Ir a Menú

Ir a Contenido

Clases a distancia
Universidad Anahuac

Seccin: V?a Correo

Colocar reductores de velocidad, en la Xalapa-Coatepec, “una acción criminal”

- Lector asegura que para motociclistas, resbalar en las “tachuelas metálicas” puede ser mortal
- La carencia de drenaje adecuado es otra causa de los numerosos accidentes en esta vialidad

Xalapa, Ver. 18/02/2018

alcalorpolitico.com

Al Calor político:
 
De la manera más atenta y aprovechando la oportunidad que este prestigiado portal nos brinda a los ciudadanos para expresar nuestras opiniones, agradeceré se publique este escrito y espero sirva como un llamado urgente a la reflexión para las autoridades y demás personas involucradas en la serie de errores cometidos desde y a partir de la pavimentación con “concreto hidráulico” de la carretera Xalapa-Coatepec.
 
Como usuario frecuente de dicha vialidad y como ciudadano consciente de mis derechos y obligaciones, debo reconocer la buena intención del Gobierno estatal para cumplir con su trabajo y que lamentablemente fallaron quienes fueron incapaces de aplicar los cálculos y procedimientos de ingeniería para lograr un drenaje adecuado en base al promedio de lluvia especifico.
 
Las primeras precipitaciones pluviales a inicio de año evidenciaron que al carecer de un drenaje central y del peralte adecuado, en diversos puntos se forman encharcamientos y escurrimientos. Esto combinado con la baja adherencia del concreto, llantas no adecuadas para lluvia y en algunos casos exceso de velocidad, se generaron los accidentes ya conocidos, y complicó aún más la situación, la eliminación de la barrera central que se convirtió en un jardín muy bonito pero eliminó para siempre un elemento importantísimo de la seguridad vial: las barreras de contención.
 
Dada la problemática suscitada y por razones profesionales, decidí realizar algunas pruebas con diversos vehículos, tipos de neumáticos y condición de carretera para recabar mayor información o en su caso encontrar alguna razón del porqué esta carretera tuviera diferencias con alguna otra que haya sido construida con el mismo material, por ejemplo la carretera Poza Rica-Tuxpan o el Arco Norte.
 
Después de diversos recorridos a un máximo de 70 km/h con camioneta pick up equipada con llantas 50/50 para terracería y carretera, con vehículo Sedan equipado con llantas para carretera seca y con motocicleta equipada con llantas todo terreno, no detecté situación de pérdida de control en los tres vehículos y la única diferencia con las carreteras mencionadas es el exceso de agua en la carpeta asfáltica en condición de lluvia de mediana intensidad.
 
Debo decir que esos “detalles” de falta de adherencia en condición de lluvia se suman a la conducción “desesperada” en horas pico que algunos conductores realizan, lo que eleva exponencialmente la probabilidad de accidentes.
 
Todo los riesgos mencionados son posibles de administrar con el conocimiento y la educación vial, sin embargo, la última decisión de colocar los llamados botones o tachuelas metálicas para obligar a reducir la velocidad antes del tope es no sólo una decisión sumamente cuestionable, es una ACCIÓN CRIMINAL por las siguientes razones sustentadas en el  conocimiento teórico y practico sobre conducción de vehículos:
 
1.- Cualquier elemento metálico es sumamente resbaloso y más con un poco de agua en su superficie. La gran mayoría de los conductores saben que no hay neumático que tenga el más mínimo agarre sobre superficie metálica mojada.
 
Al aplicar los frenos y más en condición extrema, la llanta sólo resbala sobre la tachuela metálica y genera la pérdida del movimiento rectilíneo uniforme, es decir, el vehículo comenzará a girar y muy probable impactará el camellón y dependiendo de la velocidad, puede cruzar al carril contrario.
 
2.- Un principio básico de todo sistema de frenado es que la llanta se mantenga “pegada” al piso y así utilizar la máxima fricción del neumático para detener el vehículo. De ahí que todo elemento externo que provoque un brinco y/o separe la llanta de la carpeta asfáltica es directamente responsable de “inutilizar” el sistema de frenos. Aquí no solo colocaron las “tachuelas metálicas” para inutilizar todo intento de frenado correcto, también colocaron un tope al final de las líneas de tachuelas para obligar al conductor a perder totalmente el control del vehículo.
 
3.- Si para un vehículo de cuatro ruedas, el resbalar sobre las tachuelas metálicas puede significar la pérdida de control, para un motociclista puede significar la pérdida de la vida.
 
Quienes conducimos motocicleta, sabemos que las boyas metálicas, los rieles del ferrocarril y las tachuelas metálicas son “patines sobre hielo” y el que una llanta de la moto pase sobre ellas y resbale, significa la muerte y hay varios ejemplos de motociclistas fallecidos por ese motivo aquí en la ciudad de Xalapa.
 
Espero con este escrito lograr algo de conciencia en la más alta autoridad de este Estado y en los responsables de las decisiones que impactan a los ciudadanos.
 
¿Por qué no implementar mesas de trabajo, porque no organizar foros y eventos que promuevan el conocimiento? ¿Por qué recurrir al autoritarismo y a la cerrazón?.
 
 
ATENTAMENTE.
 
E. Zúñiga B.
  • Centro Mexicano de Estudios de Posgrado
  • Ayuntamiento de Xalapa
  • Seguimos trabajando
  • Salon de usos multiples
  • Ipax