Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Oposición en el gobierno

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

09/08/2019

alcalorpolitico.com

“Estoy siendo linchada por los medios
y está en riesgo mi integridad”

Rosario Robles
 
Oposición en el gobierno
 
Algo que no entienden los militantes de Morena que hoy ocupan cargos dentro del gobierno estatal es que no son la oposición en el poder, son el poder. La actitud que asumen ante los ciudadanos que acuden a las oficinas a hacer trámites rutinarios no corresponde a la de un servidor público consciente de que los usuarios de los servicios públicos son personas que tienen la necesidad de tramitar documentos para poder realizar sus actividades, sean comerciales, de construcción o ampliación de inmuebles, para abrir un nuevo negocio o para lo que sea, pero sin esos trámites no pueden continuar su actividad empresarial.
 
Los servidores públicos, los de abajo, siguen instalados en la mecánica de ser los adalides de la justicia, los mejores combatientes contra los actos de corrupción, los enemigos puros y castos de las malas mañas, los que con su granito de arena ayudarán al presidente López Obrador a cambiar este país de la noche a la mañana, por eso tienen que ser malencarados, enérgicos hasta los límites del exceso y exigentes con los ciudadanos, porque ¡Nunca más un acto de corrupción… alto a la impunidad!
 
Para ellos, todos, absolutamente todos los veracruzanos que van a las ventanillas de atención pública, son personas acostumbradas a repartir sobornos a cambio de conseguir documentos chuecos con los que se hacen una y mil tranzas, lo que los nuevos funcionarios, los morenos, jamás permitirán: ni un acto más de estos, se acabaron las cochinadas, con ellos habrá orden y todos tendrán que caminar derechitos. Se acabaron las suplicas para agilizar un trámite “echándole un poco de aceite a la máquina” para que se simplifique el asunto; nada de meter el billetito entre los documentos que se entregan en un folder; menos la llamada telefónica para ponerse de acuerdo sobre de a cómo tiene que ser la mordida.
 
¡Ni madres, este es otro país!
 
El problema es que la honradez no riñe, en nada, con la buena disposición, con el buen trato y con la conciencia que se debe tener de ser servidor público pagado por el ciudadano, no con dinero ni de su partido y menos de la bolsa de AMLO o de Cuitláhuac.
 
Insistimos, ya no son oposición, ya son gobierno y, como tales, tienen obligaciones que cumplir y con la ley en la mano, si así lo desean, atender con la mayor eficiencia y educación a sus paisanos porque ese sería un cambio importante: honradez, eficiencia y educación, pero eso de que vean moros con tranchete en cada uno de los usuarios y les den trato de enemigos, de plano está muy mal, quedan mal y hacen quedar mal a sus jefes y al movimiento político al que pertenecen.
 
No son dueños del gobierno, son servidores públicos contratados y pagados por nosotros, y nadie les garantiza que estarán más allá de que termine el actual gobierno.
 
Vine a dar la cara, lo demás se le quedó a Ahumada: RRB
 
La extitular de Sedesol y Sedatu, Rosario Robles, se presentó ayer jueves en el Reclusorio Sur para comparecer en la audiencia inicial que solicitó la Fiscalía General de la República para imputarle el delito de ejercicio indebido del servicio público.
 
Acompañada por su hija Mariana Moguel, sus hermanas y su exdirectora de Comunicación Social en Sedesol, Rocío Bolaños, Robles aseguró que asistió a la audiencia “para dar la cara” y defendió su inocencia frente a los medios de comunicación que solo van a cubrir la nota, no son jueces ni ministerios públicos para declarar inocente al mejor chamorro que la izquierda tuvo en tiempos de Cuauhtémoc Cárdenas.
 
Durante su llegada al Reclusorio Sur, fue recibida con gritos de corrupta por dos ex trabajadores de la Ruta 100, mientras era seguida por un tumulto de medios de comunicación… De inmediato se metió a los juzgados y a soltar la sopa sobre la “Estafa maestra”.
 
Andrea Yunes acusa: irresponsables
 
La falta del servicio de hemodiálisis por parte de la Secretaría de Salud en los principales hospitales del estado no es una “cuestión administrativa”, como sugiere su titular, sino un acto de absoluta irresponsabilidad y negligencia que podría derivar en el fallecimiento de pacientes, acusó la diputada Andrea Yunes Yunes, Presidenta de la Comisión de Salud del Congreso local.
 
Afirmó que la declaración hecha por el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, para justificar que desde hace 15 días no se preste el servicio, es una muestra más de que la institución está sumida en un verdadero caos por su incapacidad y arrogancia. “Puede intentar engañar a la población, pero los médicos sabemos que dos semanas es un tiempo muy largo para que los pacientes puedan tener acceso a este tratamiento”.
 
“El problema es muy grave, aunque el Secretario lo minimice. Según me han informado, hay más de 100 pacientes que no han recibido la atención adecuada; ellos están en los hospitales Regional de Veracruz, en el Nachón de Xalapa y en los de Poza Rica, Tierra Blanca y Río Blanco. A nivel estatal podrían ser más de 400 los pacientes afectados y el Secretario dice que no hay de qué preocuparse”, lamentó la legisladora.
 
Dijo que se siguen privilegiando los negocios a costa de la salud de los veracruzanos. “Decidieron cambiar de empresa pero no prepararon la transición. Ahora resulta que el gobierno está al servicio del nuevo proveedor para que los pacientes se atiendan fuera de los hospitales y no ahí mismo como marca el protocolo; los pacientes graves no tienen acceso al servicio porque no se han instalado los nuevos equipos”, explicó la legisladora.
 
Recordó también que la Secretaría de Salud asignó un contrato por más de 100 millones de pesos a la empresa GIFYT S.A. de C.V., filial de Esterinova de Puebla, la misma que fue señalada por realizar actos de corrupción, conflicto de interés y presentar documentación falsa durante el tiempo que también prestó sus servicios al IMSS y a la propia Secretaría de Salud. De hecho, agregó, “tengo conocimiento de que ya se presentaron las primeras denuncias ante las secretarías de Salud y de la Función Pública federales, así como ante el Consejo de Salubridad General, en contra de la dependencia, por el incumplimiento en la prestación del servicio integral de hemodiálisis para los hospitales pertenecientes a los servicios de salud de Veracruz”.
 
Winckler, es el quinto
 
No podía ser de otra manera, la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Jorge Winckler Ortiz, es de las peor evaluadas del país; tan solo su nivel de confianza es de -5 por ciento, ubicándose por debajo del promedio nacional (-7.8%), resultado nada alentador pues revela que, además de la desconfianza ciudadana, no está realizando su trabajo como debería, lo que se traduce en total impunidad.
 
Así lo revelan datos proporcionados en el documento “Hallazgos 2018. Seguimiento y evaluación del sistema de justicia penal en México”, publicado por México Evalúa, centro de investigación y monitoreo de la operación gubernamental.
 
En él se detalla que la desconfianza a las autoridades representa el 16.5 por ciento de las causas por las que delitos no fueron denunciados o investigados, superado por el de pérdida de tiempo que representa un 34 por ciento.
 
En cuanto a las investigaciones iniciadas durante 2018, nuevamente la Fiscalía General de Veracruz fue muy mal evaluada, al estar entre los 21 estados cuyas investigaciones determinadas (en más del 50 por ciento) se hicieron a través de “archivo temporal”, lo que significa que se guardaron en el escritorio del Ministerio Público quedando detenida cualquier actividad investigadora, por lo que en realidad no fueron resueltas.
 
Asimismo, la FGE veracruzana se encuentra por debajo de la media nacional (3.9) en cuanto a porcentaje de asuntos que fueron vinculados a proceso durante ese mismo año, al tener como calificativo un pobre 1.4 por ciento, lo que quiere decir que la mayoría de las investigaciones que se realizan o lleva acabo no son judicializadas… De esta manera, Jorge Winckler Ortíz cumple, pero con su patrón Yunes, al hacer todo lo que está de su parte para entorpecer el trabajo del gobierno que encabeza el morenista Cuitláhuac García Jiménez.
 
REFLEXIÓN
 
Nuestro más sentido pésame al abogado y político Felipe Amadeo Flores Espinosa, y a toda su familia, por el sensible deceso de su señora madre, doña Ángeles Espinosa viuda de Flores. Dios la tenga en su gloria.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes