Ir a Menú

Ir a Contenido

Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Ayuntamiento de Fortín con problemas financieros; diputados no le autorizaron solicitar créditos

El alcalde Cesar Torrecilla pide el apoyo del Gobernador para regularizarse en deudas de la gestión anterior

Emma Hern?ndez Arroyo Fort?n, Ver. 17/02/2012

alcalorpolitico.com

Con graves problemas financieros en las arcas municipales, al registrar un déficit de 40 millones de pesos debido a las deudas heredadas por la pasada administración, el alcalde Cesar Torrecilla Ramos admitió la necesidad urgente de contar con el respaldo del gobernador del Estado Javier Duarte de Ochoa.

Al no tener la posibilidad de ingresar al préstamo bancario aprobado por la Legislatura, el mandatario municipal lamentó las condiciones en las que se recibió la administración, con un 40% de adelanto de las participaciones federales, y deudas a los proveedores que no se han podido solventar debido a la falta de recursos.

Las condiciones en las que se encuentran las arcas municipales requieren del apoyo urgente del ejecutivo estatal enfatizó Torrecilla Ramos, quien dijo tener la intención de abatir el rezago de más de 40 años del municipio, pero reconoció que a un año de tomar las riendas de la administración existen adeudos a constructoras por diversas obras y a proveedores por el orden de los 17 millones de pesos aproximadamente.

El entrevistado justificó la situación financiera por las condiciones en las que se recibió la administración y asegurando además, que Fortín no es el único municipio que atraviesa por estos problemas económicos.

Argumentó que al inicio de la administración, la intención de estabilizar las finanzas se descartó debido a que ya se había solicitado un adelanto del 40% de las participaciones federales por el ex alcalde Ángel Sánchez Rincón, por lo que ya no se pudo continuar con la estrategia para estabilizar los recursos.

Con la esperanza de reunirse con el Gobernador del Estado antes de concluir el presente mes, Torrecilla Ramos se dijo atado de manos para poder regularizar las finanzas del municipio, pues no se logró ingresar a la totalidad del crédito de 45 millones de pesos promovidos por el Congreso.