Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Amenazan otra vez inundaciones en colonias de Poza Rica; no hay protección

El bordo de protección inconcluso y el sistema de bombeo, saqueado y oxidado

Lidia L?pez Poza Rica, Ver. 19/05/2010

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
En las colonias Gaviotas 1 y 2 de esta ciudad hay aproximadamente mil 500 familias en riesgo de sufrir inundación, luego de no funcionar y ahora, por desmantelamiento de cárcamo de bombeo. Dijeron vecinos que para colmo está detenida la obra de construcción del muro de contención. Las autoridades municipales en conjunto con funcionarios de Petróleos Mexicanos (PEMEX) tomarán acciones inmediatas para reintegrar el material faltante.

Sin puertas en el acceso principal, rejillas y válvulas oxidadas. Abajo, donde deberían funcionar las escotillas, el agua estancada de tiempo atrás. De las bombas algunas con fisuras o daños y expuestas a la intemperie, y otras ya oxidadas por falta de servicio. El alumbrado, sin servicio.

En medio de la maleza el cuarto de maquinas, donde ocurrió el robo de cable de cobre, refleja el abandono y por ende, centro de reunión para el vandalismo con muestras de graffiti y basura.

De acuerdo con vecinos, el hurto del sistema eléctrico en el cuarto de máquinas ocurrió aproximadamente desde hace quince días. Cualquier persona tiene acceso al cárcamo de bombeo, vecinos utilizan como vereda para acortar distancia hacia el centro comercial más próximo, ubicado en kilómetro 47.

Quienes habitan cerca del cárcamo de bombeo hicieron mención que hace aproximadamente dos años que no funciona. Existe la preocupación entre las mil 500 familias que habitan en Gaviotas 1 y 2 ante próxima temporada de lluvias o de escurrimientos en zonas montañosas que incrementan el cauce del río Cazones.

De acuerdo con ellos, varias familias sufrieron inundaciones durante el año pasado. Ante el equipo inservible, recibieron apoyo del equipo de Contraincendio PEP con motobombas para desalojar el agua que penetraba por las escotillas del propio sistema.

Por un lado, fuera de servicio el cárcamo y por el otro, detenidos los trabajos del muro de contención. En esta obra, las maquinas están paradas con ausencia de los trabajadores.

Mientras, los canales de salida de agua pluvial esta tapados por tierra, escombros y tapaderas metálicas. Sin conocer razones de porque se detuvieron los trabajos, los vecinos temen una desgracia.

El recién nombrado director municipal de Protección Civil José Manuel Vázquez Flores dijo que la principal prioridad con la que comienza su plan de trabajo son amenazas de inundación en la ciudad. Entre estas, rehabilitar el cárcamo de bombeo en Gaviotas 1 y 2, de acuerdo con instrucciones del alcalde Marco Aurelio Alarcón Trueba.

De acuerdo con él funcionario, el riesgo para la población existe. Si el cárcamo de bombeo deja de cumplir su función, debe estar en condiciones para hacerlo.

Por su parte el presidente de colonos de Gaviotas 1 y 2, Abundio Flores Pérez dijo que esta mañana se realizará un recorrido encabezado por autoridades municipales, según la comisión que competa –Agua Potable y Alcantarillado, Protección Civil y Alumbrado-.

Serán acompañados por funcionarios de PEMEX, quienes apoyarían al ayuntamiento para reinstalar y volver las operaciones del cárcamo de bombeo. Dijo que el delito cometido no quedara «en el aire». Tanto el ayuntamiento de Poza Rica, como de los vecinos interpondrán denuncia ante el ministerio público, contra quien resulte responsable.

Reconoció que debe ejecutarse la rehabilitación antes de que inicie temporada de lluvias, pero también preocupa los escurrimientos pluviales sobre la región y que desembocan al río Cazones.

El riesgo para familias de Gaviotas 1 y 2 no es exclusivo, de acuerdo con experiencias en el pasado –como los hechos imborrables en 1999-, luego de que estos sufren el embate de la naturaleza es posterior la inundación inevitable en cinco colonias aledañas más, entre estas, La Rueda y Lázaro Cárdenas. Suma un promedio aproximado de cinco mil familias en peligro.