Ir a Menú

Ir a Contenido

Semana de la Ciencia
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Aportan menos los trabajadores activos de la UV, que lo que cobran sus jubilados

- De hecho, sus académicos jubilados son los que tienen las pensiones más altas

- El déficit que se genera de $2065.5 millones lo ha cubierto el Gobierno del Estado: Armando Adriano

- No se bursatilizarán pensiones; se necesitaría un dictamen del Consejo del Instituto y aprobación del Congreso por mayoría calificada

?ngel Camarillo 11/11/2015

alcalorpolitico.com


Click para ver fotos
Las aportaciones de los empleados universitarios y de la propia Universidad Veracruzana al Instituto de Pensiones del Estado, no resultan suficientes para costear las pensiones de 3 mil 131 pensionados y jubilados de la Casa de Estudios, reveló el director del IPE, Armando Adriano Fabre.

En este caso, el funcionario recalcó que ante tal situación, en 2015 el Gobierno del Estado pagó el déficit de 2 mil 65 millones 535 mil pesos, que no alcanza con las aportaciones de 9,189 empleados activos.

Descartó además la bursatilización de la reserva técnica del IPE.



En ese sentido, si bien Armando Adriano negó un futuro colapso del IPE, admitió la falta de recursos para financiar todas las pensiones.

“La UV señala un adeudo del Gobierno del Estado; aunque la UV desde 2002 a la fecha, arrastra un déficit el cual no se alcanza a cubrir con las aportaciones de los activos de la Universidad y las cuotas del patrón; por eso desde ese año el Gobierno estatal cubre ese déficit”, alegó Adriano Fabre.

El funcionario compartió un gráfico comparativo entre las aportaciones de los empleados de la UV y la propia institución, en el cual se observa un déficit existente desde 2006, en ese entonces, de 50 millones 317 mil 697 pesos; hasta los actuales 2 mil 065 millones 535 mil 526 pesos.



“La suma de ingresos del IPE es por cuotas y por aportaciones; sin embargo, el número de trabajadores de la UV no alcanza para cubrir las pensiones de sus pensionados y ese déficit lo cubre el Gobierno del Estado, en específico la Secretaría de Finanzas y Planeación”, reiteró.

Esto, a la par de las pensiones del personal de la UV, las cuales calificó Armando Adriano como “bastante bien”; aunque existe un tope a las pensiones de 26 veces el salario mínimo.

Además, Armando Adriano negó una posible bursatilización de la denominada reserva técnica del IPE; pese a lo difundido en diversos medios de comunicación.



“Sobre si el IPE no planea bursatilizar los recursos de la reserva técnica, la respuesta es un contundente no. La reserva técnica y las reglas de operación son de un orden público y por lo tanto se tienen que publicar a efectos de transparencia y las reservas permanecen salvaguardadas con los mejores instrumentos financieros y así generen recursos”, resaltó.

Dicha reserva forma parte del fideicomiso propio del IPE y por lo tanto, el Consejo del IPE y el órgano de vigilancia conocen el estado actual del mismo, subrayó.

Armando Adriano fijó en 5 mil 610 millones la cifra exacta de la reserva técnica a la actualidad y recordó que ésta la integran los bienes inmuebles y el recurso financiero y éste, es parte de un fideicomiso.



En conferencia desde las oficinas del IPE, junto con Enrique Levet, subdirector jurídico; Silvia Reséndiz, subdirectora de Prestaciones Institucionales; Adán Córdoba, subdirector administrativo y Octavio Gil, subdirector financiero; Armando Adriano hizo hincapié en la necesidad del Instituto por buscar un equilibrio.

Lo anterior, dado que al aumentar la expectativa de vida de sus pensionados, el IPE ya no paga sólo pensiones por más tiempo; además paga remuneraciones a las viudas de los cotizantes, paga servicios funerarios, pensiones por vejez o por incapacidad.

“Al día tenemos 28 mil 675 pensionados sobre una base de 99 mil trabajadores; es una pirámide que ahora se invirtió porque la expectativa de vida es mayor, (...) de 64 años a 76 años, por eso debemos buscar nuevos mecanismos para financiar los sistemas de pensiones y las reformas habrán de seguir”, anunció.



Incluso, si existen nuevos déficits en los sistemas de pensiones, el Gobierno estatal continuará aportando ese faltante, anunció.