Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

El pronóstico se cumplió

Por: Helí Herrera Hernández

10/06/2019

alcalorpolitico.com

[email protected]
twitter: HELÍHERRERA.es
 
Lo escribí en mi artículo de la primera semana posterior al primero de julio de 2018, publicado en los distintos medios que desde hace muchos años lo editan: “MORENA se desinflará, no volverá a sacar los votos que obtuvo en cada una de los 2,457 municipios del país, y daba allí las explicaciones del porque sucedería ese pronóstico.
 
¡Y zas! Que se viene la primera elección posterior al triunfo de Andrés Manuel López Obrador y lo afirmado se confirma, no porque tenga una bola de cristal, sino porque aplica uno la dialéctica y ésta no falla: MORENA es el partido que más votos pierde de los siete que existen en el espectro político nacional.
 
En 2018, sumando los votos que obtuvo en los estados de Baja California, Durango, Aguascalientes, Tamaulipas, Quintana Roo y Puebla obtiene 4 millones 511 mil 536 votos, y el pasado dos de junio, en las mismas entidades, solo saca 1 millón 567 mil 028 sufragios, perdiendo en tan solo once meses 2 millones 944 mil 508 votos. Casi tres millones.
 
¡Pero es que MORENA le arrebató dos bastiones importantes al partido (de) Acción Nacional!, dirán muchos simpatizantes y miembros del partido color pantone y sí, pero en este caso y por más que suene increíble, Acción Nacional perdiendo gana, pues sube sus porcentajes de votación en los seis estados, inclusive en Puebla, donde con sus aliados PRD y Movimiento Ciudadano le arrebatan a MORENA la capital Puebla, las dos Cholulas y Atlixco, mientras el partido del presidente de la república va para atrás.
 
Veamos: En Tamaulipas el PAN arrasó en las elecciones para renovar el Congreso con 21 de los 22 distritos electorales. En ese estado MORENA cosecho el 28% de los votos, cuando en el 2018 logró el 48%. En Baja California el candidato morenista superó al panista de manera apabullante, por cerca de 27 puntos porcentuales, pero su partido paso de una aceptación de casi el 64% de los votos de los bajacalifornianos en el 2018, a 50% en la jornada del domingo.
 
En todos los estados bajó su porcentaje de aceptación con la ciudadanía. En Durango pasa del 44% en 2018 a 9%; en Aguascalientes, de 48 por ciento a 24%; en Quintana Roo de 67 por ciento a 35%, y en números totales, Acción Nacional obtiene en las seis entidades un millón 295 mil 236 sufragios, contra 1 millón 133 mil 189 de morena. 162,047 votos más que MORENA.
 
El PRI, salvo por Durango y Puebla, sigue en picada; en Baja California y Aguascalientes quedó prácticamente en el último lugar, lo que debe llamar a la reflexión no a sus dirigentes, que por lo que se observa no les importa ya el rumbo de ese instituto político, sino a sus bases, sobre qué van hacer con vista a las elecciones de 2021, porque de no reaccionar, como alguna vez lo escribí un tanto con ironía, lleva el riesgo de perder su registro a nivel nacional.
 
Esa misma reflexión va para los militantes del partido lopezobradorista, que siguen sin comprender primero, que no es lo mismo que vaya el tabasqueño en la boleta electoral a que no vaya; y segundo, que Andrés Manuel no cumplió las promesas realizadas en campaña y ha desencantado a millones de compatriotas de norte a sur y de este a oeste del país, que cuestionan con severidad al ejecutivo federal por no haber bajado el precio de los combustibles, por estar corriendo a miles de trabajadores, porque no regresó al Ejército y la Marina a sus cuarteles y los integró a la creación de la guardia nacional, por los recortes a la ciencia, por las estancias infantiles, por no vender el avión presidencial, por el nepotismo en sus gobiernos, porque siempre no crecerá la economía nacional a los porcentajes que prometió en campaña de entre 4 y 5%, y ahora no llegará ni siquiera al 2%, porque ya está decreciendo el consumo interno y eso generará más desempleo, entre muchos etcéteras.
 
En resumen y retomando el hilo de esta historia de la elección del pasado domingo dos de junio, afirmamos que el pronóstico se cumplió. MORENA se está desinflando y muy rápido; hubo dos partidos, de acuerdo a los resultados que subieron sus porcentajes de votaciones: PAN en primerísimo lugar y Movimiento Ciudadano; un partido que mantuvo su votación con respecto a la de 2018, el Partido del Trabajo, y tres partidos que siguen bajando su a aceptación con los mexicanos y pierden votos elección tras elección: el PRD en primer lugar, luego el PRI y posteriormente el Verde.
 
¿Qué sigue?
 
La elección de 2021 a nivel nacional de diputados federales, y en Veracruz también de Ayuntamientos y diputados locales y, vuelvo a reiterar: MORENA no obtendrá ni lejos, lo que ganó en 2018, con riesgo latente a ser oposición a nivel nacional y, ni que decir acá en Veracruz.

Columnas recientes