Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Seco

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

12/10/2018

alcalorpolitico.com

SECO
 
SI TIENES TELE …. Para cuando el morenista Cuitláhuac García Jiménez asuma la titularidad del gobierno del estado de Veracruz, el próximo sábado primero de diciembre, quien será su antecesor, el panperredista Miguel Ángel Yunes Linares le dejará la administración prácticamente en ceros, con muchos vehículos automotores nuevos, patrullas sin estrenar y ambulancias al por mayor, así como ocho mil laudos laborales, promovidos en parte por las casi veinte mil personas que fueron dadas de baja desde que inició la administración yunista y hasta hace algunos días, muchos de ellos “aviadores”.
 
Los laudos, promovidos en contra de esa entelequia llamada gobierno del estado de Veracruz, serán una especie de bombas de tiempo que le estallarán a García Jiménez, quien tendrá que pagar liquidaciones de acuerdo a la ley, o bien reinstalar al personal que dio de baja quien será su antecesor.
 
Seguramente de eso ya se está enterando la norveracruzana María Guadalupe Argüelles Lozano, designada por García Jiménez como futura Secretaría de Trabajo, Previsión Social y Productividad del gobierno del estado de Veracruz, quien se encargará de capotear estos cientos de laudos, promovidos por personal que, si trabajaba, pero que fueron removidos para ubicar sobre todo a panistas traídos de los estados de Puebla, Chiapas y hasta de Hidalgo.
 
Ciertos estamos también, de que la ex jueza María Guadalupe Argüelles Lozano, revisará junto con los titulares de otras áreas de lo que será la administración de Cuitláhuac García Jiménez, las nóminas de la Secretaría de Educación de Veracruz, de la Secretaría de Salud y de la SEDARPA, donde el yunismo dejó “sembrados” a cercanos operadores y colaboradores, algunos dándoles base y a otros contratos que fenecerán ya iniciado el gobierno morenista.
 
EL RÍO SUENA … Desde hace algún tiempo, pero sobre todo en los últimos días, se maneja particularmente en las llamadas redes sociales, Facebook y Twitter, que para el próximo mes de enero habrán solicitado licencia a sus cargos como presidentes municipales, Fernando Yunes Márquez en Veracruz puerto y Pedro Hipólito Rodríguez Herrero en la ciudad de Xalapa, por razones varias, todas coincidentes con sus pobres desempeños como munícipes en las más importantes ciudades del estado de Veracruz.
 
La versión de la posible salida de “Chikinando” como bautizaron sus gobernados porteños a Yunes Márquez, se intensificó luego de la pasada elección del uno de julio, cuando su hermano Miguel Ángel perdió ante el morenista Cuitláhuac García Jiménez, la contienda en pos de la gubernatura del estado de Veracruz.
 
Desde dentro del histórico Palacio Municipal de Veracruz puerto salió una primera versión de la posible salida de Fernando Yunes Márquez, a quien se le atribuían frases como “prepárense para cuando ya no esté”, que generaron incertidumbre, sobre todo entre sus cercanos colaboradores.
 
A su posible dimisión de Yunes Márquez al cargo mediante la solicitud de licencia, muchos comentarios se han vertido y otros más lo han apurado, pues en los nueve meses que lleva gobernando la ciudad de Veracruz, nunca había estado con más baches y sucia que ahora, descuidada, con decenas de arbotantes apagados y vueltas cuevas de lobo importantes arterias viales como la que va de Tamsa a la Cabeza Olmeca.
 
Lo que generó comentarios confirmando el frio político que le espera al alcalde panperredista de la ciudad de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, fue el hecho de no haber sido invitado a una sesión del comité organizador de la celebración de los 500 años de fundación de la ciudad de Veracruz, aun cuando era el anfitrión.
 
Por otra parte, lo de la posible renuncia del académico metido a político, el actual alcalde de la ciudad de Xalapa, Pedro Hipólito Rodríguez Herrero, cobró vigencia en la última semana, cuando mal asesorado por sus duartistas colaboradores- uhm y recontra uhm, escribiría la periodista Elia Melchi Reyes-promovió la clausura del disque relleno sanitario de “El Tronconal” para supuestamente llevar la basura de la ciudad capital del estado de Veracruz a otro lugar, estrategia totalmente fallida que evidenció su falta de oficio, así como la errada elección de algunos de los integrantes de su equipo de trabajo.
 
Lo que avivó la posible solicitud de licencia de Pedro Hipólito al cargo de presidente municipal de la ciudad de Xalapa, fue el haber acudido a palacio de gobierno a pedir ayuda en la solución del grave problema en que él mismo se metió al clausurarse el tiradero de “El Tronconal”.
 
Y se avivó el fuego, porque dejó que anotaran un punto a su favor los panperredistas del gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, el mayor detractor de Morena en el estado de Veracruz.
 
DÍGALO SIN MIEDO … Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes