Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Arzobispo Hipólito Reyes, invita a quitarle una hora a ver televisión para dedicarla a orar

Los padres son los maestros de oración de sus hijos; si no lo ven nunca aprenderán a ser gente de oración

?ngeles Godoy Morales Xalapa, Ver. 25/07/2010

alcalorpolitico.com

Este domingo, el arzobispo Hipólito Reyes Larios, habló sobre la importancia de la oración en las familias católicas, “hagan oración en su casa, mediten la palabra de Dios, recen el rosario o alguna devoción, al menos el Angelus, los padres son los maestros de oración de sus hijos; si no lo ven nunca aprenderán a ser gente de oración”.

Reyes comentó que Jesús se retiraba y se dirigía a su padre Dios, “platicaba con él; todos nosotros tenemos la experiencia que cuando queremos a alguien y platicamos con esa persona se nos pasa el tiempo rápido y al final quedamos muy satisfechos de ese diálogo, eso es la oración”.

Precisó que Jesús siempre acudía a Dios en una relación continua, “en los momentos difíciles de su vida, cuando tenía que tomar decisiones, se retiraba a orar.
Esa es la oración, un diálogo, una amistad, una intimidad con la persona que más amamos. Santa Teresa lo dice bellamente, hacer oración es estar muchos ratos a solas con quien sabemos que nos ama”.

Indicó que actualmente hay otras cosas a las que se les presta más atención que a la oración, “a la tele se le dedican muchas horas, yo quisiera que al menos una hora le dedicáramos a la oración, pero a veces eso no lo hacemos. Eso nos tiene que hacer pensar, porque si acaso amanece y nos persignamos automáticamente y prendemos la tele para ver las noticias o los chimes, o lo que nos interese”.

Añadió que Jesús dejó el Padre Nuestro para dirigirse a Dios, “lo conocemos todos y es la oración que llamamos dominical, la oración del Señor; muchas veces la decimos sin pensar, pero en algún momento hagámosla despacio, con cariño, intimidad, así como nos ha enseñado Jesús”.

Reyes señaló que hay muchas maneras de hacer oración, “alabanzas, la iglesia es una maestra de oración, nos enseña a santificar las horas a través de la liturgia, lo que conocemos como breviario, la liturgia de las horas. La misma eucaristía es una oración por excelencia y por eso al estar en una celebración bien vivida, donde hay cantos, oraciones, nos sentimos serenos, tranquilos; la misa es el cielo en la Tierra”.

Agregó que para que Jesús atienda a las oraciones hay que insistirle, “no piensen que con una vez basta, hay que pedirle constantemente y por eso dice el evangelio, el que busca, encuentra; al que pide, se le da; al que toca, se le abre; estar de molones hasta que el Señor nos escuche”.

Reyes recordó que hoy se celebra la festividad del apóstol Santiago y los 77 años del martirio del Beato Ángel Darío Acosta Zurita, quien fue martirizado en lo que ahora es la Catedral de Veracruz, donde fue asesinado mientras bautizaba, cuando se impartían el catecismo y las confesiones. A la iglesia llegaron las fuerzas del orden y le dispararon por la espalda. Esta causa se empezó en Xalapa y ahora se encuentra en Veracruz.

A continuación el Angelus que recomendó el arzobispo:

Angelus
V. Angelus Domini nuntiávit Mariae;
R. Et concépit de Spíritu Sancto.
Ave Maria....
V.Ecce ancilla Dómini;
R. Fiat mihi secundum verbun tuum.
Ave Maria...
V. Et Verbum caro factum est;
R. Et habitávit in nobis.
Ave Maria...
V. Ora pro nobis, Sancta Dei Génetrix
R. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.
Orémus
Gratiam tuam, quaesumus, Dómine,
méntibus nostris infúnde: ut qui, Angelo nuntiánte,
Christi Fílii tui Incarnatiónen cognóvimus,
per passiónem ejus ad crucem ad resurrectiónis
glóriam perducámur.
Per eúndem Christum Dóminum nostrum.
R. Amen