Ir a Menú

Ir a Contenido

El Canje Seguro Conviene
Universidad Anahuac

Sección: Estado de Veracruz

Central de Abasto de Xalapa opera al 50% de su capacidad; no tienen energía eléctrica

Locatarios se quejan de que las instalaciones se encuentran en pésimo estado.

Javier Salas Hern?ndez Xalapa, Ver. 30/09/2010

alcalorpolitico.com

La Central de Abasto de Xalapa opera al 50 por ciento de su capacidad, denunció Mónica Hernández Hernández.

La secretaria general de la Unión de Locatarios de la Central de Abastos, dijo que carecen de energía eléctrica, no hay pavimento en las calles y las instalaciones se encuentran en pésimo estado, sin embargo el Ayuntamiento de Xalapa no ha proporcionado ayuda en los últimos tres años.

Los locatarios de la Central de Abasto se la han pasado dando vueltas al Ayuntamiento de Xalapa para solicitar apoyo y hasta el momento no han recibido respuesta alguna.

Los locales son iluminados porque se han conectado a un solo medidor y los recibos por el servicio de energía eléctrica llegan hasta de 50 mil pesos y para arreglar las calles han tenido que comprar con sus recursos algunas camionadas de grava.

Tan sólo en la administración municipal de Ricardo Ahued Bardahuil se les prometió la pavimentación de las calles, pero desafortunadamente ya no dio tiempo. Aunque dijo tener plena confianza en el ex alcalde, pues cuando estuvo al frente del Ayuntamiento recibieron todo su apoyo y ahora como diputado federal habrán de presentarle un proyecto para la pavimentación de las vialidades de la Central de Abasto.

No obstante, a pesar de las carencias que enfrentan, dijo que los locatarios se unieron para apoyar a los damnificados por el huracán “Karl” y enviaron personalmente seis toneladas de legumbres y frutas a las zonas afectadas y se han dado a la tarea de enviar otras 10 toneladas.

“Aunque no tenemos las ventas que nosotros quisiéramos, siempre es importante ayudar a quienes están necesitados y la fruta y verdura les hace mucha falta, la llevamos en buenas condiciones para que les dure de tres a cuatro días; además de que una cantidad se envió a las cocinas que mantiene el Ejército mexicano”.