Ir a Menú

Ir a Contenido

Casas Carpin

Sección: Estado de Veracruz

Centros tortugueros en Veracruz preservan nidos para que cientos de crías lleguen al mar

- En Nautla los pobladores tienen plena conciencia de la importancia de salvaguardar tortugas marinas
- Incuban durante 50 días y cuando pisan la arena buscan el mar

Ángeles Godoy Morales Nautla, Ver. 21/10/2012

alcalorpolitico.com

Hace 39 años, Marcelino Yépez inició el proyecto de conservación de huevos de las tortugas que llegaban a desovar en las playas de la comunidad El Raudal en el municipio de Nautla.

En esa primera ocasión fueron 300 crías las que vieron su sueño de llegar al mar gracias a la preocupación y ardua labor de los pobladores de la zona, quienes ven a las tortugas como un ser que debe protegerse más allá de cualquier interés.

Útil rehabilitación

Librada Gerón Domínguez, licenciada en Educación y Técnica del Centro Veracruzano para la investigación y conservación de tortugas marinas "Marcelino Yépez", precisó que la rehabilitación de este lugar es un orgullo para toda la comunidad.

“Es beneficioso tanto para nosotros como para la ecología, se hace conservación de huevos y liberación. Hace 39 años hubo una cifra de 300 tortuguitas, hoy se ve reflejado el trabajo y es un orgullo comentarles que es la temporada más alta con 539 mil crías a la fecha y eso que llevamos la mitad de temporada”.

La temporada inicia el 1º de marzo, hasta diciembre que se da la última liberación.
Gerón, conocida como “La Señora de las Tortugas”, explicó que son cinco especies las que llegan a la playa, Verde, Lora, Caguama, Carey y Laud; sin embargo esta última hace cuatro años que no ha sido vista.

“Yo tengo mi propia teoría de por qué no arriban. Nosotros tenemos aguas cálidas y la morfología de la tortuga está compuesta de grasa. Mi teoría es que andan buscando aguas más frías. Quiero pensar eso y no que nuestra especie se haya extinguido del globo terráqueo”.

En la conservación participa toda la comunidad, entre voluntarios, especialistas y personas con la convicción real de preservar estas especies.

Proceso de incubación

La playa El Raudal, es la más importante en el Golfo de México para la migración de Tortuga Verde, incluso del Caribe.

“Aproximadamente el 5 por ciento de los más de 6 mil 500 nidos que tuvimos esta temporada estuvieron adentro, entre Lora y Verde que han llegado a las playas. La mayor cantidad de nidos en la historia, como resultado de más de 30 años de trabajo. Aquí en el campamento, se colocan en hieleras con arena del propio sitio donde se tomó el nido, porque la tortuga se tiene que improntar.

Eso quiere decir que tiene que detectar la arena donde se colocó. A la fecha llevamos liberadas más de medio millón de crías que han eclosionado aquí”.”, explicó Leonel Zavaleta Lizárraga, subdirector de planeación ambiental y ordenamiento ecológico territorial de la Secretaría del Medio Ambiente.

Cuando las tortugas arriban a la playa, hacen sus nidos y los dejan para volver al mar. Son las personas del centro quienes se encargan de detectarlos para ponerlos a salvo en hieleras dentro del Centro. Esto porque corren riesgos ante los depredadores.

Una vez que se coloca en las hieleras, se deja entre 45 y 50 días en la cámara de incubación, donde comienza el periodo de incubación. Posteriormente las tortugas comienzan a eclosionar, es decir, romper los huevos.

Crías frágiles

Una vez que la tortuga deja el cascarón entra en una etapa donde está un poco adormilada. Como resultado de la eclosión del huevo, en el vientre tienen un plastrón, reminiscencia del vitelo.

“Esta especie de ombligo es su reserva energética, lo que les va a permitir una vez entrando al mar tener energía suficiente para alcanzar los niveles de profundidad que necesitan para sobrevivir”.

Sin embargo, en el centro se quedan hasta que se les cierra totalmente el caparazón del vientre ya que de otra forma serían presa fácil de los depredadores.

Los meses de mayor anidación son julio y agosto, en octubre hay la mayor cantidad de crías.

En los primeros 15 días se alimentan del vítelo del huevo. Una vez que lo absorben y lo tienen cerrado, las crías se empiezan a alimentar de pequeños crustáceos, camarones y demás. Todas las tortugas en su etapa de crías son carnívoras. La tortuga verde de juvenil y adulta se convierte exclusivamente en herbívora, se alimenta de algas y pastos marinos.

Eclosionan de arriba hacia abajo y van abriendo espacio para que todas tengan oportunidad de salir del huevo. Una vez que salen todas al sentir la arena corren por instinto al mar.

Extrañan la tortuga Laud

“A este campamento hace cuatro años que no llega la “Laud”. Ahora ya no se permite que los visitantes tomen la tortuga y la liberen, ya es una nueva norma. Por eso se llevan en una tina, se hace una valla y se dejan ir al mar. Había mucha manipulación de las crías y son como un bebé. No falta quien agarra la tortuga y se la lleva. Recomendamos que cuando vayan a un campamento tortuguero, las vean, les toman fotos pero no las tomen porque les podemos pasar bacterias, enfermedades, dejen al personal capacitado. Podemos ver cómo corren hacia el mar”

En Veracruz hay 17 campamentos tortugueros registrados en la Semarnat, desde Tampico alto, hasta la parte de arrecifes en los Tuxtlas. Algunos años hay campamentos satélites donde la gente se pone de acuerdo y hacen labor de vigilancia.

“Debe haber gente capacitada para detectar los nidos, sacar los huevos, traerlos a las cámaras de incubación para después poder liberar las crías. Lo mejor es dejar los nidos en la playa; de esos más de 6 mil 500, seis mil están en playa”.

Investigación

A través de la investigación, se han obtenido datos muy importantes de las temporadas de anidación, temperaturas, diferencias entre las tortugas, tamaños, pesos, que se convierten indicadores de cómo se encuentra la población.

Después de más de 30 años de trabajo, la población de tortugas marinas en el Golfo México se ha recuperado.

“Del 98 que tuvimos un registro de menos de 400 nidos y a la fecha, podemos ver un indicador que estamos haciendo las cosas bien. Las poblaciones se están recuperando. De los 6 mil 500 nidos, estamos hablando de casi un millón de crías que están llegando al mar. Más de un millón de huevos que se protegen. Si de cada mil tortugas una sobrevive ahí podemos sacar el balance, siguen siendo muchos animales, pero son pocos los que llegan a la edad adulta a poner sus huevos”.

En este centro cuentan también con un sistema de becas con universidades como la Universidad Veracruzana, la Universidad de Las Américas de Puebla, el Tecnológico de Mizantla, la Universidad de Tamaulipas, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma de México, entre otras.

“Nosotros le damos un lugar con las condiciones donde llegar y ellos nos dejan el trabajo de líneas de investigación”, concluyó.

El centro de investigación de la comunidad El Raudal, cuenta con el esfuerzo de toda la población para preservar a las tortugas marinas que llegan a las costas del Golfo de México, especies en peligro de extinción.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Escuela Cervantes
  • Colección de cuentos Tetras
  • La Parroquia Xalapa
  • Casas Murano
  • Curso talleres
  • Grupo Tlapiani - seguridad privada