Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Carroñeros vs. Institucionales...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

12/07/2018

alcalorpolitico.com

1.- El orgullo de Chalcatongo, ex gobernador de Oaxaca y de algunas otras cosas más, Ulises Ernesto Ruiz Ortiz, que pese a sus 60 años, es un miembro de la generación perdida en el PRI, miembro del Partido Revolucionario Institucional, quien ha hecho de todo en ese partido: Delegado en varias partes del país, mapache electoral en iguales demarcaciones, diputado, y hasta gobernador de su estado nativo, es quien ha revuelto las aguas procelosas de una organización política que se encuentra ahora, en terapia intensiva, resistente a desaparecer.
 
Ulises quiere tumbar a René Juárez Cisneros con la misma muletilla: Que se expida la convocatoria para una elección abierta, a principios del año entrante, pero antes del período que inició Beltrones Rivera y ahora concluye Juárez Cisneros.
 
En tanto René Juárez, actual dirigente, proclamó un llamado a la autocrítica y a la unidad partidista ante la amenaza de Ulises que “exige la renuncia” como si él fuera factótum en el PRI, partido del que es miembro pero que ahora se acerca a él cuando avizora alguna ganancia política.
 
Es el clásico carroñero que suelen describir los propios políticos.
 
2.- Dice don Francisco Garfias, autor de la columna Arsenal del Diario Excélsior, que: "… La integración de la Cámara de Diputados en la siguiente Legislatura quedará como sigue, según reporte de Integralia Consultores.
 
Morena tendrá 188 diputados; el PT, 67, y el PES, 56. La coalición Juntos Haremos Historia, en su conjunto, ocupará 311 curules (62 por ciento).
 
El PAN sumará 81; MC, 27, y el PRD, 21. La coalición Por México al Frente suma 129 (26 por ciento).
 
El PRI, 43; el Verde, 15, y Nueva Alianza (sin registro), dos. La coalición Todos por México alcanzara 60 (12 por ciento).
 
Los posibles coordinadores de las distintas bancadas son como sigue: Morena, Horacio Duarte/Tatiana Clouthier, en caso de no aceptar la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Segob.
 
Por el Frente se perfilan José Isabel Trejo/Jorge Luis Preciado/Juan Carlos Romero Hicks. Y del PRI: Ismael Hernández Deras/René Juárez.
 
La coalición obradorista tendrá también mayoría en el Senado: 69 escaños (54 por ciento). De ese total, Morena ocupará 55 lugares; el PES, 8; el PT, seis. Martí Batres se perfila como coordinador de Morena y Alejandro González Yáñez, del PT. (Le faltó Ricardo Monreal)
 
En la Cámara alta, el PAN ocupará 23 escaños; el PRD, 8; MC, siete. En total, 38 legisladores del Frente (30 por ciento).
 
Integralia perfila a Gustavo Madero/Rafael Moreno Valle/Damián Zepeda para coordinar la bancada azul; Juan Zepeda, PRD, y Dante Delgado/Clemente Castañeda, MC.
 
El PRI apenas tendrá 13 senadores; el Verde, 7, y Nueva Alianza, uno. La coalición Todos por México tendrá una representación de 21 senadores (16 por ciento). Para coordinar al tricolor en el Senado se menciona a Miguel Osorio Chong (que recibiría un premio a su trabajo de omisión), Beatriz Paredes, Claudia Ruiz Massieu; Manuel Velasco para el Verde. El PES perdió el registro, Nueva Alianza tampoco tendrá grupo…”.
 
Ya se verá porque de aquí al final de agosto, le ronca todavía.
 
3.- Lo bueno: Que está lejos aún el inicio y los nombramientos no se expiden hoy. Lo malo: Que los planes van y viene, como parte del que analiza Raymundo Rivapalacio que se en una parte medular dice:
 
“…Si alguien pensaba que ya habían terminado las ocurrencias en materia de seguridad y combate al crimen organizado con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que revise la prensa para descubrir que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador se encamina a rebasarlo por izquierda y derecha. La última pincelada de la improvisación la dio la doctora Loretta Ortiz, ex diputada de Morena y una muy reconocida especialista en derecho internacional, enfocada a los derechos humanos, particularmente de migrantes, al proponer en una entrevista que como parte de la pacificación del país, el nuevo gobierno va a servir de mediador entre las bandas criminales para que hablen entre ellas y para que las persuadan de regresar al orden legal, que por las buenas claudiquen a su lucrativo negocio del narcomenudeo y el narcotráfico, y que dejen de pelearse entre ellas porque están causando zozobra en el país. La cuarta transformación de la República que propone López Obrador, también pasa por el arrepentimiento de los criminales y su redención.
 
Para frenar la violencia en estados como Guerrero o la Ciudad de México, le dijo a Carlos Marín, director de Milenio, “hay conflictos, incluso entre grupos (a quienes) se puede ofrecer la mediación comunitaria que, de hecho, ya se ofrece, por ejemplo en el caso de Tepito (donde) se actúa a través de esa mediación comunitaria”. ¿Y cómo se establecería esa comunicación? Ortiz respondió: “Hay un facilitador y el que viene a representar a un grupo y el otro representante de grupo, o los grupos integrados. Entonces tiene que haber una voluntad obviamente de arreglar las cosas”.
 
O sea, un gobierno legalmente constituido convoca a los líderes de los cárteles o las bandas criminales, que deberían de estar siendo perseguidas, para que se decrete una tregua a fin de que un facilitador del gobierno federal los siente en una mesa de conciliación –como donde se dirimen los conflictos laborales entre patrones y trabajadores– y les haga ver que su reinserción a la vida legal es lo mejor que existe para que haya paz en México. “Si vamos a llegar a acuerdos de pacificación –agregó la doctora Ortiz– se tienen que retirar del campo de la ilicitud; o sea, no van a ser acuerdos para llegar a un resultado de que se metan en actos ilícitos”. No se van a meter, ya están”
 
P.D. Lo dicho Sancho Panza: Los ingleses se atoraron en los tacos de los Croatas, que para la historia, serán finalista en el Mundial Ruso. ¿México? Un día de estos...

Columnas recientes