Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La carrera en el pico de Orizaba

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

19/06/2019

alcalorpolitico.com

*Oportunidad para promocionar
*Los partidos “neo millonarios”
*Que AMLO vivirá en el palacio
 
Fecha sobresaliente para tierras veracruzanas representarán los días 28, 29 y 30 del presente mes de junio, ante la programación de una carrera con reconocimiento y convocatoria internacional, que congregará a trail runners originarios de distintos puntos del mundo, corredores de prestigio internacional y de elevado rendimiento, incluyendo a participantes mexicanos originarios de la sierra Tarahumara, que se distinguen por su significativo rendimiento en esta compleja especialidad, tanto así que para el caso en referencia, la carrera se efectuará en áreas del Pico de Orizaba, con una distancia de 40 kilómetros, a una altura de 4 mil 500 metros sobre el nivel del mar, precisamente en los entornos elevados donde se encuentra el afamado y enorme telescopio, calificado como el ubicado a mayor altura en todo el mundo.
 
La carrera en cuestión es paralelamente a la práctica del deporte extremo en referencia, una singular oportunidad para que el gobierno del estado de los jarochos, difunda y promocione a nivel nacional e internacional, los atractivos turísticos veracruzanos, lo que podría ser calificado como el valor agregado más importante en lo relativo a esta prestigiada competencia.
 
Ni duda cabe, ya es tiempo que retornen las buenas noticias a tierras veracruzanas, ésta competencia es una de ellas, que es preciso aprovechar en todos sus ángulos y matices, para sembrar confianza en el marco nacional e internacional y originar que el turismo resurja y se fortalezca en tierras veracruzanas.
 
Por su parte, los alcaldes en los municipios que conforman los distritos de Orizaba, Ciudad Mendoza y Córdoba, deben buscar la forma de crear ante los visitantes y, en el marco de los escenarios en referencia, las formas apropiadas para promocionar a la región, no sólo desde el punto de vista turístico, sino de la misma forma en lo referente al marco empresarial, tratando de despertar interés para que se generen nuevas empresas en la zona y mayores fuentes de trabajo... Ya veremos si tenemos la capacidad para aprovechar apropiadamente la oportunidad que se nos presenta.
 
LO QUE SE LEE
 
Jorge Álvarez Máynez, escribe el siguiente texto en los ámbitos “twiteros”: “Morena arrasó en la elección presidencial del 2018. Ese año recibió $415 millones de pesos de financiamiento público... ¿Qué mejor prueba que no se necesita más?”.
 
Y debemos considerar no se encuentra un solo argumento para que un partido reciba más dinero que eso… pero ahora resulta que éste año Morena estará recibiendo 1500 millones, lo que obliga a cuestionar: ¿Cómo califican la opinión de Álvarez Máynez?...
 
Y el cuestionamiento primero sería si cuadran o no se ajustan las millonarias cifras que ahora se pretenden otorgar, en los espacios o criterios de austeridad que, reiterativamente, se externan en los ámbitos del sector público y en el marco del colectivo social, escenarios donde se advierten claros efectos negativos por la débil economía que mantiene, de un hilo, el desarrollo integral del país...
 
Sobre el delicado tema y en el mismo marco, ya varios analistas destacan que la actual ola reformista que se pretende aplicar al Instituto Nacional Electoral, que está encaminada a disminuir “al máximo posible” los recursos públicos de que dispone, mejor se debería de aplicar a los partidos políticos, los cuales en conjunto son subsidiados por miles de millones pesos que, al final del día, “no representan ninguna utilidad para la sociedad mexicana” y sí un demérito para los programas destinados al desarrollo social.
 
LO QUE SE VE
 
Que efectivamente, tal como ya se veía venir, el presidente norteamericano Míster Donald Trump, en el acto de lanzamiento formal de su campaña para lograr la reelección presidencial, destacó con bombos y platillos el sentirse “muy orgulloso” por la construcción del “muro fronterizo” al tiempo de referir los graves problemas que para el pueblo norteamericano constituyen las caravanas de migrantes ilegales que pretenden vivir por siempre en tierras estadunidenses.
 
Queda claro con el discurso del señor Donald Trump que la campaña antimigrantes, que por sus efectos “represivos” siembra preocupación en tierras mexicanas, constituye un claro reflejo que tales escenarios se estimulan en la Casa Blanca, con la intención que los efectos colaterales y directos impacten favorablemente en la campaña electoral, en la que se busca la reelección del actual presidente de Estados Unidos.
 
Así las cosas, mucho nos falta por recorrer para que el tema migratorio siga latente y desgastando la imagen de México y de Latinoamérica en lo general.
 
LO QUE SE OYE
 
Que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está adaptando un área de las oficinas presidenciales al interior del Palacio Nacional, para destinarla a su área privada para vivir en esos ámbitos cuando así lo considere apropiado.
 
Los comentarios difundidos al respecto, hacen pesar que el presidente podría “pernoctar” de manera recurrente en los entornos de sus oficinas oficiales, obviamente al interior del Palacio Nacional.
 
El hecho, por más que se le quieran agregar interpretaciones negativas en diversos sentidos, sin dejar de representar un escenario singularmente polémico, no debería levantar la factible determinación “mayor polvareda” que lo encuadrado en lo anecdótico, dado que muchos son los funcionarios como gobernadores e incluso alcaldes, que disponen en los entornos de sus oficinas oficiales áreas para reposar e incluso para dormir.
 
Así las cosas, el que el actual Presidente Mexicano pudiera dormir una o varias noches al interior del Palacio Nacional, no debería ser interpretado en sentido crítico, en tanto que, al final del día, ello no tiene en realidad la menor relevancia, constituyendo unas cuestiones de los largamente referidos estilos personales de gobernar e incluso de transitar por la vida… Ni de más, ni de menos.
 
[email protected]

Columnas recientes