Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Adiós a las esperanzas

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

08/05/2019

alcalorpolitico.com

“Todo lo que sube tiene que bajar”
Ley de la gravedad
 
Adiós a las esperanzas
 
Escritor y comentarista político de reconocido prestigio, Federico Reyes Heroles González Garza, hijo del último ideólogo del sistema que tuvimos, el tuxpeño Jesús Reyes Heroles, ha publicado sus trabajos en los medios más importantes de México, siempre generando polémica, siempre manejando argumentos irrebatibles, lo que le permite contar con un peso periodístico específico.
 
Reyes Heroles publicó ayer un interesante balance de lo que considera ha pasado en nuestro país a raíz de la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, evaluación muy interesante que refleja nuestra realidad y el futuro que nos espera con esta 4T.
 
El analista dice: “A su llegada, contó con un amplísimo voto de confianza. Se va a moderar, va a cambiar su discurso. Hacer campaña es una cosa; gobernar, otra. No es suicida, va a corregir. Está bien asesorado, pero debe guardar la fachada. Nada. Una tras otra, van cayendo. ¿Eran acaso esperanzas infundadas?
 
“La construcción lleva cinco meses consecutivos de decrecimiento. Eso, en términos técnicos, se llama recesión. El sector automotriz registra su peor caída en diez años. La inversión física del sector público cayó más de 13 por ciento. La cadena de consecuencias que ello traerá es de pronóstico reservado. El Banco Mundial, la CEPAL-ONU, el FMI, la OCDE, Hacienda, el Banco de México, el IMEF, analistas financieros y privados, corredurías y el CEESP ya perfilan el descenso del PIB, van del 1.7%, el más optimista, al 1%, el más pesimista. La inversión privada se retrae y, con ella, la creación de nuevos empleos. Sólo un 5% de los inversionistas consideran que es un buen momento para invertir. ¿Y el resto? El desempleo sube. Las Zonas Económicas Especiales, que ya traían inversiones sustanciosas, también canceladas. Pero nada hay de nuevas propuestas; rechazo grosero de los datos, negación de la realidad —invocación de castillos en aire, creceremos al 4%—, aparejada, como siempre, de una teoría conspirativa que todo lo explica y, claro, muchas denostaciones, como todos los días.
 
“Las realidades son tercas, la nómina federal sufre su peor caída en 23 años. Recortar lujos y excesos nada tiene que ver con despidos masivos e indiscriminados. La inversión en protección ambiental cayó 84%; en transporte, 78%; en seguridad, 35% y, en Salud, más del 19 por ciento. ¿Qué mejor inversión que salud, seguridad, medio ambiente? Incluso las joyas de la corona, el INE, el INAI, los institutos nacionales de salud pública; la Conabio, un orgullo nacional que goza del reconocimiento y admiración de muchos países, todos para abajo. Bueno, hasta al Sistema Cutzamala, del cual depende la vida cotidiana de varios millones, o el Meteorológico Nacional, están en crisis presupuestal. Y, claro, con un crecimiento desplomado en el primer trimestre (-0.2%), la recaudación también va para abajo.
 
“Pero la paradoja es que sí se quiere gastar y mucho. Se quiere gastar en un destino central llamado Pemex, pareciera que esa empresa —cuyas ineficiencias y corruptelas son de todos conocidas— es la justificación de cortar dineros públicos a diestra y siniestra. Pero resulta que esa discusión ya se dio en México y la conclusión fue que las deformaciones de Pemex —que fue orgullo de los mexicanos— provenían, en muy buena medida, de una perversa relación por ser una empresa ordeñada por el Estado y a la cual no se le exigían los estándares productivos de cualquier otra petrolera.
 
“Nada más la deuda de Pemex equivale al 9% del PIB. La forma de rescatar a Pemex no es inyectándole dinero fiscal, sino, al contrario, poniéndola a competir y reducir sus ineficiencias. Pero quitar dinero a los institutos nacionales de salud para invertirlo en Pemex es una aberración administrativa y una grave injusticia social. Y entonces Hacienda tiene que ponerse a hacer marometas financieras para cumplir con esa obsesión.
 
“Porque, además, gracias a la apertura y la competencia obligada, México dejó de ser un país petrolero y se convirtió en una potencia exportadora, todo ello en 36 años de coherencia en el proyecto económico. Hay muchos países desarrollados que carecen de petróleo y de empresa petrolera, pero que han dado certidumbre jurídica y política a los inversionistas de largo plazo, se han capitalizado —como venía haciéndolo México— logrando niveles de bienestar notables. Rescatar a Pemex es un fin loable, siempre y cuando ello no suponga un grave sacrificio social e institucional.
 
“El Presidente cuenta con personas sensatas a su alrededor. Pero tiene que revivir la esperanza de que escucha a la OCDE, a Urzúa, al Banxico, a Herrera, a los empresarios. Es una de las últimas esperanzas en el horizonte. A las demás hay que decirles adiós”.
 
Pecado presidencial
 
Si lo anterior no fuera suficiente para desencantar a los amloistas, hay que leer a Denise Dresser en el diario Reforma, quien explica en su columna los motivos de la caída de los niveles de aprobación de López Obrador. Cito textualmente los dos primeros párrafos, que considero muy ilustrativos: “Hay dos clases de personas: aquellos que no saben y aquellos que no saben pero creen que saben. El Presidente es de los segundos. Alguien que todos los días se burla de los técnicos, llama a la economía un ‘oficio’, desprecia el conocimiento, desdeña la ciencia, trivializa la experiencia y cree que siempre tiene la razón. Alguien que todos los días desoye a quienes le presentan datos duros, ningunea a quienes le advierten sobre las consecuencias de las posturas que toma, acalla a quienes intentan decirle que está cometiendo errores y muy graves.
 
“Con la forma en que recorta, gasta y redacta memorándums, López Obrador demuestra el talón de Aquiles del proyecto que quiere impulsar: su analfabetismo económico. El mayor peligro de la 4T y quien la lidera no es su ‘populismo’; es su ignorancia. Ignorancia sobre cómo funciona el Estado y cómo funcionan los mercados. Ignorancia sobre cómo se arma un presupuesto y las variables que intervienen en su elaboración y ejercicio. Ignorancia sobre el vínculo entre crecimiento y recaudación, certidumbre e inversión, regulación y competencia, competencia y productividad, política social e informalidad, monopolios y extracción de rentas, capitalismo de cuates y subdesempeño económico. El Presidente está intelectualmente atorado en los paradigmas del pasado. Habla y escribe y dicta documentos como si hubiera dejado de leer, informarse y educarse desde 1970. Defiende su visión de capitalismo estatal y discrecional como si esos modelos no hubieran producido crisis tras crisis debido a la politización y personalización de la política económica. Presume un Plan Nacional de Desarrollo inspirado en documentos de 1906”...
 
Después de leer las menciones aquí reproducidas, cualquier fanático diría, es la prensa “Fifí”, los dolidos porque perdieron y se les acabó el chayote, porque así, de esa manera tan frívola y banal, sin sentido, es como el señor Presidente defiende su proyecto.
 
Carta del COBAEV
 
Sobre los asuntos asquerosos de la corrupción en el COBAEV, que se han dado a conocer en estos días, un ex empleado a quien conocemos nos manda esta misiva:
 
“Como sabes bien soy un ex empleado de esta institución y se me hace injusto que a gente trabajadores la despidieran sin razón, son embargo a otras como Alejandra Ramzahuer Villa, por ser la esposa de Carlos Alberto Durante Sedas, ex tesorero de Américo Zúñiga, o del CDE del PRI, haya estado cobrando por más de cinco años, una cantidad superior a los ¡treinta mil pesos mensuales!, sin tener que trabajar, como aviadora, por ser amiga de la diputada Erika Ayala. Como esta hay muchas historias en el COBAEV que la señora Ayala Ríos no quiere reconocer pero conoce muy bien. Alejandra Ramzahuer pidió licencia sin goce de sueldo (aviaduría) por un año al ver venir el problema de los aviadores y por miedo a que la obliguen a regresar todo lo que cobro esos cinco años sin devengar”.
 
REFLEXIÓN
 
La verdad uno no sabe qué demonios pensar. Mientras aquí en Xalapa, en la barandilla de delegación de la Fiscalía General de la República, el Secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, en compañía del de Gobierno, Erick Cisneros, entregaban una demanda (la segunda) en contra del Fiscal Jorge Winckler Ortiz, éste se encontraba en reunión, en las instalaciones de la FGR en la ciudad de México, con el titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, platicando a toda leche sobre los casos que la Fiscalía del Estado le ha turnado a la FGR… Me canso ganso.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes