Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Alumnos de la Escuela de Voladores de Papantla respetan tradiciones que incluyen la abstinencia sexual

Ritual de la danza en el Palo Volador tiene como objetivo pedir al Padre Sol por la fertilidad de la tierra

Lidia L?pez El Taj?n 22/03/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Pese a que son jóvenes que viven en sociedad moderna, los alumnos de la Escuela de Voladores de Papantla respetan las tradiciones relacionadas al ritual de la danza en el Palo Volador, desde la ofrenda a San Miguel Arcángel para que les brinde concentración espiritual, así como la abstinencia sexual previa al evento.

José Iván Posadas Luna, de 17 años de edad, es uno de los jóvenes que forman parte de la Escuela de Cosne, la cual cuenta con alumnos desde los 4 años de edad. Tiene conciencia que este ritual tiene por objetivo pedir al Padre Sol por la Fertilidad de la Tierra.

Siendo guía del museo de la Escuela de Voladores, en parque temático Takilsúkutl. A los visitantes les explica sobre la ofrenda que se coloca a San Miguel Arcángel, el Santo de los Cielos, antes de iniciar la Danza de los Voladores, cada uno de los participantes debe honrar el culto ya que los rezanderos les preparan el camino para que puedan comunicarse espiritualmente con el Defensor de la Perversidad.

“Entregarle nuestras almas, para que él nos cuide en el cielo de la maldad que existe”, dijo el joven de origen papanteco que también deben respetar las indicaciones para los danzantes, antes de subir al Palo Volador, debieron mantener abstinencia sexual por 12 días.

“No podemos tener contacto sexual con la pareja. Tampoco cuando hacemos el ritual no podemos pensar en la lujuria, porque nos puede llegar a ocurrir un accidente. Tampoco es de decir, voy a volar y ya. Debe ser centrado, no distraernos con cualquier pensamiento”.

Aseguró el alumno que en el transcurso de este año, no se han registrado accidentes en su Escuela de Voladores, ni en otras más que se ubican en el Totonacapan.