Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

federal y guardián

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

04/07/2019

alcalorpolitico.com

*Fallas en las redes
*De Trump a México
*AMLO el beisbolero
 
Cierto es que un policía federal y un soldado integrante del Ejército nacional refieren orígenes, formaciones, finalidades y experiencias distintas...
 
También es verdad que si los integrantes de la Policía Militar pasarían (como algunos suponen) a formar parte de la Guardia Nacional, resultaba obligado un proceso de orientación oportuno y apropiado, tanto para que los mandos policiacos y militares, como los propios integrantes de los muy distintos sectores, identificaran con claridad los nuevos planteamientos que, para abatir los elevados índices delictivos en todo el país, requerían de la suma de esfuerzos, de voluntades y de acciones de esos dos sectores, con la idea de recuperar la tranquilidad que todos los mexicanos reclaman, desde tiempo atrás.
 
La “aparente rebelión” que ayer tomó las vertientes de manifestaciones en pleno desacuerdos por parte de integrantes de la Policía Federal, por las aparentes acciones emprendidas por el Gobierno de la República, no del todo confirmadas, para que dicha corporación se integre de manera clara y formal a la Guardia Nacional con todos los efectos que ello conlleva, debió de haberse previsto por las estructuras de mando tanto de los unos como de los otros, incluyendo obviamente a los mandos superiores que, incuestionablemente, no dejan de raspar en éste caso a las oficinas presidenciales.
 
Es indudable que las facultades superiores para “hacer y deshacer” tanto en ámbitos militares como en rangos de la administración federal, incluyendo el renglón de seguridad, se encuentran depositadas en la Presidencia del país, cabecera constitucional de las dos instituciones en referencia: Ejército Nacional y Policía Federal, luego entonces, el “mando superior” de la milicia y de los federales incuestionablemente lo detenta el Presidente de la República, depositario de todas las facultades para ordenar, con apego a las leyes vigentes, lo que considere conveniente para recuperar los niveles de seguridad en el territorio nacional.
 
También es preciso referir que es demanda y exigencia del pueblo de México, externada por todas las vías de comunicación a la Presidencia del país, que se apliquen “con inmediatez” las acciones que sean necesarias, con la finalidad de frenar la violencia y restablecer la tranquilidad en todos los municipios del territorio nacional.
 
Tales escenarios (se pueden afirmar sin titubear) constituyen por el momento ya no sólo una exigencia, sino un reclamo con tonalidades airadas de la ciudadanía, panorama que deberá ser entendido por todos los ámbitos de la colectividad, en el cual incuestionablemente se encuadra el conflicto que hoy se genera al interior de la Policía Federal, en donde se expone que ellos son ajenos al rango militar, hecho que de alguna forma se contrapone al espíritu militar que priva en la Guardia Nacional.
 
Habrá que replantear las medidas con seriedad y responsabilidad al interior de la Policía Federal, tal como ya se está aplicando desde ayer, para no vulnerar sus derechos laborales y, que las formas y estilos de operación en el marco de Guardia Nacional y la Policía Federal se logren conjugar para, nuevamente en nuestro país, “deshacer el nudo sin romper la cuerda”, ello con la celeridad requerida porque así lo reclama el pueblo de México, agobiado por los espantosos niveles delictivos…
 
También sobre el tema de la Guardia Nacional, tanto al interior como hacia el exterior, debe tenerse claro que su actividad habrá de resultar singularmente efectiva, digamos que “del tamaño” de los reclamos de tranquilidad y paz que demanda la colectividad, escenario significativamente preñado de complejidades... Ya veremos.
 
LO QUE SE LEE
 
Y... ¿Cómo podríamos calificar los mexicanos los recientes apuntes del presidente de Estados Unidos, el señor Donald Trump?... Cuando refiere en las redes de Internet, que México está haciendo un mejor trabajo en el tema de migrantes, que el efectuado por la migra estadunidense en la frontera norteamericana... agregando al final de su mensaje “Gracias México”.
 
El cuestionamiento es si tales líneas pudieran representar una tendencia hacia la distensión entre el Gobierno de Norteamérica y el de México, o si simplemente es un apunte coloquial que no debe originar fanfarrias en tierras de los mexicas.
 
Más valdría, como se dice en nuestro país, evitar el echar las campanas al vuelo, porque mientras en suelos estadunidenses las políticas agresivas contra la migración originen dividendos electorales, México podría persistir como blanco de agresiones y no sólo verbales... Ahí la dejamos.
 
LO QUE SE VE
 
Ayer circuló en medios de comunicación una filmación donde se aprecia al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en un campo de beisbol y sobre la segunda almohadilla, “recibiendo rolas para luego lanzarlas al guante del primera base”, al tiempo de expresar algunas normas que debe observar el jugador de primera base para cumplir correctamente con su objetivo...
 
La referencia confirma que la elevada responsabilidad presidencial, no obliga a quien la porta el abandonar espacios para el deporte y el esparcimiento, que constituyen parte de los hábitos de quien detenta la mayor responsabilidad de nuestro país.
 
LO QUE SE OYE
 
Que pese a las notorias fallas que el día de ayer se registraron en las redes de internet , mismas que según reportan afectaron a los usuarios de Estados Unidos, México, Brasil, Irlanda, Reino Unido, Alemania, Perú, hasta el momento de escribir éstas líneas, no se conocían detalles precisos de los orígenes de dichas fallas, la cual incuestionablemente refiere los serios problemas que se generan en todos los ámbitos de la sociedad, cuando las redes de Internet registran fallas como las reportadas el día de ayer… Ahí la dejamos.
 
Alfredo.rí[email protected]

Columnas recientes