosa, dependiente de la Conagua, desaloja el agua que provoca encharcamientos e inundaciones en diversas zonas de los municipios de Matamoros, Río Bravo, Reynosa y Valle Hermoso.

El apoyo a la población de Matamoros se brinda mediante diez equipos de bombeo de diversos tamaños, los cuales se colocaron en las colonias Paseo Residencial y los Sauces. En tanto, en las colonias Sección 16 y Pueblo Nuevo se instalaron dos plantas potabilizadoras.

En Río Bravo se contribuye a desalojar las inundaciones con tres equipos de bombeo en las colonias Infonavit La Paz, Rodríguez Alcaine e Infonavit del Río. En Reynosa operan dos equipos similares, específicamente en las colonias Unidad Obrera y Rincón de Las Flores.

En Valle Hermoso, la dependencia instaló un equipo de bombeo y trasladó a la zona a 14 elementos de las brigadas de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias (PIAE), así como 6 vehículos para transporte de personas y materiales.

Con relación a la cantidad de lluvia registrada en Nuevo León, reportes de las estaciones climatológicas La Estanzuela y Arroyo Seco, ubicadas en los municipios de Monterrey y San Pedro Garza García revelan que el acumulado en 48 horas fue de 616.5 y 399.0 milímetros (mm), respectivamente.

Otras estaciones con registros superiores a 345 mm son Santa Catarina y Protección Civil, esta última ubicada en Monterrey. Mientras que Cerro Prieto, localizada en Linares supera los 263.5; Presa La Boca, en Santiago; Los Ramones, en Los Ramones; San Martín, Fierro y Mitras, en Monterrey; El Obispo, en Santa Catarina; superaron los 242 mm de lluvia acumulada en el mismo periodo.

Los registros tomados en las cinco las estaciones ubicadas en el norte de Tamaulipas indican que el acumulado de lluvia fue de entre 97.25 y 315.5 mm.

Es preciso destacar que la cantidad de lluvia generada por Alex supera por mucho a la que dejó el huracán Gilberto en 1988. Mientras Gilberto tuvo una duración de un día y dejó 280 mm de lluvia, Alex arrojó 446.5 mm en el mismo lapso en Monterrey. Sin embargo, continúa lloviendo y en 60 horas el acumulado es superior a los 616 mm en la capital del estado, lo que ocasiona que ríos estratégicos como el Santa Catarina presenten afluentes históricos.

El gasto estimado actual de este cauce, en su trayectoria por la zona urbana de Monterrey, es de dos mil 500 m3/s. Esto generó que algunos tramos de la avenida Constitución resultaran dañados. Ante ello, las autoridades de Protección Civil del Estado de Nuevo León, así como las de los municipios de Monterrey y Guadalupe instrumentaron cortes viales a fin de prevenir accidentes.

Además, hace un llamado a autoridades estatales y municipales, así como a la sociedad en general para que desalojen los cauces de los ríos, que son zonas federales, ya que éstos buscan su conducción natural. Por ende, los asentamientos humanos en dichas zonas representan y atraviesan graves riesgos.

De ahí la importancia de que elaboren planes de reordenamiento territorial y de desarrollo urbano con visión de largo plazo en los cuales se incluyan proyectos que permitan el aprovechamiento del agua que transportan los fenómenos hidrometeorológicos.

Los ciclones tropicales son fenómenos naturales con los que debemos convivir y aún cuando provocan destrozos y daños a la infraestructura, a la agricultura y a las viviendas, son grandes transportadores de agua que permite la recarga de acuíferos, presas, ríos, lagos entre otros cuerpos de agua.

Por último, la dependencia federal precisó que las autoridades de Protección Civil de Nuevo León y Tamaulipas han sido alertadas oportunamente y se trabaja de manera coordinada para implementar las medidas preventivas para salvaguardar la integridad física y patrimonial de la población.