Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: Estado de Veracruz

COFEPRIS nunca supo sobre medicamentos clonados durante fidelismo

- A poco más de 11 años que se denunció caso, no tiene archivos
- “Quien pudiera tener información” es la Secretaría de Salud de Veracruz

Jair Garca Xalapa, Ver. 16/04/2021

alcalorpolitico.com

A poco más de 11 años que se detectara la posible compra de medicinas oncológicas clonadas, hoy en día la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) dio a conocer que es inexistente toda la información relacionada con este caso.
 
Mediante una solicitud de información, se requirió conocer todas las diligencias realizadas por este caso. Sin embargo, la dependencia federal contestó que no cuenta con ningún dato al respecto y refirió que se pregunte a la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Veracruz, “quien pudiera tener la información requerida”.
 
En 2010, a fines de la administración de Fidel Herrera Beltrán, una enfermera del Instituto Estatal de Oncología antes Centro Estatal de Cancerología "Dr. Miguel Dorantes Meza" reportó impurezas en un frasco de Avastín.
 
Un mes después se solicitó el análisis del fármaco a Grupo Roche Syntex de México, S.A. de C.V., empresa que posee la patente del Avastín y ésta respondió tres meses después que la composición del empaque no correspondía a un producto original Roche.
 
Sin embargo, tuvieron que pasar varios años antes de que se abriera una investigación, misma que inició cuando se reportó el hallazgo de otro frasco con impurezas, al que se le sumó la sospecha de la aplicación de pruebas para detectar el VIH/sida que no servían y la desaparición de medicamentos para el tratamiento de pacientes con esta enfermedad.
 
Ya durante el bienio del exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares, se dio a conocer que los pacientes del Instituto Estatal de Oncología recibían agua destilada en vez de quimioterapia.
 
Tras esa acusación, el entonces secretario de Salud Federal, José Narro, informó que la dependencia a su cargo a través de la COFEPRIS detectó 11 toneladas de medicamentos caducos y cerca de 47 mil pruebas para detectar VIH que no contaban con registro sanitario en el Estado.
 
Y posteriormente, tras esas anomalías, fijó una postura de que no encontraron una sola prueba de la presunta aplicación de agua destilada en lugar de quimioterapias y ahora la COFEPRIS refiere que no existe información sobre este caso en sus archivos.
  • Salon de usos multiples
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Seguimos trabajando
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ipax