Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ante Comisión Interamericana de DH y SCJN exigen vacunar a niños de Veracruz

- Juzgados han rechazado 100 amparos para inmunizar contra COVID a menores de 5 a 11 años

- OMS ya recomendó suministrar dosis reducida de la vacuna a este grupo: Activistas

Apolinar Velazco Xalapa, Ver. 25/02/2022

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
La Asociación Civil “Punto Derechos Humanos” recurrió ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con el propósito de lograr que puedan ser inmunizados contra el SARS-CoV-2 los niños entre los 5 y 11 años de edad.

Y es que luego de más de 100 solicitudes de amparos rechazadas por órganos jurisdiccionales federales en Veracruz, los integrantes de esta organización buscan que el organismo internacional dicte medidas cautelares en favor de los menores de edad y que el máximo tribunal constitucional del país resuelva las contradicciones de criterios que han dictado los colegiados en ese sentido.

“Los juzgados de distrito que son los que conocen los juicios de amparo nos han negado la suspensión para vacunar a este grupo etario bajo dos argumentos específicos: que necesitan un aval de la Comisión Federal Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) para poder vacunarlos y en función del interés superior de la niñez porque no hay estudios suficientes para poder vacunarlos se les debe proteger”, expresó Irving Uriel López Bonilla, miembro de esta asociación civil.



En la entrevista telefónica, recordó que la política nacional de vacunación excluye de la inoculación contra el Coronavirus a los niños entre los 5 y 14 años sin comorbilidades, permitiendo que reciban el biológico los mayores de 15 años sanos y los que tengan más de 12, si padecen alguna afección de salud, problema de obesidad o en estado de embarazo.

Refirió que este argumento de los magistrados pudo ser válido antes del 21 de enero pasado, pues desde entonces la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió recomendaciones a los países para que suministraran una dosis de la vacuna correspondiente a la tercera parte de la de un adulto (10 microgramos), a este grupo poblacional; lo cual México, al suscribir tratados internaciones, está obligado a acatar.

“Con base en eso empezamos a empujar la vacunación pero en Veracruz encontramos reacios a todos los tribunales colegiados de circuito, por ejemplo, los Juzgados Decimoctavo y Cuarto de Distrito con sedes en Xalapa y Boca del Río concedieron las suspensiones; sin embargo, cuando la Secretaría de Salud se va a la queja, el Colegiado revoca la suspensión diciendo que no está ajustada a Derecho”, explicó López Bonilla.



Insistió que el argumento de que no hay estudios suficientes para aceptar la vacunación de los menores de 12 años no es un argumento válido, de allí que esperan que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, con sede en Washington, dicte las medidas cautelares que obliguen al Estado mexicano a vacunar no sólo a los niños veracruzanos, sino a todos los del país.

“La Comisión Interamericana al ser un órgano de la Organización de Estados Americanos (OEA) y México es miembro y tiene suscritos tratados internacionales en el ámbito regional hace procedente, expusimos toda la situación que se está viviendo en México, particularmente en los niños de Veracruz”, manifestó.

El integrante de “Punto Derechos Humanos” reiteró que es urgente inocular a los niños porque si bien las vacunas no protegen de la infección por SARS-CoV-2, virus causante de la enfermedad COVID-19, sí hacen que los síntomas sean menos severos y por tanto, el riesgo de muerte sea menor, lo cual no es posible garantizarlo con los menores que no han sido atendidos.



“La solicitud se presentó el viernes de la semana pasada, está en fase de revisión y esperamos y pronto se resuelva, porque ésta dicta medidas cautelares siempre que exista urgencia, gravedad y riesgo de daño irreparable”, aclaró.

Al mismo tiempo expuso, con relación a la contradicción de criterios ante la SCJN, que ésta también se interpuso la semana pasada pues a diferencia de los tribunales colegiados de Veracruz; el Cuarto Tribunal Colegiado del Primer Circuito con sede en la Ciudad de México, sí validó el otorgamiento de amparos a los niños para que recibieran el biológico.

“Eso provoca el hecho de que exista una contradicción de criterios porque a nosotros nos han dicho que no es procedente y entre colegiado ha dicho que sí lo es (…) aquí el objetivo es que se alcance la vacunación de los niños habiendo suficientes elementos para proceder”, sostuvo.



Irving Uriel López Bonilla dijo que tanto la Comisión Interamericana como la SCJN no tienen un plazo cierto para emitir una resolución sobre las peticiones formuladas por la asociación civil a la que pertenece; no obstante, añadió con relación a la contradicción de criterios, que ya hubo otros promoventes que hicieron lo mismo, por lo que podrían acumularse y emitir un fallo en conjunto próximamente.

Reafirmó que ya no hay argumentos válidos para seguir frenando la vacunación de estos niños y criticó que en las sentencias los togados utilicen “un machote” al que sólo le cambian algunas cosas pero que en esencia es la misma redacción para decretar el no ha lugar de la suspensión.

Al exponer una vez más que los tribunales colegiados han sacado resoluciones “muy lamentables” al utilizar los mismos formatos para declarar infundados los agravios, sostuvo que no se están respetando las recomendaciones de la OMS, que son vinculantes; se está supeditando la inoculación a la decisión de la COFEPRIS; y se está discriminando a los niños por edad (se permite a los mayores de 12 años), territorio (en Estados Unidos los niños mexicanos sí están siendo vacunados) y condición de salud (sanos y enfermos).



“Si no fuera vinculante (la recomendación), por lo menos orientador y el juez tendría la obligación de remover los obstáculos para acceder al derecho; por otro lado, el interés superior de la niñez lejos de servir como un criterio restrictivo, que restringe derechos, debe servir para potencializarlos”, destacó.