Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El ataque de una sola Noche

Metrópoli

Por: Francisco L. Carranco

16/04/2018

alcalorpolitico.com

No deja de ser preocupante la tensión en Siria, ahora más grave después del ataque aéreo de una coalición liderada por Estados Unidos y que incluye a Francia y Gran Bretaña, esto en represalia de una acusación, no probada, del uso de armas biológicas en contra de población civil ordenada por el presidente de Siria, Bashar al Assad, dentro de la revuelta civil de aquel país.
 
La problemática, difícil de expresar en occidente, porque al igual que en nuestro país los intereses particulares de los que toman decisiones se hacen en lo obscurito, la guerra civil de Siria no sólo es para mantener al actual gobierno en el poder sino de ciertas relaciones con países urgidos de petróleo.
 
La región de esa parte de mundo, siempre ha sido observada como un país donde impera la corrupción, el autoritarismo en el régimen del poder, la ignorancia y una exacerbada fe religiosa, mal entendida.
 
La guerra intestina entre los seguidores del gobierno y los rebeldes que se oponen a ese régimen desde 2011, han tratado por todos los medios de derrocar al actual gobierno de Bashar al Assad y, se habla ya, de unos 465,000 muertos a causa de esa guerra.
 
Obviamente Siria representa uno de los intereses para Irán, Rusia y otros países europeos por el abasto de gas y petróleo que provee esa región a las naciones europeas.
 
Pero, también, la reserva petrolera, en aquel sitio es importante para los Estados Unidos por dos partes, la primera porque representa una reserva en la obtención del crudo y, la segunda, porque evita también que los países, no afines al gobierno americano, tengan posibilidades de obtener el vital energético.
 
Y bajo el pretexto de salvaguardar los derechos civiles y en respuesta al uso de armas químicas contra los ciudadanos, los Estados Unidos repiten el ataque a Siria a un año, aproximadamente, del primer bombardeo estadounidense a ese país.
 
Sin embargo, en este ataque catalogado como “preciso” EEUU incluye en una coalición a Francia y a la Gran Bretaña, todos “muy preocupados” por salvaguardar los derechos humanos de la población siria y en represalia condenan con ataques a objetivos precisos para menguar la fortaleza aérea de Siria y destruir el aeropuerto principal y algunas bodegas y laboratorios donde se estarían produciendo el arsenal químico.
 
El propio Bashar al Assad, dijo, que los daños contra la infraestructura Siria fueron mínimos y calificó el ataque como una violación a los derechos humanos por la intervención de Estados Unidos y sus aliados, esto en respuesta a la algarabía con que Donald Trump festejó el resultado del operativo aéreo y bombardeo desde los barcos de guerra franceses y americanos, Inglaterra despachó aviones con misiles hacia los objetivos sirios.
 
El pueblo Sirio pregona su apoyo al Gobierno de Bashar Al Assad y éste incrementó los ataques contra los rebeldes que se oponen a su mandato y los rusos, también, aprovecharon la ofensiva militar para aumentar su presencia bélica y reprimir a los inconformes con el gobierno Sirio.
 
Donald Trump, con esta intervención, en un conflicto ajeno, deja ver la peligrosidad de sus alcances y determinación en respuesta a un capricho, por un lado dice que Siria y Bashar al Assad, no representan gran contrincante, pero va con la fuerza militar a intervenir en un asunto que no es competencia del país y como le dijera Peña Nieto, es un asunto que tienen que resolver los propios sirios.
 
Sin embargo, el petróleo y la posible injerencia que pudiera tener Rusia en Siria, es lo que ha provocado la advertencia de Trump contra Putin, y el ataque realizado en contra de los objetivos precisos de Siria, se previó en el “Ataque de una noche” no dañar ningún objetivo militar de los rusos.
 
Trump, el impredecible, le suelta la retadora a los Rusos, para involucrarlos en un conflicto internacional que pudiera representar un gran peligro para todo el planeta y desatar guerras a domicilio en aquella región.
 
Obviamente la fortaleza de los EEUU con el bravucón de Donald Trump al frente, insistirá en un conflicto armado de inmediato, donde pueda oprimir a Siria con una intervención militar y dominar políticamente a los Rusos, no olvidemos que el antagonista de Tump, será en unos días el principal anfitrión de uno de los espectáculos más importantes para los ciudadanos del planeta: el Mundial del Futbol FIFA 2018.
 
La política internacional de nuestro vecino del norte preocupa a todo el mundo, a nuestro país, quizás, el ataque a Siria no nos debiera poner en alerta más de lo que les preocupa a otros países, pero, las ofensivas militares que se le ocurren al presidente de los Estados Unidos representa el peligro, recordemos que nosotros los mexicanos somos un enemigo del vecino Presidente, no de los Estados Unidos, y el envío de militares a la frontera es una primera advertencia para México, porque luego, en nombre del control migratorio, pudiera haber una escalada violenta de agresión contra los migrantes y en una persecución hasta un violación a la soberanía nacional con operativos que trasgredan la frontera mexicana.
 
Las condiciones como en Siria están dándose en nuestro país, corrupción, estado fallido, guerra interna y todos los agravantes que nos hacen ser un país tercer mundista, susceptible al encono de Donald Trump.
 
Suburbio 1
 
Arremete Hipólito contra los tianguistas del Salón Bazar, los votos de ese gremio para Morena estarán perdidos, quien le manda haberlos quitado…
 
[email protected]

Columnas recientes