Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Reto

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

19/12/2018

alcalorpolitico.com

RETO
 
LA BEBES O LA DERRAMAS... La última vez que Eric Patrocinio Cisneros Burgos aseguró que sería removido de la Fiscalía General del Estado, su titular Jorge Winckler Ortiz, fue al tercer día de haber asumido oficialmente la Secretaría General del gobierno del estado de Veracruz, declaración que por jocosa se recuerda pues dijo: “me canso ganso que se va, él puede decir lo que quiera”.
 
La primera fue en octubre pasado, casi a finales de ese mes, cuando Cisneros Burgos y Winckler Ortiz se enfrascaron en un toma y daca de Twitters, donde al igual que cuando se pelean las comadres, se supieron las verdades.
 
Pues bien amable lector, ya vamos rumbo al término del primer mes del gobierno del morenista Cuitláhuac García Jiménez y Jorge Winckler Ortiz sigue siendo el Fiscal General del Estado y no se vislumbra que pronto deje de serlo, por el contrario, este se atrincheró en la Fiscalía y desde allí está lanzando severas acusaciones al gobernador del estado Cuitláhuac García Jiménez y al mismo Eric Patrocinio Cisneros Burgos, a los que señala de confabularse con ex funcionarios duartistas, entre ellos Arturo Bermúdez Zurita.
 
En el planteamiento de este escenario, en contra de quienes gobiernan el estado, el Fiscal General cuenta con el respaldo del proyecto “Rescatemos Veracruz”, que viene desde la pasada administración estatal, por aquello de que “La lucha sigue”, a través de cuya red mediática está tundiendo sobre todo en redes sociales al secretario general de gobierno y de paso a su jefe el gobernador.
 
Hoy en Veracruz pareciera que la persistencia de Jorge Winckler Ortiz para seguir en la Fiscalía General del Estado es el único problema grave a resolver, hágame favor.
 
Pero volviendo al caso del Secretario General de gobierno del estado de Veracruz, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, este no tiene otra más que honrar su palabra y sus dichos, dada la jerarquía política y lo que representa en la estructura del poder ejecutivo de la entidad veracruzana, o lo que es lo mismo, o la bebe o la derrama.
 
Cuanta falta le hizo a Cisneros Burgos la cercanía de su familia cuenqueña, que lo primero que les enseñan a los niños es que “buen gavilán, no chilla”.
 
EL TUERTO ES REY ... Cuando a usted amable lector le pidan un ejemplo tangible de lo que se quiere dar a entender con la frase de que “en tierra de ciegos el tuerto es rey”, mencione el caso de la LXV Legislatura veracruzana donde se legisla a “piñatazos”, o sea, siguiendo los consejos de quienes gritan, arriba, abajo, a la derecha, reduciendo el asunto a puros palos de ciego.
 
Allí en el Congreso del estado, donde el Partido Movimiento de Regeneración Nacional, mejor conocido como Morena es mayoría, una minoría es la que realmente conoce la labor legislativa y lo generosa que puede ser la Legislatura, sobre todo para hacer negocios.
 
No vamos muy lejos, sabía usted que, en ese hermoso edificio de la Legislatura veracruzana, allá en la ciudad de Xalapa, se venden tortas, refrescos y papas fritas en los pasillos como en la Arena Xalapa, porque el restaurante o cafetería de ese inmueble está en disputa por los representantes de los grupos de poder.
 
Sabía usted que no se ha licitado el contrato para operar esa cafetería, porque no hay quien sepa de ello.
 
DE LENGUA, UN PLATO …. Ah, pero seguramente se irá para atrás amable lector, cuando sepa que en la obligada austeridad morenista, se les recortó el presupuesto a los legisladores, limitando con ello la contratación de asesores.
 
Como solo 22 de los 50 diputados locales son profesionistas titulados, la mayoría obviamente requiere de esos asesores para elaborar sus iniciativas, que hágame usted favor, no quieren pagar de sus sueldos o dietas, por lo que insisten que sea con recursos públicos con los que se pague esa asesoría.
 
Por eso los diputados locales morenistas andan que no saben qué hacer, pues realmente así es, no saben.
 
DÍGALO SIN MIEDO …. Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes