Ir a Menú

Ir a Contenido

Cultura Viva
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Campesinos exigen que Duarte devuelva recursos; no les interesa su aprehensión

- En 2016, Gobierno de Veracruz no distribuyó 204 mdp federales

- Detención parece fiesta nacional, era obligación detenerlo: Consejo Intermunicipal de Ambientalistas

Jorge Reyes Orizaba, Ver. 17/04/2017

alcalorpolitico.com

La aprehensión de Javier Duarte se ha convertido en una fiesta nacional para diversos sectores, pero a los campesinos afectados con obras y proyectos que nunca llegaron, no les interesa su destino; pero sí recuperar lo que por derecho y jurídicamente les corresponde.

El presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas (CIMA), Graciano Illescaz Téllez, dijo que la aprehensión de Javier Duarte de Ochoa, quien trastocó los intereses de médicos, enfermeras, maestros, empresarios y toda la sociedad en su conjunto, pareciera una fiesta nacional; cuando era una obligación de las autoridades poner al descubierto los fraudes que durante seis años se cometieron.

“En el caso de los campesinos, el tiempo que pasó sin resultados nos deja mal sabor de boca porque somos quienes cada día luchamos y hacemos sacrificios, sin embargo, esto agravia porque una persona que tiene un sueldo más que digno y privilegios como los del Presidente de la República, que llegan ser entre los más altos del mundo, no se conformó y agravió a los veracruzanos”, señaló.



Añadió que la economía de México está hundida porque la corrupción está en los más altos índices, donde no se han querido administrar bien los recursos a pesar de ser una de las economías más fuertes del mundo; sin embargo, el 80 por ciento del total de la riqueza se concentra en unas 100 familias.

“No es posible que en un país tan grande como México, las instituciones que procuran la seguridad y la justicia no hayan actuado en su oportunidad y que a nivel internacional, se haya dado el resultado que ahora genera una fiesta nacional. No pierdo de vista que es un ser humano pero nos falló y traicionó por la gente que llegó a creer en él y se quedó sin nada”, expuso.

Graciano Illescaz, expresó que como Duarte tiene propiedades y cuentas bancarias, se debe hacer que el dinero desviado regrese a las arcas para compensar el daño que padecieron médicos, campesinos, maestros y sectores vulnerados que fueron agraviados, porque no se tomó dinero de los poderosos sino de los pobres.



Después de su extradición, agregó, se deben cumplir los procedimientos legales para que el dinero que tenga en su poder sirva para regresarlo a donde corresponde.

Puso como ejemplo el programa estratégico de seguridad alimentaria, que el año pasado destinó 204 millones de pesos provenientes de la Federación a través de la SAGARPA, dinero que llegó al Gobierno de Veracruz, pero que no se distribuyó entre la gente pobre, concluyó.