Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Nacional

Atenquenses salen libres

Nueve integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco, que estaban recluidos en el penal estatal Molino de Flores de Texcoco, son liberados al filo de las 22:30 horas

El Universal Ciudad de M?xico 30/06/2010

alcalorpolitico.com

Al filo de las 22:30 horas, los nueve integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco que estaban recluidos desde el 3 y 4 de mayo de 2006 en el penal estatal Molino de Flores de Texcoco fueron dejados en libertad, luego de la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El primero en salir por la puerta principal fue Rodolfo Inés Cuéllar, líder del mercado San Antonio de Texcoco, quien fue recibido por más de 20 miembros del movimiento campesino que se opuso a la construcción del aeropuerto alterno de la ciudad de México en Texcoco.

Entre gritos de presos ¡políticos, libertad!, Inés Cuellar indicó que se "logró vencer al gobierno, y lo que nos hicieron no tiene nombre, pero que dios los bendiga también a aquellos, porque cuando uno se propone hacer las cosas se logra".

Más tarde, Óscar Hernández Pacheco, Alejandro Pilón Zacate, Juan Estrada Cruces, Julio César Espinosa Ramos, Edgar Eduardo Morales, Narciso Arellano Hernández y los hermanos Jorge Alberto y Román Ordóñez Romero dejaron las instalaciones del Centro de Readaptación Social Alfonso Quiroz Cuarón.

Bajo una pertinaz lluvia los seguidores del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra reclamaron al gobierno federal y al del estado de México la tardanza para dejar libres a los campesinos porque, aseguraron, no cometieron delito alguno.

Los nueve presos que estuvieron durante cuatro años y 27 días purgaban una sentencia de 31 años, 10 meses y 5 días de prisión por el delito de secuestro equiparado bajo la causa penal 58/2007.

El juez Jorge Alberto Cervantes Juárez los sentenció por considerarlos culpables de retener a 14 policías estatales y federales durante los enfrentamientos del 3 y 4 de mayo de 2006 en los municipios mexiquenses de Texcoco y San Salvador Atenco.

Además la justicia del estado del México los condenó a pagar una multa de 978 días de salario mínimo y un pago de 31 mil 200 pesos por daño moral.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó dejarlos en libertad al mediodía de este miércoles, sin embargo las autoridades penitenciarias del estado de México retrasaron durante casi 10 horas y media su liberación.

Juan de Dios Hernández Monje, uno de los abogados del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, indicó que "falta la verdadera justicia y que se proceda contra los autores intelectuales de la represión y de la muerte de los campesinos Alexis Benhumea y Javier Cortés, que son Enrique Peña Nieto, Vicente Fox, Wilfrido Robledo, Humberto Benítez Treviño entre otros, acusó.

El representante legal de los campesinos manifestó que no se dan por satisfechos con la libertad de los presos porque, dijo, no es un acto gracioso del Estado ni tampoco es un acto de justicia, es apenas el cumplimiento de una pequeña parte de lo que hemos denunciado.

Hernández Monje anticipó que los simpatizantes del Frente de Pueblos en Defensa la Tierra presentarán denuncias contra el gobierno federal y estatal por la reparación del daño ocasionado a los integrantes del movimiento campesino.

Familiares de los presos los estuvieron esperando durante más de ocho horas y cuando los tuvieron de frente se abrazaron y lloraron en medio de fotógrafos y camarógrafos que intentaban captar el encuentro.

María Leonor Romero Morales, madre de los hermanos Jorge y Román Ordóñez Romero recordó que les prometió que lucharía hasta obtener su libertad que finalmente consiguieron la noche del miércoles.

La madre de los dos liberados denunció a las autoridades federales y estatales la actitud de revancha que tomaron contra los campesinos que no permitieron que se construyera la terminal aérea en sus tierras. "Quién les va a devolver los cuatro años de vida que perdieron al lado de su familia. Ahora enfrentaremos juntos en libertad los problemas que tendremos que resolver", dijo.