Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Parece que ya entendieron

Esfera Política

Por: Ricardo Vázquez Salazar

30/11/2015

alcalorpolitico.com

A través del trabajo en conjunto realizado entre la Secretaría de Marina y el Centro de Investigación para la Seguridad Nacional, se detuvo la semana pasada a Alejandro Castro Alfonso, “El Picoreta”, considerado como uno de los mandos Zetas más sanguinarios que operaba importantes plazas como Orizaba, ahí donde la autoridad municipal presumía de ser calificada como la ciudad más segura del país; además de que también comandaba en los municipios de Córdoba y Poza Rica, lo mismo en otras entidades del país.
 
Para quienes no quieran entenderlo y se nieguen a aceptarlo, Manlio Fabio Beltrones no reunió a Pepe y a Héctor en su propio terreno, para venir a decirles que ninguno de los dos sería el candidato del PRI a la gubernatura, por supuesto que no. No había de otra: Beltrones, el líder nacional tricolor convocó a la clase política veracruzana a la llamada cumbre de San Julián llevada a cabo el pasado viernes, para hacerles ver que tenían que alinearse. No existía otra alternativa viable.
 
Actores políticos del partido tricolor tenían que disciplinarse, regresar a la unidad y consolidarla. Después viene lo más complicado, lograr el acercamiento y penetrar en el ánimo del electorado.
 
El candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz sabe perfectamente que no la tiene fácil para el 2016; Héctor y Pepe están conscientes de ello. El escenario es distinto al que se vivía en el año 2004. Hoy en día es complicado por la irritación de la ciudadanía, ocasionada por la anarquía oficial que impera en el estado.
 
El abanderado del tricolor por la rienda veracruzana, además de que le tocará bailar con la más fea, también le corresponderá torear con la más indignada y enfurecida población veracruzana, de cualquier sector. El pesado lastre que deja la “Fidelidad” y la “Prosperidad” no es cualquier cosa; heredarán la más desastrosa situación que se haya dado en la entidad. 
 
La población está completamente decepcionada por el partido en el poder en Veracruz. Se vive en el hartazgo; se ha perdido toda credibilidad en las promesas de campaña, por todo lo que ha venido ocurriendo desde hace más de una década. Corrupción e impunidad han sido el sello característico.
 
Veracruz se encuentra inmerso en un mar de antagonismos:
 
Pobreza y abandono de la ciudadanía/enriquecimiento inexplicable de funcionarios y exfuncionarios.
 
Violencia e inseguridad adueñada de la población vulnerable/sobreprotección de autoridades con escoltas y vehículos blindados.
 
Carencia de infraestructura y servicios dignos en Salud y en Educación/abundancia de privilegios del selectivo gubernamental.
 
La historia de la humanidad nos ha mostrado que no es nada conveniente subestimar las necesidades y problemas que enfrenta la población. Esto lo tendrá presente el próximo candidato del Revolucionario Institucional, uno de los Yunes rojos.
 
Los senadores Héctor y Pepe se conducen con toda prudencia; son mesurados en sus declaraciones. Uno será el contendiente en el 2016, el otro en el 2018; así lo habíamos señalado.
 
Héctor asegura que mientras no se haga la convención de priistas y se le tome la protesta como candidato, no puede asumir algo que no le corresponde.
 
Pepe advierte que no hay que adelantar tiempos ni vísperas; pero pone el dedo en la llaga al afirmar contundente: “Corrupción e impunidad lastiman y ofenden a Veracruz. No se necesita ser dotado mentalmente para darse cuenta del rechazo que existe hacia la clase política, sobre todo cuando el pago de impuestos no se ve en infraestructura ni desarrollo, sino en fortunas inexplicables”. Se los dijo de frente y sin titubeos el senador Yunes Zorrilla, este domingo en su Tercer Informe de Actividades Legislativas.
 
[email protected]

Columnas recientes