Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los enemigos de AMLO están dentro

Por: Luciano Blanco González

12/07/2019

alcalorpolitico.com

Históricamente la democracia mexicana se caracterizó por contener, entre otros de sus valores fundamentales, la no reelección, como consecuencia de las fatales dictaduras que por años implantaron dictadores de la catadura del General Antonio López de Santa Ana y el General Porfirio Díaz, a quien se sumó en un fallido intento por imitarlos el General Álvaro Obregón, quien por su obstinada y enfermiza idea de volver a ocupar la silla presidencial fue asesinado, precisamente por no ser congruente con el principio maderista de 'No Reelección'.
 
Los teóricos modernos creen que hacen un gran servicio a la sociedad modificando las reglas básicas de la democracia y, para justificar su insaciable ambición de poder, han legalizado las normas para convertirlas en permisivas y romper el viejo tabú de la no reelección, con la oculta intención de enquistar eternamente y por siempre, a sus camarillas familiares y de amigos incondicionales, que estarán en las cámaras sumisamente formalizando sus ocurrencias, por ello tenemos ya la reelección de senadores, diputados y ediles en los ayuntamientos.
 
El sabio mandato del sufragio efectivo se enmarca en el principio de que un ciudadano es electo por un tiempo determinado y debe de concluir la totalidad del mandato por el periodo para el que fue electo en respeto a la voluntad soberana del pueblo.
 
La ampliación de mandato (prórroga) ha sido una aberrante práctica, que ha arraigado sobre todo en los sindicatos y que ha permitido a los líderes una permanencia en el poder, que mucho ha lastimado la causa de los trabajadores, aunque en algunos casos ha sido esa fuerza lo que les ha permitido a ellos mismos una serie de conquistas, a un costo muy elevado de su propia dignidad al imponer por la fuerza de los caciques, obreros, el silencio y la resignación que acota la inconformidad y la protesta, siendo motivo de luchas a veces violentas y sangrientas.
 
Por eso extraña que Morena, un movimiento político que pretende sanear todas las estructuras de poder con profundos fundamentos históricos, quiera imponer, junto con las fuerzas locales, al presidente López Obrador la absurda y aberrante idea de ampliación de mandato en el caso específico de Baja California, en que su Congreso, pateando la historia y la constitución, pretende modificar el periodo constitucional para el que fue electo el Gobernador de aquel estado de 2 a 5 años, aun cuando no ha tomado posesión.
 
Esta bastarda intentona, avalada por el panismo local, nos dibuja de cuerpo entero lo que los enemigos del presidente pronostican para el 2024, año en el que supuestamente con el control de la cámara de senadores y de diputados, así como la mayoría de gobernadores de los estados, promovería una reforma que le permitiría continuar en el poder ejecutivo de manera indefinida.
 
Están equivocados los adversarios del presidente, Andrés Manuel es un hombre con una sensible vocación democrática, que no miente y ha dicho reiteradamente que él no se reelegirá, él no es un hombre ambicioso, no lo confundan, no es igual a todos los presidentes que hemos tenido, está entregado a México sin ningún interés. Él quiere la paz y el bienestar de todos los mexicanos, principalmente para todos los pobres, a quien se esmera por crearles fuentes de empleo para que vivan mejor.
 
Cuánto daño le están haciendo al Presidente su partido y sus colaboradores, estos últimos olvidan que los mexicanos no eligieron ni a Carlos Urzúa, ni a Josefa González Blanco, ni a Germán Martínez, ni a Juan de los palotes, el pueblo eligió a Andrés Manuel López Obrador, y él es quien marca la pauta y dice quiénes y cómo se van a hacer las cosas, y así lo deben de entender cuando aceptan colaborar con el Presidente e ir con él para la realización de un programa de gobierno, sea cual sea y en efecto parece que ellos quisieran realizar su propio proyecto que, por lo que se ve, es o son diferentes al del señor Presidente.
 
Quien vea una crisis política en estos sorpresivos movimientos por las deserciones de funcionarios de alto nivel, está equivocado, por el contrario, la cuarta transformación se fortalece y solo pone nerviosos a quienes ya tenían enfilados negocios o perspectivas laborales a corto plazo. Los nuevos cuadros que ascienden le garantizan al Presidente congruencia con su estilo y forma de trabajo, en cierto modo se sacude de aquellos de quienes se tenía que andar cuidando y obstaculizaban con sus juicios y acciones la marcha presidencial.
 
No entendieron que es austeridad, como no lo entienden aún varios funcionarios que se cierran a la gestión y a la atención pública y en general de la sociedad, la austeridad en el gasto y el ahorro administrativo deben de ser complementados con buen trato, amabilidad, mucho respeto y claridad en el destino que se da al ahorro, hasta ahora nuestro presidente se empeña en informar de los miles de millones que se han ahorrado, y nos hace pensar que debe de tener guardados en las arcas enormes caudales de riqueza ya que explica que son miles de millones que ha salvado de la corrupción, pero no sabemos en dónde están y llegará el día en que concluyamos que esos anuncios son meramente ficción.
 
Sus colaboradores se enfermaron de austeridad hasta en la mente, no saludan, no hablan, no sonríen, como que están contagiados de un fuerte repelente que los impulsa a rechazar toda colaboración u opinión que no parta de sus propias filas, funcionan como frías maquinas dedicadas a realizar censos, a imprimir tarjetas y a dispersar con los fríos plásticos los recursos del erario, seguros que con ello devengan el salario que reciben. Escasea en aquellas filas el trato humano, cálido y abrigador, lo que sobra es el adoctrinamiento agresivo para fomentar desprecio y odio enfermizo hacia todos los demás, a los que trabajan, a los que estudian, a los que se preparan.
 
Ahora los viejos se podrán llamar estúpidos por trabajar como burros y ahorrar para tener una vejez digna, ¿para qué ahorrar si el gobierno me va a mantener cuando llegue a viejo? Son los tiempos en que habrá que acomodarse en algún nicho en el que nos llueva el dinero oficial, López Obrador no permitirá que nadie caiga en la miseria, ni se muera de hambre. Y en estricto análisis habrá que reconocer que tiene razón, este es el verdadero desarrollo social en cuanto implica el bienestar para todos, no para unos cuantos, lo que no excluye que unos cuantos acumulen abundante riqueza por sus habilidades y recursos.
 
Qué bueno que estas rémoras del liberalismo rapaz se fueron a tiempo, pues sus denuncias y descalificaciones los ubicarían en el tiempo con el signo de la traición, similar a la que está sufriendo el presidente Enrique Peña Nieto, que ahora es el más asediado por los corruptos que ayer fueron sus consentidos y ahora están del lado de los infieles, en primera fila el abogado de Emilio Lozoya promoviendo la comparecencia de Peña, se le suma el licenciado Juan Collado, que lo señala, junto con Salinas de Gortari, como los verdaderos dueños de la Caja Libertad, en donde se lavaba dinero y se realizaban operaciones con recursos de procedencia ilícita y ahora al parecer hasta el exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, alza su voz para denunciar corruptelas y abusos de aquél, así son de ingratos los colaboradores y amigos que se inflaron de riquezas para su provecho. Turbia amistad que ahora es pan agrio que hay que vomitar.
 
Finalmente, habrá que anotar que Andrés Manuel no tiene enemigos fuertes enfrente, los tiene en casa, ahí está Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública y Seguridad Ciudadana, que no ha dado resultados positivos en materia de seguridad y aún no ha podido resolver el problema de la Policía Federal, ante quien compareció en tono agresivo a decirle a los interesados, en síntesis, o lo toman o lo dejan, no inspirando ninguna confianza en los trabajadores de la seguridad.
 
Olvidó Durazo que él es subordinado de un hombre profundamente humanista, de un líder social, que defiende y respeta los derechos de los trabajadores y que sería incapaz de violar los derechos humanos, y menos consentiría que se les tratara mal, él debió de haber bajado directamente a darles la bienvenida a la corporación, garantizarles trato igualitario y digno y todo el respeto a sus derechos laborales, su desafortunada intervención solo provocó desconfianza y rechazo, aunado a esto, a los federales les faltó altura en las circunstancias, quizá esa altura depredadora de los maestros de la CNTE. Para acabarla de regar, los zapatistas, sus tiernos y cariñosos aliados de ayer, están dispuestos a guerrear en contra del Tren Maya para salvaguardar la naturaleza y sus ricos dones ecológicos, cuando su comandante dice “Primero los Huesos” que colaborar, quiere decir primero muertos que colaborar en la destrucción de la selva y de nuestro entorno.
 
Lo bueno para el deporte nacional y serena las preocupaciones de los deportistas es la declaración espontánea y sincera de Ana Guevara, cuando dijo en su comparecencia legislativa que a ella nadie le regaló nada y que para llegar a donde está se “chingó el lomo”, lo malo es que ese gran esfuerzo no resuelve la crisis por la que atraviesa el deporte nacional.
 
Lo altamente positivo es que, a la salida de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Josefa González Blanco, se aprobaron los estudios de impacto ambiental para la construcción de la refinería de Dos Bocas a lo que se oponía, con la marcha de Germán Martínez se aprobó la continuidad del programa de Bienestar Familiar, con lo que seguirán las clínicas rurales del IMSS y con la partida de Urzúa de inmediato se sumaron los industriales y empresarios más prominentes del país, con lo que se asegura el inicio de las grandes inversiones que fortalecerán las economías del país, lo que nos asegura que ahora la cuarta transformación en una sola línea bajo la dirección única de López obrador, lograremos llegar más rápido y de mejor manera a la meta trazada.- Por el bien de la causa.
 
[email protected]

Columnas recientes