Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Abiram Hernández y Ernestina Ascencio

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

03/04/2019

alcalorpolitico.com

“De la Guardia Nacional, lo
único civil será el disfraz”

Colectivos por la paz
 
Abiram Hernández y Ernestina Ascencio
 
En febrero de 2007, se daba uno de los acontecimientos de mayor indignación en nuestro país: elementos del Ejército Mexicano eran acusados de violación tumultuaria en contra de una anciana indígena. El gobierno del Estado de Veracruz, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el propio Ejército Mexicano, tomaban las medidas pertinentes para hacer justicia, sin embargo, Felipe Calderón anunciaba cínicamente, sin haber concluido las investigaciones, que Ernestina Ascencio había muerto de una gastritis crónica.
 
De aquí en adelante, pareciera que las diferentes instituciones involucradas buscaron los argumentos que sostuvieran lo dicho por Felipe Calderón.
 
El 2 de marzo de ese año, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro denunció que Ernestina Ascencio Rosario fue “violada tumultuariamente por elementos castrenses, al parecer, pertenecientes al 63 Batallón de Infantería de la 26 zona militar de Lencero, Veracruz, la mañana del domingo 25 de febrero” de este año.
 
El centro acreditó lo que algunos medios locales publicaron: la señora Ernestina fue hallada todavía con vida por sus familiares en la comunidad de Tetlalzingo. Presentaba golpes en diversas partes del cuerpo y tenía “un daño especialmente grave en la cadera”. En testimonio dado a sus familiares, la anciana afirmó: “Los militares se me vinieron encima”. Por su estado crítico de salud, fue trasladada al hospital de Río Blanco, donde falleció el 26 de febrero. El certificado original de su muerte acreditaba que presentaba huellas de tortura y perforación del recto. La procuraduría de Veracruz abrió una investigación en la Agencia Especializada en Delitos Sexuales, en Ciudad Mendoza, bajo los números 140/07 y 471/07. El Centro Pro informó en su comunicado que versiones de los pobladores indicaban que entre cuatro y 11 militares pudieron estar detenidos por los hechos.
 
Pese a las mutuas recriminaciones y violaciones a la ley en que incurrieron la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el presidente Felipe Calderón, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría veracruzana, el caso de la presunta violación de Ernestina Ascencio Rosario por parte de un grupo de militares quedó oficialmente cerrado.
 
No sólo eso, ahora resulta que murió de “muerte natural”, es decir, de “parasitosis” y “gastritis crónica”, no obstante que desde un principio autoridades estatales y federales -incluidas Sedena y CNDH- admitieron que se trataba de un “crimen”. El giro en el caso de Ernestina se dio luego de una reunión a puerta cerrada la noche del martes 24 de abril entre el presidente de la CNDH, José Luis Soberanes, y el gobernador veracruzano de extracción priista, Fidel Herrera.
 
Todo lo anterior lo traemos a cuento ahora que lamentablemente fue asesinado el joven sociólogo y abogado Abiram Hernández Fernández, una persona sumamente estimada en los colectivos veracruzanos, pues participó en la fundación de lo que es hoy el Colectivo por La Paz y apoyaba a los demás grupos en la búsqueda de sus seres queridos, y uno de los más empeñados en el esclarecimiento del asesinato de la anciana mujer de origen campesino Ernestina Ascencio, cuyo caso llevó hasta tribunales internacionales.
 
“Abiram era miembro de todos los Colectivos, porque apoyaba sin distinción alguna, no veía si eres de uno u otro colectivo. Abiram Hernández era coordinador del Centro de Servicios Municipales Heriberto Jara, de Xalapa, centro que tomó notoriedad por haber acompañado el caso de Ernestina Ascencio para llevarlo ante instancias internacionales.
 
El eficiente Winckler
 
Ya sea por poner en evidencia (nuevamente) al gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, o por demostrar que para eso del trabajo de inteligencia y la detención de peligrosos y sanguinarios delincuentes, la chamba se le facilita, pero la detención de cinco integrantes del llamado Cartel del Siglo, se suma a los puntos positivos que en estos cuatro meses de gobierno morenista ha aportado la fiscalía del estado que comanda Jorge Winckler Ortíz, el inamovible abogado de los veracruzanos.
 
A nosotros nos llegó el comunicado el pasado viernes por la tarde, fechado desde la Fiscalía Coatepec (así dice), con el texto siguiente: Este viernes tras seis horas de audiencia en la sala de juicios orales del distrito judicial de Coatepec, los cinco detenidos por la Policía Ministerial, involucrados en diversos delitos, la Juez de Control determinó imponer medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por el tiempo que dure la carpeta de investigación 241/2019. La captura de estos cinco sujetos entre ellos una mujer, la fiscalía aún no ha dado a conocer, fueron capturados por agentes de la Policía Ministerial delegación Xalapa y comandancia de Coatepec.
 
Luego de minuciosas investigaciones realizadas por la Policía Ministerial, con relación a las ejecuciones que se registraron en Coatepec y Xalapa, y que se las atribuía el cartel del Siglo, lograron ubicar una casa de seguridad en Campo Nuevo de Coatepec. En ese domicilio lograron capturar a una mujer y otros sujetos, quienes se enfrentaron con los Agentes Ministeriales, finalmente los presuntos fueron sometidos. Ese mismo día los detenidos entre ellos la mujer pudieron el dedo de otro lugar donde se refugiaban integrantes de su grupo, en un departamento localizado en Miami de la colonia Aguacatal en Xalapa, donde fue cateado y el lugar ya había sido desocupado.
 
Durante este operativo fueron detenidos cinco entre ellos la mujer, integrándolos dentro de carpeta de Investigaciones 241/2019, donde los involucran en diversos crímenes cometidos en Coatepec y Xalapa, donde a sus víctimas les dejaron cartulinas con amenazas a sus rivales. Al ser presentados ante la Juez del Control, Doctora Ihali Patricia Armas Márquez, del Distrito Judicial de Coatepec, y tras seis horas de audiencia, la Ministro determinó imponer medida cautelar de prisión preventiva oficiosa, vigente por el tiempo que dure el proceso, fijando una próxima audiencia de vinculación a proceso. Con la captura de estos cinco sujetos, frenó las ejecuciones en Coatepec y Xalapa. El próximo lunes en su conferencia el Fiscal General dará a conocer más detalles de la captura de las cinco personas.
 
Por razones de prudencia decidimos no publicar el comunicado, pero el Fiscal Winckler cumplió con su palabra y al iniciar la semana ofreció conferencia de prensa en la que dio detalles de este buen golpe dado a la delincuencia organizada de parte de la policía ministerial que demostró conocer lo que es el trabajo de inteligencia y la manera de enfrentar a peligrosos delincuentes. Por donde quiera que se le vea, que bueno que tenemos esos resultados, ojalá se multipliquen pues solo de esa manera, con hechos no prometiendo, se combate realmente la inseguridad. Lo cierto es que esto es algo muy difícil de que se produzca por el origen del Fiscal y los propósitos que lo mantienen al frente del cargo y la nula confianza que le tiene el gobierno de la Cuarta Transformación. Lástima.
 
REFLEXIÓN
 
Héctor Yunes Landa, diputado federal priista y ex candidato al gobierno de Veracruz, además de Senador de la República, impulsor de la candidatura de Adolfo Ramírez Arana a la dirigencia estatal del PRI y ser solicitante de un nuevo partido en el OPLE, se reúne a desayunar con Ricardo García Guzmán, considerado uno de los caciques del norte, para amarrar lo que se tenga que amarrar. Héctor Yunes es de los políticos más activos que tiene el PRI en este momento... El único.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes

  • 01/01/1970