Ir a Menú

Ir a Contenido

Casas Carpin

Sección: Estado de Veracruz

Arzobispo de Xalapa llama a preservar el sacramento del matrimonio

Hipólito Reyes exhortó a los fieles a recordar cuál es el verdadero compromiso de la unión religiosa

Ángeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 07/10/2012

alcalorpolitico.com

Este domingo, el arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios, destacó la importancia y compromiso del matrimonio, así como las situaciones que permite la Iglesia para terminar una unión.

“Hoy se habla sobre el matrimonio, que tiene dos finalidades, la primera es el amor de la pareja y la segunda es la procreación para tener hijos e hijas”.

Mencionó que el matrimonio es un compromiso y aún mayor, cuando se casan por la Iglesia.

Respecto a los hijos, reiteró que lo ideal es tener mínimo 3 y máximo 6, sobre todo
entre los 18 y 35 años. Esto debido a que algunas parejas deciden tomarse su tiempo para conocerse y cuando pasan de esa edad se les dificulta concebir.

“Lo que presenta el evangelio es si es válido el divorcio y Jesús dice que no. La Iglesia católica no permite el divorcio ni acepta el que hace la ley civil, porque sus principios son otros”.

Destacó que cuando alguien se va a casar se le pide que llegue con plena libertad, e incluso dijo que el embarazo no es válido para forzar un matrimonio.

Sobre la separación matrimonial dijo que puede darse cuando la situación entre una pareja es extremadamente mala, es entonces que de común acuerdo con la promesa de que no se casarán hasta que uno de los dos muera, pueden seguir con sus vidas. En esta situación debe respetarse la castidad y así sí pueden confesarse y comulgar, viviendo en castidad

La segunda opción es la declaración de nulidad que hace el tribunal eclesiástico para demostrar que el matrimonio no es válido porque no hubo auténtico sacramento.

Explicó algunos ejemplos como cuando no pueden tener relaciones sexuales, o si se es homosexual o lesbiana sin que lo sepa la parte, o si tenía un matrimonio sin darlo a conocer.

También hay causas de consentimiento, cuando la persona no estaba capacitada para comprometerse, si engaña, es inmadura o tiene conductas fuera de lo normal, es decir, que no cuente con sus facultades mentales.

Otra situación son los defectos de forma, cuando falta alguna de las firmas justo al celebrarse el enlace matrimonial.

“Si no firmaron padrinos o sacerdotes se puede invalidar. Por eso tienen que firmar los testigos, padrinos, así como el sacerdote que asistió; si no se dan estas cosas el matrimonio es inválido”.

Destacó que si un sacerdote ajeno llega a oficiar debe tener todo en orden, su licencia ministerial de su Diócesis y autorización por parte del Párroco donde va a presidir el matrimonio.

Como tercera situación indicó que cuando alguien está casado por la Iglesia, se separa y se vuelve a casar por el civil, se aplica que comete adulterio.

“Por eso la Iglesia trata de ser más comprensiva; no se les puede dar la absolución porque seguirán en esa situación, es decir, pueden participar pero no comulgar. Es muy dramático, porque hay gente que sufre por eso la Iglesia trata de ser comprensiva. Otras iglesias como la protestante sí acepta hasta el divorcio por el civil, pero ese no es el pensamiento cristiano”.

El Arzobispo concluyó exhortando a los fieles para conservar su amor en la fe y que de esa forma den testimonio tanto a sus hijos como a sus semejantes.
  • La Parroquia Xalapa
  • Ipax
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Escuela Cervantes