Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Artistas marcharon para exigir que se dé marcha atrás a impuesto por cada obra que presenten

- Desarrollaron un carnaval artístico y portaron pancartas con consignas en contra del Ayuntamiento de Xalapa

- En caso de no derogar la ley del Código Hacendario, solicitarán un amparo

Ariadna Lezama Palma Xalapa, Ver. 01/03/2015

alcalorpolitico.com

Artistas Libres de Xalapa marcharon desde el Teatro del Estado a Plaza Lerdo vestidos de diferentes formas artísticas con la finalidad de exigir nuevamente que se dé marcha atrás a los impuestos que se pretende cobrar al gremio cultural y artístico en la capital del Estado por cada obra que realicen.

Y es que argumentan que este impuesto afecta al gremio el cual de por sí está muy devaluado, incluso ese nuevo cobro podría ocasionar que desaparezcan.

La marcha que se realizó con un estilo de carnaval artístico en el que también portaban pancartas con consignas en contra del Ayuntamiento de Xalapa por pretender cobrar las expresiones artísticas de la ciudad.

Y es que argumentan que la actual administración municipal que encabeza, Américo Zúñiga Martínez, les cobrará un impuesto por publicidad artística y por cantidad de presentaciones que hagan, dado que así lo estipularon en la reforma al código hacendario de Xalapa, lo cual afectará casi mil artistas independientes de la ciudad.

Ante ello los artistas aseguran que en caso de no lograr que se derogue estos impuestos que les afectan, solicitarán un amparo en contra de las nuevas medidas de recaudación que implementó el Ayuntamiento de Xalapa, pues afecta al sector artístico y pone en riesgo la cultura de la capital.

“Una acción como esa va asesinar la vida independiente de los artistas, porque no puedes estar haciendo un trabajo porque tienes que pagar”, señaló la vocera del movimiento Artistas Libres, Mercedes Boullosa.

Entre las expresiones artísticas que caminaron por las calles de Xalapa, salió “el mosquito de los impuestos”, el cual representaba el cual representa lo incomodo que es para el gremio el nuevo impuesto. Y la “llorona de los impuestos”, la cual lamentaba las nuevas formas de recaudación de las autoridades municipales porque ya no le quedarán recursos para alimentar a sus hijos.