Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Arizona “suaviza” ley antiinmigrante

La gobernadora Jan Brewer se dijo esperanzada en que no se lleve a cabo un boicot, “porque estarían afectando a los residentes latinos legales, a quienes amamos, apreciamos y disfrutamos en Arizona”

El Universal Phoenix, Arizona 01/05/2010

alcalorpolitico.com

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, promulgó enmiendas a la ley antiinmigrante del estado para que los latinos ya no sean detenidos por su aspecto físico.

En entrevista para un canal de televisión local, Brewer explicó que luego de varias demandas interpuestas y otras más en proceso, espera firmar cambios en varios puntos del texto de la ley, debido a la cual existe la amenaza de un boicot contra Arizona.

La gobernadora se dijo esperanzada en que no se lleve a cabo un boicot “porque estarían afectando a los residentes latinos legales, a quienes amamos, apreciamos y disfrutamos en Arizona”.

Las enmiendas se refieren al sentido de los arrestos “que no pueden ser por color, origen o aspecto físico, [porque] es contra la ley”.

En un párrafo donde decía originalmente que la policía “no detendrá únicamente por el aspecto, color, origen...”, se suprimió la palabra “únicamente”, así que ahora dice que “no detendrá a los migrantes por su aspecto, su origen o características culturales”.

Otro señalaba que la policía arrestará “al contacto” a indocumentados o personas sin documentos; el cambio es que los agentes sólo indagarán la condición migratoria de las personas luego de que sean detenidas y arrestadas.

La gobernadora dijo que tener identificación es una ley federal, “si un policía te detiene porque circulas a 70 millas por hora donde debes conducir a 65, debes tener una identificación, y si no la tienes te pueden arrestar y entonces averiguar la condición migratoria”.

Dijo que había consultado con todas las autoridades policiales y judiciales en Arizona antes de firmar la ley, pero el procurador general del estado, Terry Goodard, calificó la legislación como un desastre. “Creo que las protestas son entendibles, la reacción nacional es lamentable y creo que todo esto nos va a costar mucho aquí en Arizona”. Toda repercusión de la ley “era inevitable, pero hemos elegido equivocadamente. El problema pudo evitarse si hubieran reforzado la vigilancia fronteriza”.