Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La crisis del PAN

Por: Helí Herrera Hernández

15/04/2019

alcalorpolitico.com

[email protected]
twitter: HELÍHERRERA.es
 
Los resultados del primero de julio del año pasado hicieron que el partido Acción Nacional perdiera la brújula, a nivel nacional y local (Estado de Veracruz).
 
Nunca, como a partir de esa fecha, sufrió de orfandad, sin ningún capitán que tomara el timón y los condujera a ser la oposición que su militancia requería para enfrentar el amloismo.
 
Ni en 1976, en que tuvo la crisis más importante de su vida, que los condujo por primera vez en su historia a que se quedaron sin candidato a la Presidencia de la República, con la renuncia al mismo de dirigentes históricos como José Eugenio Ortiz Gallegos, Jesús González Schmal, Pablo Emilio Madero, José González Torres, José Ángel Conchello, Bernardo Bátiz. entre muchos otros que supieron liderar a Acción Nacional, haciéndolo competitivo y contestatario frente al gobierno de José López Portillo.
 
Hoy las cosas son distintas. Ni a nivel nacional ni en el Estado de Veracruz existen hombres y mujeres con la capacidad de enfrentar al gobierno y mucho menos resolver sus problemas internos, surgidos y aumentados a partir de la ausencia de una figura que genere unidad y liderazgo.
 
Quien debió ser el que encabezara la lucha ideológica y la batalla de las ideas contra Andrés Manuel López Obrador, desapareció por arte de magia del escenario político nacional. ¿Dónde está Ricardo Anaya?, un hombre que sin duda mostró capacidad, talento e inteligencia, que bajo su liderazgo Acción Nacional cosechó el mayor número de gubernaturas en el país.
 
¡Ni sus luces!
 
Hoy el PAN está pagando esa orfandad, y aquí mismo en Veracruz las cosas raras en ese instituto político se empiezan a observar en distintos escenarios. En el liderazgo estatal: el enfrentamiento de dos corrientes que no dan su brazo a torcer y que se ve reflejada en la reciente decisión del Tribunal Estatal Electoral, que decretó la nulidad de la elección, donde José Mancha se erigió como el dirigente estatal, y por el otro la que encabezan Joaquín Rosendo Guzmán Avilés y el diputado Enrique Cambranis. En la Legislatura del Estado en los votos que prominentes panistas les dan a las propuestas de MORENA.
 
Acción Nacional se descontroló. En Puebla no pudieron sacar a ningún militante, mujer u hombre, como candidato propio a la gubernatura y en Veracruz, a ojos vistos, apoyan acciones gubernamentales del Ejecutivo, militante de MORENA, Cuitláhuac García Jiménez.
 
La impugnación que el exdiputado Guzmán Avilés hizo al triunfo de Pepe Mancha mucho lleva de ese amasiato que en secreto tienen con MORENA, así como la sentencia que da el Tribunal Estatal Electoral al respecto, y si no, vea los votos que en el ¨Wincklergate” dieron a favor de la pretensión del Ejecutivo Estatal, Enrique Cambranis y la diputada de Huatusco Nora Lagunes Jáuregui, para correr al Fiscal del Estado.
 
Independientemente del rumbo jurídico que tomará la nueva impugnación que promueva José Mancha ante el Tribunal Federal Electoral, lo cierto es que Acción Nacional llegará dividido al proceso electoral de 2021, desunido y enfrentado, lo mismo que a nivel nacional, dejando así un campo fértil para que las otras fuerzas políticas puedan posicionarse de mejor manera.

Columnas recientes