Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La oportunidad se llama Hacienda...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

10/07/2019

alcalorpolitico.com

El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, expuso [qué oportuno] “…que Urzúa no se adaptó a la Cuarta Transformación y mantenía una visión neoliberal en el manejo de las finanzas públicas…”
 
 
1.- Si el paso del tiempo destruye, es cierto que también construye, y más. Los males no duran para siempre. Acaban también.
 
Quizá por eso ayer, en el curso de la mañana, el licenciado Carlos Urzúa hizo pública su renuncia a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dejando bien claro y puntual el motivo que lo llevó a hacerlo.
 
No usó el lenguaje abusivo de quien tiene poder; no fue irrespetuoso con quien lo llevó a ese cargo. Pero lo cierto es que cuando te dan el volante, eres el responsable del buen manejo del vehículo.
 
Si te duermes puedes chocar o irte al desbarrancadero, y si vas solo, poco importa. Pero si en él llevas pasajeros, puedes matarlos. Y si alguna mano te jala el volante, ya no podrás manejar. Y dejarás de hacerlo si eres sensato.
 
Y así sucedió con don Carlos.
 
Y en un texto de Twitter, respetuoso, “agradeció al presidente Andrés Manuel López Obrador por haberle dado la oportunidad de servirle a México durante el primer año de su administración”.
 
Pero dijo más: “discrepancias en materia económica hubo muchas. Algunas de ellas porque en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”.
 
“Toda política económica debe de realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos los efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o de izquierda”.
 
Afirmó Urzúa que en su gestión “las convicciones anteriores no encontraron eco”.
 
Me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual gobierno con un patente conflicto de interés”.
 
Arturo Herrera Gutiérrez, quien le pegó en la línea de flotación, será su relevo, y a quien por cierto, se le recuerda por las enmendaduras de plana, públicas, que le ha hecho el Presidente de la república.
 
Ya se verá si es lo mismo “grillar” que trabajar.
 
Pero por vía de mientras, la Cámara de Diputados tendrá que ratificar el nombramiento de Arturo Herrera Rodríguez como secretario de Hacienda, en un periodo extraordinario de sesiones.
 
Por cierto, Morena informó que “a la brevedad” propondrá que se cite a un extraordinario, mientras diputados federales de PRI, PAN y MC abundaron, según sus posiciones, que antes de su ratificación, Herrera deberá ser citado a comparecer ante las comisiones de Hacienda y de Presupuesto.
 
Aquí se recuerda que el doctor Herrera fue ratificado como subsecretario de Hacienda, en una sesión diferente en la cual el pleno también avaló la designación de Carlos Urzúa Macías, en diciembre del año pasado.
 
La ratificación en el extraordinario se hará para cumplir la facultad exclusiva de la Cámara, definida en el artículo 74 constitucional, de "ratificar el nombramiento que el presidente de la República haga del secretario del ramo en materia de Hacienda... así como de los demás empleados superiores de Hacienda".
 
El diputado Enrique Ochoa Reza (PRI) dijo que, en el extraordinario, todos los grupos parlamentarios harán “un ejercicio parlamentario y, en su caso, la ratificación” de Arturo Herrera.
 
2.- Durante los años en que despachó como gobernador del Estado Javier Duarte de Ochoa, “en vivo” sólo una vez le dije algunas palabras: Le solicito concederme una audiencia para tratarle un asunto personal.
 
Por contestación, llamó a un ayudante y le dijo que me agendara una fecha. Le di las gracias.
 
Jamás hubo esa fecha y menos una audiencia.
 
Hoy, quien fue gobernador de Veracruz, reanima su lícito afán de andar en libertad y acude a todas las piedras que puedan darle esa felicidad.
 
Pero las piedras que tiras al tejado, pueden regresarse y si te confías, darte en la cabeza.
 
Pero cada quien su lucha.
 
3.- Ocho meses es poco tiempo para cansarse, pero es mucho para saberse útil o estorbante, y al buen entendedor, pocas palabras.
 
Quizá por esa razón la carretera de Laguna Verde [que no de Cardel] a Nautla [o a la comunidad Arroyo Zarco, congregación de Cementeras, municipio de San Rafael] quizá no se concluya ni en este ni en muchos años.
 
La inició Vicente Fox; la paró Felipe Calderón; la firmó como compromiso Peña Nieto, y no se columbra que la concluya Andrés Manuel López Obrador, actual presidente de la república.
 
P.D.- Unos días fuera de circulación no hacen daño. Te ayudan a descansar y a reandar el camino despejado.

Columnas recientes