Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Mexicanos de primera y de segunda para Andrés Manuel

Por: Luciano Blanco González

04/01/2019

alcalorpolitico.com

Carlos Marx, el filósofo e ideólogo del Comunismo, contagió a la humanidad de un espíritu de lucha para construir una sociedad igualitaria regida, ordenada y dirigida por el Estado. Su máximo sueño fue el de imponer la dictadura del proletariado en todo el orbe, a través de un gobierno dirigido por los obreros y por los campesinos para consolidar con ellos la dictadura del proletariado.
 
Las pasadas consultas para definir varias medidas de carácter social y económico, instrumentadas por el entonces candidato triunfante y su partido parecen estar dirigidas a romper el estado de derecho y fundamentar las acciones del gobierno en su demagógica cantaleta de que “el pueblo manda”.
 
Basado en este principio y apoyado en una mayoría ficticia ya como gobierno, Andrés Manuel impone al país una política pública para un programa con objetivos personales, de grupo y de partido a largo plazo fortalecida con un gasto multimillonario que le aseguran un elevado clientelaje electoral y de apoyo permanente a sus decisiones sean estas cuales sean.
 
Se está de acuerdo con sus bondades, los ancianos lo vemos como un gran padre, como un gran hermano, como un gran hijo con la pensión que nos brinda y que a veces no nos la da ni nuestra propia familia.
 
Con los mismos ojos lo ven y lo verán todos los jóvenes incluidos en su programa de construyendo el futuro, quién no verá con agrado a un hombre que brinda la oportunidad y el apoyo que les niega la sociedad y que no le da su familia, por mezquindad o por ausencia de recursos o por lo que sea y que hasta ahora no podían trabajar por falta de preparación, de empleos o por falta de recursos para estudiar.
 
En fin que el manto protector de papá gobierno, nos lleva agradecidos a estirar la mano y comer, bastará simular que trabajamos y estudiamos para que nos llegue el dinero como sobornador de ánimos y de conciencias, como sanador de apetitos y de necesidades, que trabajen los burros mientras el pesebre oficial nutritivo y fresco llegue a saciar nuestra hambre y nuestra sed a cambio de la voluntad incondicional a su favor.
 
Por lo pronto, cientos y miles de empleos están en peligro por la invasión de estos becarios en la plantilla laboral de las empresas, ya los patrones preparan sus listas de despidos para explotar a los jóvenes aprendices que llegarán a desplazar a los trabajadores, pues qué necesidad hay de sostener a estos, si el gobierno va a mandar mano de obra gratuita a la que no habrá la obligación de otorgarle seguro social, prima vacacional, antigüedad, aguinaldos ni ninguna de las prestaciones de ley a que están obligados.
 
Esas mayorías que ya mandaron y decidieron la construcción del Tren Maya, deben de estar orgullosas de la depredación ambiental que se aproxima en la hermosa selva Chiapaneca y en los sitios por donde atravesará el tren, para satisfacer esa urgencia de placer recreativo y de comodidad que reclama un mundo ansioso de excentricidades, pero que les llevará progreso y bienestar a los pueblos nativos que no entienden que con el tren se les llevarán turistas y con ello riqueza, comunicaciones y se les incorporará al mundo moderno de la telefonía, del internet, de la televisión, de la moda, de la hotelería, de la gastronomía y toda una gama de fantasías inimaginables para ellos.
 
Por qué protestan entonces, acaso desean continuar obstinadamente en su secular marginación, en su pobreza, en su ignorancia, en sus rústicas costumbres ancestrales, es posible que nadie les haya explicado las maravillas del celular, el placer de educarse y divertirse en el chat, las ventajas de la energía eléctrica o la comodidad de usar el gas en lugar de leña o será que en lo refundido del bosque no imaginen el trato con un cromo femenino o con un adonis, no hará falta todo esto.
 
Protestar contra el gobierno ha sido siempre un negocio muy lucrativo, aunque para otros sea solo una moda o un divertido entretenimiento, que coloca a quienes lo practican en el primer lugar de las luminarias por lo interesante que resulta. Quizás los 200 pueblos originarios del Mayab y el Comandante Marcos que están protestando por la obra solo quieran negociar clínicas, escuelas, apoyo para planes productivos, apoyos económicos etc.
 
La idea del Señor Presidente es muy trascendente, pues sin lugar a dudas será el detonante económico para desarrollar el sur de nuestro país, pero el ganso (el pueblo) que no entiende se puede enfrentar al me canso (primera persona) (lo hará a como dé lugar y háganle como quieran) el propósito que tiene para ellos el viso de ser una auténtica imposición.
 
Si nos indigna a quienes no vivimos en la frontera, que una de las banderas de campaña que motivó mucho el ánimo del electorado fue el criticar acremente el aumento de la gasolina, a ellos a los fronterizos ya les cumplió bajándoles el precio mediante la no aplicación del IVA y del ISR a ese producto, para el resto del país, a quienes nos hizo creer que entrando iba a bajar su precio al no hacerlo como con los fronterizos nos hace sentir como menospreciados mexicanos de segunda, frente a aquellos privilegiados mexicanos de primera.
 
Este fin de año, en que nuestros paisanos vienen a visitarnos, un compadre mío me hablaba de Andrés Manuel como de un dios todopoderoso, que les estaba cambiando el mundo y mejorándolo, compadre - me decía- este hombre sí está cumpliendo todo, allá la gasolina nos cuesta alrededor de doce pesos y nos va a bajar más cosas, ya nos aumentó los salarios mínimos.
 
Tiene razón mi compadre de festinar emocionado, nosotros tenemos razón para estar indignados y molestos con un producto que no subirá, pero que sí subirá por la inflación, pero mucho menos bajará hasta... que vayamos a tener elecciones como allá en Baja California, donde Tijuana para los morenistas es la preciada cereza en el pastel.
 
A propósito de petróleo, el régimen en funciones está interesado en transformarlo todo, buena medida la estrategia que personalmente está dirigiendo el señor Presidente en esta materia, al vigilar directamente la distribución de la gasolina de la que afirma se roban 60 pipas de combustible diarios y que realmente un gran porcentaje salía de las gerencias, con facturas que se utilizaban tantas veces como fuera su capacidad de robo y distribución, por algo en esa dependencia la plaza de pipero es muy codiciada, al apretar la vigilancia en este punto, dejó de llegar el huachicol y vino el desabasto de la entrega rutinaria, en decenas de gasolineras que se dedicaban a este negocio, aunado a ello, en los puntos estratégicos de distribución se vigila el cierre y la apertura de las válvulas y ya no hay chance de conectarse por el peligro de la presión del bombeo, 55% se recupera en una semana y la verdad lo creemos.
 
Pero el asunto no queda ahí, los líderes del poderoso sindicato petrolero ahora están en un tris de caer, pues en su apresuramiento para afianzarse, se pasaron por encima los estatutos que rigen la vida de esa organización y así el líder Carlos Romero Deschamps, se aseguró como líder hasta el 2024 mediante una irregular elección repitiendo la historia en las 36 secciones que integran el sindicato.
 
Pero ahora, con la llegada de López obrador a la presidencia, un nuevo y vigoroso brío cobra fuerza al interior del sindicato petrolero, con la presencia de una nueva fuerza que pretende rescatar su organización mediante el Movimiento Nacional de Transformación Petrolera, que hizo presencia en todas las secciones para participar en las pasadas elecciones encabezados por su líder y aspirante a la secretaria general nacional, María de Lourdes Díaz Cruz, Lula, quien impulsa a la base petrolera a una lucha jurídica y de masas, que no cabe duda por los apoyos con que cuenta habrá de lograr el control del sindicato.
 
Lula presentó planillas en todas las secciones, pero en base a las prácticas tradicionales, las dirigencias petroleras locales se cerraron y no les permitieron participar, impidiéndoles el registro de planillas o anulando las solicitudes por detalles mínimos o inexistentes ante el coraje de los trabajadores que querían participar.
 
Lula, lo primero que hizo fue presentar ante las autoridades una denuncia formal contra Romero Deschamps, en la que lo acusa de lavado de dinero, corrupción, tráfico de influencias, huachicoleo o robo de combustible en Pemex, delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito, secuestro y desaparición forzada de trabajadores del sindicato para lo que aporta un conjunto de pruebas e indicios de culpabilidad del líder.
 
Por otra parte, interpuso recursos de revisión ante las autoridades del trabajo para que revisen los procedimientos y decreten una nueva elección con la intervención y vigilancia de la autoridad, tanto en el Comité Ejecutivo Nacional como en las secciones.
 
Lo cierto es que resulta muy indicativo el hecho de que varios comités aún no se legitiman con la toma de nota oficial, lo que ha permitido que en los centros de trabajo se desarrolle en la actualidad una agitación que seguramente les dará resultados, porque en los tiempos actuales los mecanismos de control que ejercían los líderes están desgastados y ya son inaplicables siendo el caso que los trabajadores ya no tienen miedo a la represión máxime que están apoyados y dirigidos desde arriba.
 
Lula es una dirigente con una larga trayectoria de lucha en las filas de Morena, por cierto muy relacionada con las altas autoridades de Veracruz y dirige un movimiento organizado que tiene proyecto, organización, principios y bandera.
 
Ante el arrase de esta fuerza, paralelo y para confundir a las bases, se organiza también, se dice que inspirado por Romero Deschamps, otro sindicato petrolero que ya ha dado los primeros pasos y que se llama Petromex, el cual ya solicito el registro, la fiesta esta tan buena que el Senador Ricardo Monreal también trae su grupito con el mismo fin acomparsado por la senadora Cecilia Sánchez y el dirigente Salomón Jara.
 
Ni modo, no nos sorprendamos ni espantemos, es el cambio y esto significa que las viejas, caducas y desgastadas estructuras funcionales y mentales tienen que ser substituidas por una nueva actitud de trabajo de servicio y de honradez en todos los niveles, Andrés magistralmente le echa lumbre todos los días a la corrupción e incendia el sentir general para investigar y correr a los corruptos que los hay por todas partes.
 
Pronto se cernirán los otrora intocables cotos de poder construidos por los intelectuales y gente pensante de México como son las universidades que ya no se escudarán en la autonomía para esconder el dispendio, los tecnológicos, el politécnico, preparatorias, secundarias y hasta las primarias, exigirán transparentar sus respectivas administraciones y no lo hará el gobierno, lo harán los maestros, los alumnos y los padres de familia, será un gran movimiento nacional que concluirá con el compromiso de un mejor manejo de los recursos y un mayor rendimiento de los mismos.
 
En fin, que por los indicativos económicos, entre otros el valor del peso frente al dólar, la aceptación de venta de los bonos internacionales del Aeropuerto de la Ciudad de México, el control de la migración, disminución del huachicoleo, disminución en el porcentaje de algunos delitos, entre otros, nos obligan a pensar que las cosas le están saliendo bien al señor presidente y le saldrán mejor si no afloja el paso y nosotros como buenos mexicanos tenemos el deber de estar a su lado apoyando su proyecto, porque las embestidas de la contra reforma son frenéticas en la defensa de sus intereses y privilegios.
 
No esperemos resultados de inmediato, calmemos nuestras ansias, serenémonos, el cambio es paulatino pero visiblemente en movimiento, andando, rompiendo esquemas, forjando el futuro que anhelamos no tan solo para nuestras familias, sino para todos, así tengamos que sacrificar algo, será nuestra aportación al cambio, aunque nos parezca un dictador, no es la dictadura de masas, sino la dirección de un hombre bien intencionado, drástico, necio, reacio, aunque nos imaginemos un dictador nos debe de reconfortar la idea de que siempre está dispuesto a enmendar el rumbo y hasta a perdonar con su sangrona frase de amor y paz, para no romper la concordia y armonía de la nación.- Por el bien de la causa.
 
[email protected]

Columnas recientes

  • 01/01/1970